Pues no era una monja

05 / 10 / 2017 Irene Portero
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Les juro por Errejón que toda la vida pensé que era una monja. Lo dijeron Las Virtudes una vez en la tele y yo, que me fijaba poco en las cosas de la vida porque era muy joven y andaba recién enamorada, pues me lo creí como una boba. Sor Ceneguer, dijeron, y yo pensé: anda, mira qué monja más curiosa. Pues no, no era una monja. Es un señor enorme que ha hecho cine y que ha actuado como gobernador de California. Yo lo tenía visto, pero con ese apellido imposible (Schwarzenegger, creo, pero me puedo equivocar), pues no lo casaba yo con la monja, hasta que lo he visto en el Festival de San Sebastián, que presentaba un documental sobre la mar y los peces. Lo llamaban a voces los fotógrafos: ¡Sor Ceneguer, sor Ceneguer!, y él miró, así que sí era. Y pueden creerme, de monja tiene poco.

El festival ha estado muy bien, muy bonito. Yo me vi Una especie de familia, que es argentina, la dirige Diego Lerman y Bárbara Lennie está superfascinante de la muerte. También vi a Marta Etura, muy mona como siempre, y a Antonio Banderas (yo lo sigo teniendo entre los guapos) con su neochurri, Nicole Kimpel. Junto a ellos, el ministro Méndez de Vigo bostezaba como un león del Serengueti, digo yo que tendría otras preocupaciones y dormirá poco. También estuve en el fotocol de Operación Concha, que salen muchos de los mejores (Karra Elejalde, Unax Ugalde, Jordi Mollà, Bárbara Goenaga, Bárbara Mori), pero yo, como es natural y comprensible, no tenía ojos más que para Alosian Vivancos, que cuando lo vi en la escena del vestuario de Club de cuervos me desmayé y así sigo, que no me recupero.

Libros y bodas

Isabel Preysler presentó en Madrid el libro Conversación en Princeton. El libro lo ha escrito su novio, Mario Vargas Llosa. No ella. A ver qué se habían pensado. Mario sabe escribir y ponerse una onda en el flequillo que le debe de llevar como dos horas. Ella sabe vestirse de jarrón de la dinastía Ming y lograr que no se ría casi nadie. Todas esas cosas tienen su mérito. Unas más que otras, ¿verdad? Por lo pronto, yo me voy a leer el libro. Lo del kimono, como que no lo veo. A mi edad.

Mientras Cayetano Martínez de Irujo (qué elegancia la suya) y Barbara Mirjan paseaban por las calles de Sevilla y Paula Echevarría, Hiba Abouk y Nieves Álvarez disfrutaban en París de la Fashion Week Womenswear, en Madrid se casaban Carlos Falcó y Esther Doña. Seguramente se casaron por la iglesia y por lo civil, pero también por lo automovilístico, porque allí no se vieron más que coches: el de Marina Castaño, el de Mónica Martín Luque, el de Javier Merino, el de Juan Peña. Imagínense al párroco: “Queridos Carlos y Esther, ¿os gusta conducir?”.

GettyImages-853702440-F

El equipo Operación Concha

GettyImages-853811820-F

Marta Etura

GettyImages-853502238-F

Antonio Banderas y Nicole Kimpel

GettyImages-853679406-F

Arnold Schwarzenegger

GettyImages-853659218-F

Bárbara Lennie

GENTE-NUEVA-F

Paula Echevarría, Hiba Abouk y Nieves Álvarez

DL_u384712_002-F

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

DL_u384789_001-F

Marina Castaño y Enrique Puras

DL_u384789_014-F

Javier Merino y Beatriz Grande

DL_u384789_020-F

Juan Peña

DL_u384912_003-F

Cayetano Martínez de Irujo con Bárbara Mirjan y un amigo

FOTOS: GTRES

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica