La isla de plástico

13 / 07 / 2011 10:32 Lucía Rey
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

El proyecto Kaisei, de lucha contra la acumulación de desechos marinos en el Pacífico, ya ha iniciado su tercera expedición.

No hay palmeras, tampoco arena de playa. Ni rastro de turistas con sombrillas ni de exóticos animales descansando sobre las copas de los árboles. Lo único que la asemeja a una isla de verdad es que se encuentra rodeada de las aguas del océano. La Isla del plástico existe y está ubicada en el giro oceánico del Pacífico Norte. También llamada Vórtice de plástico, es un gran vertedero de basura oceánica de plásticos acumulados. Por esta razón, el proyecto Kaisei lucha desde marzo de 2009 para concienciar sobre la existencia de desechos marinos, su impacto sobre el medio ambiente y la búsqueda de soluciones dirigidas a su prevención y limpieza.

 

Kaisei significa “planeta oceánico” en japonés y también da nombre al barco de la organización, que ya ha dirigido dos importantes expediciones para estudiar los métodos de recolección de desechos más eficientes y económicos. El Vórtice de plástico es una gran concentración de basura oceánica que han formado las corrientes. La gran masa no cuenta con barreras físicas definidas y, debido al continuo acumulamiento y movimiento de las aguas oceánicas, su tamaño va variando según la temporada y su localización. Se compone de grandes pedazos de plástico y otros desechos, así como de elevadas cantidades de partículas de plástico suspendidas en el aire.

A esta isla de basura, situada a unas 1.000 millas de la costa de California, también se la conoce como el octavo continente, y es de similar tamaño a Francia o Alemania. Además, no deja de crecer.

Objetivos fundamentales.

En la actualidad no hay propuestas firmes sobre cómo solucionar el problema. El proyecto Kaisei está ya testando las tecnologías existentes para descubrir si los desechos acumulados pueden ser purificados y procesados para convertirse en combustible. Los objetivos prioritarios del proyecto incluyen aumentar el conocimiento general sobre esta problemática ambiental, concienciar sobre la necesidad de restaurar el bienestar marino y pesquero, informar sobre la situación en la zona y realizar un llamamiento a la participación dirigido tanto al sector privado como a la sociedad. De hecho, el pasado 30 de junio se proyectó la película Océanos en los cines Kinépolis de Madrid y los beneficios fueron donados en su integridad al proyecto Kaisei.

Las medidas descritas anteriormente son de vital importancia, ya que los desechos están acabando con todo tipo de vida marina al quedar atrapada en la maraña de basura o incorporar tóxicos a la alimentación que pueden acabar en la cadena alimenticia humana, por el consumo de pescado, y pueden generar efectos negativos sobre la salud. Por otra parte, la expansión de especies invasivas es otra de las inquietudes que han surgido con el hallazgo por parte de este proyecto de especies invertebradas que viven sobre los desechos y que pueden llegar hasta las costas.

El proyecto Kaisei ya ha hecho dos expediciones, en 2009 y 2010, para cerciorarse del estado de la isla y avanzar en el conocimiento de la distribución de la basura y sus efectos. En este 2011, el tercer viaje se basa en dedicar más tiempo al estudio del proceso de acumulación de desechos y a la investigación sobre métodos más eficientes y efectivos de limpieza, además de poner a prueba algunos métodos de recolección.

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica