Nuevas formas de contar historias

16 / 01 / 2018 Bob Iger
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Presidente de Disney

"El éxito y el fracaso de las empresas de medios dependerá de su capacidad para crear una relación directa y recíproca con el consumidor"

Foto: Cordon Press

El entretenimiento siempre ha sido un deporte competitivo, una batalla por los corazones y las mentes del público. Sin embargo, la rápida evolución de este mundo tecnológicamente cambiante ha convertido lo que solía ser un deporte de caballeros en una carrera donde todo vale y en la que las normas tradicionales sobre el compromiso ya no rigen. La consiguiente pelea de todos contra todos está dando lugar a uno de los periodos de la industria más excitantes y dinámicos que nunca hayamos visto, y está generando oportunidades como nunca antes.

Las barreras que durante un tiempo fueron infranqueables han desaparecido. Esto ha abierto la puerta a incontables nuevos creadores y competidores que han subido el listón y renovado toda la industria. Los modelos de empresa familiar que orientaron y definieron el negocio durante generaciones están desapareciendo rápidamente a medida que las viejas alianzas entre creadores y distribuidores se ponen a prueba y se reinventan.

Mientras que las empresas de medios discutían si lo importante eran los contenidos o la distribución, la tecnología digital alteró por completo el comportamiento, las expectativas y el poder de los consumidores, lo que les convirtió en la autoridad última frente a la que incluso los reyes tenían que arrodillarse.

Ahora que los consumidores tienen una notable influencia sobre los precios, plataformas, formatos y tiempos del mercado, las empresas de medios ya no pueden seguir limitándose a reflejar sus preferencias. Estamos obligados a atender sus demandas y a anticiparnos a sus necesidades, que en ambos casos crecen rápidamente con cada avance tecnológico. Todo esto exige una relación más profunda, interactiva y personal con cada uno de nuestros consumidores.

Apetito voraz por nuevas historias

Algunas de las líneas de vanguardia de la industria comenzaron a ver los signos de esta revolución hace más de una década, cuando los consumidores tuvieron la capacidad de acceder a vídeos de calidad desde sus ordenadores y dispositivos móviles. Estuvimos entre ellos, y rápidamente trasladamos nuestros contenidos a estas plataformas. Con el paso de los años este cambio fundamental ha barrido los medios tradicionales, pero lo más sorprendente no ha sido el alcance del cambio, sino su asombroso ritmo.

En cierta ocasión usamos el término “perturbación” para describir todo esto, pero ahora la palabra parece un extraña reliquia, pues presupone un paradigma en el que los cambios tienen un principio y un fin, un antes y un después. Pero lo que ahora estamos viviendo es un estado de cambio permanente.

La tecnología siempre ha sido un catalizador de la transformación en las industrias de los medios y del entretenimiento. El fundador de Disney estaba fascinado por su poder para ampliar el mundo de los contadores de historias, para ampliar los límites de la creatividad y de su comercialización, de manera que se abrieran vastos horizontes de oportunidades.

Una constante en nuestra industria ha sido el inmenso apetito del mundo por que le cuenten historias. Hoy es más voraz que nunca, más incluso de lo que Walt Disney pudo imaginar, gracias a los asombrosos avances tecnológicos.

En los próximos años, el éxito o el fracaso de las empresas de medios cada vez dependerá más de su capacidad para crear una relación directa y recíproca con los consumidores. Esto ha llevado a Disney a dotarse de los medios para distribuir contenidos de la máxima calidad a grandes audiencias, lo que nos ha otorgado libertad y flexibilidad para disminuir nuestra dependencia de los distribuidores tradicionales y conectar directamente con nuestro público a través de servicios de streaming. En 2018 lanzaremos un servicio bajo el sello de ESPN que permitirá a los usuarios ver miles de eventos deportivos, y a ello le seguirá un servicio de streaming bajo el sello de Disney en 2019.

Nosotros tenemos muy claro que las marcas y franquicias fuertes ofrecerán precios mucho mejores que el resto. Es vital crear un clima que atraiga a los mejores creadores para poseer las historias a las que damos vida.

La atención a los detalles también será cada vez más importante. El consumidor actual no tolera las dificultades, ha perdido toda paciencia. Por ello los interfaces de uso intuitivos, elegantes y eficientes son más importantes que nunca, y lo mismo se aplica a la movilidad constante y a la búsqueda eficaz de los contenidos. Los innovadores dentro de la industria han captado esto de forma intuitiva mientras que a los distribuidores tradicionales todavía les cuesta.

Vivimos un periodo extraordinario para los medios. Nuestra industria se está transformando de modos que aún ni siquiera podemos visualizar. Por primera vez en la historia tenemos la capacidad de establecer una relación directa con cada consumidor, y el futuro reflejará las contribuciones de miles de millones de ellos.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica