La importancia de las comunicaciones

11 / 01 / 2018 Carrie Lam
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Jefa ejecutiva de Hong-Kong

"La mayor ventaja de Hong Kong ha sido siempre su estrecha proximidad y sólida relación con la China continental"

Lauren Crow

En 2017 celebraremos el 20º aniversario del regreso de Hong Kong a la patria, un hito histórico sobre el que construir nuestros éxitos y empezar un nuevo capítulo de nuestro progreso. En octubre pasado pronuncié mi primer discurso como jefa ejecutiva de la Región Administrativa Especial de Hong Kong; en él reflejé mis creencias y políticas, y tracé la paulatina ejecución de mis compromisos electorales para construir un Hong Kong mejor.

La mayor ventaja de Hong Kong ha sido siempre nuestra estrecha proximidad y sólida relación con la China continental. A eso se añade otra ventaja única de “un país, dos sistemas”. Como “un país”, nos beneficiamos de rápidos avances económicos y sociales de la segunda mayor economía del mundo, y disfrutamos del total apoyo del Gobierno central en Pekín. Bajo los “dos sistemas”, Hong Kong continúa prosperando con sus propias instituciones y su conectividad global. Estamos clasificados como la economía más libre del mundo por la Fundación Heritage, un centro de estudios de Estados Unidos, y como la más competitiva por la escuela de negocios suiza IMD. Consecuentemente, estamos entre los líderes del Estado de Derecho y la independencia judicial.

Estas clasificaciones internacionales muestran que Hong Kong está abierto a los negocios. Damos la bienvenida a las empresas de todo el mundo. Más de 8.200 instalaciones en Hong Kong tienen compañías matrices en el continente o en el extranjero. La mitad de ellas tienen sus sedes u oficinas regionales en Hong Kong.

Nuestro estatus como centro regional se apoya en nuestros contactos con el continente y más allá. El aeropuerto de Hong Kong opera con más mercancías que cualquier otro en el mundo y es el tercero en número de pasajeros internacionales. Está, además, en curso la ampliación de una tercera pista. Los 26 kilómetros del enlace ferroviario exprés entre Hong Kong y Guangzhou-Shenzhen, que prevé abrir en 2018, llevará pasajeros a Guangzhou en 48 minutos. Los 42 kilómetros del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, por su parte, están cerca de concluirse y reducirán el trayecto entre el aeropuerto y Zhuhai de cuatro horas a solo 45 minutos. Para la comodidad de los casi 600.000 viajeros de cercanías diarios entre Hong Kong y Shenzhen se completará en 2018 el séptimo puesto fronterizo terrestre.

Estos grandes proyectos de infraestructuras fronterizas mejorarán las conexiones con la China continental, ofreciéndonos acceso a sus gentes, su capital, su tierra y sus mercados. Abundan las oportunidades en el área de la Bahía Guangdong-Hong Kong-Macao, un racimo de ciudades con 66 millones de personas que ya es la zona de más afluencia de China, y que espera establecerse como centro internacional de innovación y tecnología.

El futuro es brillante, pero para hacerlo aún mejor, el Gobierno de Hong Kong debe ser algo más que un simple regulador y proveedor de servicios; debe, además, promover de forma eficaz Hong Kong. Esto no significa de ningún modo dar la espalda a nuestras apreciadas tradiciones y ventajas comerciales, como el Estado de Derecho, una economía abierta, el libre comercio, una burocracia mínima y bajos impuestos. De hecho, ya he propuesto reducir el impuesto sobre los beneficios a la mitad, a apenas el 8,25% sobre los primeros dos millones de dólares hongkoneses (217.000 euros) de beneficio. Después, se aplicará la tarifa plana actual del 16,5% sobre el beneficio (baja con respecto a otras muchas economías). Fomentaremos el gasto en investigación y desarrollo a través de medidas fiscales apropiadas.

También redoblaremos nuestros esfuerzos intergubernamentales para abrir nuevos mercados para nuestras empresas, inversores y proveedores de servicios. Un acuerdo de libre comercio con la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (Asean, en sus siglas en inglés) acaba de firmarse y estamos en negociaciones con Australia. También acabamos de intervenir en un diálogo estratégico sobre una alianza comercial con el Reino Unido. Planeamos abrir nuevas sedes económicas y comerciales en Rusia, India, los Emiratos Árabes Unidos, Corea del Sur y Tailandia.

Estamos finalizando un acuerdo con el Gobierno de Pekín respecto a la participación de Hong Kong en la amplia iniciativa de la red de carreteras (ver artículo de esta sección “Una Ruta de la Seda digital”), que será un nuevo motor para nuestro crecimiento económico. Hong Kong será un enlace clave en dicha iniciativa, capaz de contribuir a la inversión en infraestructuras, así como la financiación y provisión de servicios profesionales y legales necesarios para conectar ambos países.

Lo mejor está todavía por llegar

Pero no podemos enorgullecernos de nuestro progreso económico si nuestra gente no comparte los beneficios. En 2018 y en adelante, el Gobierno de Hong Kong se ha comprometido con grandes programas sociales. En materia de educación, ofreceremos guarderías gratuitas y haremos más asequible la formación universitaria. En materia de sanidad, vincularemos los fondos para los hospitales públicos con la edad de la población y la atención médica primaria. En materia de bienestar social, estamos ofreciendo más apoyo a las familias trabajadoras y no escatimaremos esfuerzos en aumentar la oferta de terrenos y en construir viviendas más asequibles. Los sólidos ingresos fiscales que hemos logrado en estos años nos permitirán invertir en el futuro y aliviar la carga tributaria actual de nuestra gente. Lo mejor de Hong Kong está por llegar.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica