Estrenos de la semana

18 / 11 / 2016 Antonio Díaz
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

'La llegada' es una hipótesis extraterrestre filosófica y humanista planteada por Villeneuve (Incendies, Enemy). 'La doctora de Brest' es la historia real de una mujer que se enfrentó a una empresa criminal.

La llegada

Dirección: Denis Villeneuve.

Reparto: Amy Adams, Jeremy Renner y Forest Whitaker.

En el hipotético caso de que existiera otra civilización en algún rincón remoto del universo y ésta atravesara cientos de miles de años luz hasta dar con la Tierra, el conflicto sería inmediato. Al menos así es como lo ha imaginado Hollywood en la mayoría de los filmes de ciencia-ficción que han salido de su factoría, con una intención alegórica más que evidente -alien, en inglés, también significa extranjero-. Sin embargo, en La llegada el canadiense Denis Villeneuve se atreve a afrontar esta hipótesis desde una perspectiva metafísica: el ser Humano se mira al espejo mientras trata de averiguar quiénes son los visitantes, de dónde vienen y adónde van. Una película excepcional.

La doctora de Brest

Dirección: Emmanuelle Bercot.

Reparto: Sidse Babett Knudsen y Benoit Magimel.

En el año 2007 la doctora Irène Frachon, neumóloga en el hospital de Brest (en la región de Bretaña), constató que varios de los pacientes que habían fallecido en el centro sanitario a causa de insuficiencias cardiacas tenían una cosa en común: seguían un tratamiento basado en el benfluorex, principio activo de un medicamento cuyo nombre comercial era Mediator y que según los datos de la empresa farmacéutica consumían en toda Francia unas 300.000 personas. Frachon investigó y pronto confirmó su teoría: el Mediator paliaba la obesidad y la diabetes de una manera algo peregrina y decididamente expeditiva.

La tenacidad de Frachon y su empeño casi insensato contra los intereses creados hacen de ésta una historia fabulosa que nos recuerda que hay causas por las que merece la pena luchar y hasta sacrificarse, que los héroes cotidianos y reales no visten capan. En la adaptación cinematográfica de este famoso caso que ha coescrito y dirigido Emmanuelle Bercot (autora de la notable La cabeza alta) ha faltado una apuesta por la autorialidad. La doctora de Brest es una película un poco anónima en cuanto a escritura y puesta en escena, y es una auténtica lástima porque cercena en parte la complejidad del asunto y resta credibilidad al conjunto. Afortunadamente Bercot ha elegido a la magnífica actriz danesa Sidse Babett Knudsen (Borgen, 1864, The duke of Burgundy) para encarnar a la protagonista y cualquier ausencia de dirección se compensa con su presencia escénica, con sus silencios y con sus palabras.

Grupo Zeta Nexica