Algo que conservar

13 / 02 / 2012 10:17 Elisa Beni
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

El zapaterismo ha muerto. El congreso de Sevilla le ha echado la última paletada y a la par le ha cerrado a Chacón su agujero de gusano, su puente de Einstein-Rosen, ese atajo espacio-temporal por el que había entrevisto la posibilidad de tomar las riendas del PSOE y llevarlo en huida por el hiperespacio.

El nuevo secretario general debe creer con Judt que el radicalismo siempre ha consistido en conservar pasados valiosos. Ese espíritu de prudencia entronca directamente con la idea progresista de las instituciones, ya que son, por contra, los liberales quienes ven en el cambio y el vértigo económico constante una fuente de ganancia permanente.

Difícil pensar que haya una revuelta a bordo. Rubalcaba en Chacón ha vencido a sus enemigos. Entre esos apoyos entusiastas al discurso hueco de la forma había más antirrubalcabianos que chaconistas convencidos. El futuro de unos pasa ahora por ponerse en fila detrás del jefe, y el de los otros, por irse alejando como ondas concéntricas del centro de poder del partido hasta caer en la irrelevancia.

Nadie duda de la capacidad del camarada Alfredo para manejarse en la intrincada selva de intereses, camarillas y traiciones que alfombran los pocos despachos que le quedan al PSOE. Hasta sus más enconados opositores le sacan lustre como maquiavelo y no cabe dudar precisamente ahora, que tiene en su mano los pocos resortes que quedan en su partido. Se hará con el resto. Lo consiguió Rajoy a pesar de que su rival tenía un poder territorial fuerte del que él carecía. No menospreciemos al químico ahora que al fin es su propio dueño. Por la cuenta que nos trae. Una democracia no avanza sin una oposición constituida. La nuestra tampoco.

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica