El inusual sueño paralímpico de Danielle

14 / 10 / 2014 Sandra Degenhardt (dpa)
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Es inglesa, tiene 15 años y quiere que le amputen una pierna para poder cumplir su sueño: competir en 2016 en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.
 
 La historia de Danielle Bradshaw es inusual, y recuerda en parte a la de Oscar Pistorius, el más famoso de los atletas paralímpicos, ahora en problemas tras ser declarado culpable del homicidio involuntario de su novia.
 
 A Pistorius se le amputaron las dos piernas a la altura de la rodilla cuando tenía 11 meses de edad. El sudafricano compite con prótesis, y en Londres 2012 se convirtió en el primer paralímpico de la historia en competir en los Juegos Olímpicos.
 
 Lo de Bradshaw es diferente, porque por ahora no piensa en los Juegos Olímpicos, sólo en los Paralímpicos. Y es diferente, sobre todo, porque ella sólo tiene una pierna amputada. Ahora pide que le quiten la otra para quedar en la misma situación que Pistorius.
 
 "Espero ser una doble amputada en el futuro y ser la mejor. Espero obtener los mejores resultados en 100 metros y en lanzamientos de disco y peso", dijo Bradshaw en un video que circula en Youtube.
 
 En el video se va Bradshaw mirando a la cámara con la firme decisión reflejada en el rostro: quiere hacer deporte y medirse con los mejores deportistas discapacitados del mundo. Ahora no puede hacerlo, dice, porque la pierna izquierda le genera problemas.
 
 "Cuando mi pierna ya no esté podré correr más rápido", sintetiza.
 
 La joven inglesa nació con un falsa disposición de las dos caderas y otro defecto en la pierna derecha, que nunca pudo utilizar por estar siempre supeditada a una silla de ruedas o muletas. Las 12 operaciones a las que se sometió no mejoraron su estado.
 
 "No ha corrido nunca, no tuvo una infancia como otros niños", explicó su madre, Debbie Quigley, que pidió compresión por el deseo de su hija. "Ella quiere vivir su vida ahora, y no cuando sea mayor".
 
 Inspirada por Pistorius y por las historias de soldados en Afganistán, Bradshaw tenía 11 años cuando pidió a los médicos que le amputasen la pierna derecha. Aquello generó una gran conmoción entre la familia y amigos, pero los médico cumplieron su deseo.
 
 "El deporte es su vida. La palabra 'no' no existe un su vocabulario. Cuando quiere algo, lo consigue", dijo el padrastro de la muchacha, Darren Quigley, al "Daily News".
 
 Poco después de la operación, en septiembre de 2010, los médicos le colocaron a Danielle una prótesis que recuerda a los "Blade runner" de Pistorius. El sudafricano llegó a hablar con Bradshaw para compartir sus experiencias.
 
 "Habrá siempre momentos difíciles, pero te hacen más fuerte. Me parece muy bueno que emprendas este camino", le dijo Pistorius a Bradshaw en junio de 2011.
 
 En ese mismo año fue recibida en el palacio de Buckingham por la princesa Ana y distinguida con un premio al "valor".
 
 Y entretanto, Bradshaw fue ganando algunas medallas en campeonatos ingleses. Pero ahora es la pierna izquierda la que le impide mejorar su rendimiento. La inglesa siente dolores, porque, paradójicamente, la pierna "sana" no puede resistir la alta exigencia de los entrenamientos.
 
 "Debe tomar medicamentos todos los días y lleva vendajes en la rodilla y en el tobillo. Todo ese la hace más lenta", explicó su padrasto.
 
 Es por eso que Bradshaw quiere que se le ampute también la pierna izquierda y participar en la competiciones de los Paralímpicos corriendo sobre dos prótesis como Pistorius o la alemana Vanessa Löw, campeona de Europa de salto de longitud.
 
 Y tiene bien claro que no permitirá que nadie ni nada la frene: "Nada podra impedir que practique deporte. Quiero hacer bien todo lo que haga. Y quiero alentar a otras personas discapacitadas a hacer deporte".

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica