• Preferir al otro

    La cortesía consiste en algo sumamente antinatural: dar preferencia al otro, o sea, preferir su conveniencia a la nuestra, por una especie de orgullo en no ser tan animal como a uno le apetecería rabiosamente ser.

  • Leones y bueyes

    Ahora abundan los que exigen cambiar la Constitución para que se convierta en una ley que sacralice las diferencias prepolíticas en lugar de establecer los derechos y deberes ciudadanos por igual a pesar de ellas.

  • Crimen en el paraíso

    El día que la comunidad internacional liquide los paraísos fiscales, los impuestos dejarán de ser una carga para los honrados y volverán a ser el fondo común del bienestar civilizado para todos.

  • Los complacientes

    Trece expresidentes latinoamericanos han solicitado en México “libertad para el País Vasco”. Es de suponer su buena fe pero resulta hiriente para quienes han luchado contra el terrorismo etarra.

  • Hablando de educar

    El adulto que pretende ayudar a los jóvenes (es decir, educarles) debe aceptar su papel de razonable obstáculo, de relativo frustrador de expectativas tumultuosas.

  • ¿Creyentes o votantes?

    En todas las democracias hay unos principios morales compartidos que hoy pertenecen más a la tradición humanista que a ningún credo en particular.

  • Libertad, seguridad y vigilancia

    Siempre que se discute sobre los excesos de vigilancia del gobierno sobre los ciudadanos  sale a relucir el Gran Hermano descrito por George Orwell en su novela 1984.

  • Los discursos del odio

    Las expresiones ideológicas que incitan a la violencia o la exclusión de grupos humanos no pueden ser toleradas en nombre de la libertad religiosa o política.

Grupo Zeta Nexica