Estrenos de la semana

14 / 07 / 2017 Antonio Díaz
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La guerra del planeta de los simios completa una trilogía redonda. Emir Kusturica vuelve al cine ocho años después con En la vía láctea.

La guerra del planeta de los simios

Dirección: Matt Reeves

Reparto: Andy Serkis, Woody Harrelson y Steve Zahn

En el clásico Blade Runner (1982) la empresa Tyrell Corporation presumía de que sus productos eran “más humanos que los humanos” con evidente tono nietzscheano. Sus androides no eran solo antropomorfos, sino que se planteaban las cuestiones existenciales que los humanos ya no parecían interesados en resolver. La mejor ciencia-ficción no es la que acierta en sus predicciones, sino la que ahonda en cuestiones de calado filosófico: desde la odisea espacial de Kubrick a los Matrix de las hermanas Wachowski. En esa selecta liga es donde deberíamos situar la trilogía que cierra La guerra del planeta de los simios.

La nueva saga no es relevante porque justifique su referente original (el magnífico filme de 1968), porque ni siquiera encajan narrativamente. Su valor radica en el juego de espejos que plantea en tres entregas: la experimentación genética como siguiente paso de la evolución, el sentido trágico y shakespeariano de la inevitabilidad de un conflicto de civilizaciones y la catástrofe de la guerra. En el proceso, el primate César y todos los de su especie, se han humanizado gracias al desarrollo de los efectos digitales y a una dramaturgia impecable.  

En la vía láctea

Dirección: Emir Kusturica

Reparto: Emir Kusturica y Monica Bellucci

Han pasado casi ocho años desde que Emir Kusturica estrenó el documental sobre su ídolo deportivo, modelo de conducta y héroe moral, el exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, una visión demasiado empalagosa y apasionada que quizá solo era apta para auténticos maradonianos (probablemente el también director Paolo Sorrentino entre ellos). Desde entonces y hasta la primavera del año pasado el serbio nacido en bosnia parecía haberse retirado momentáneamente de la dirección, ocupado con su orquesta sin humos y agitando políticamente al personal. En la vía láctea, el filme que no pudo presentar en Cannes (en su opinión, por razones políticas: su apoyo a Putin) y que resultó premiado en Venecia, podría interpretarse como toda una representación alegórica de esta especie de retiro espiritual.

Protagonizada por él mismo en el papel de Kosta, un lechero que, en plena guerra de Bosnia, atraviesa el frente para entregar a los soldados la mercancía fresca, ordeñada cada mañana. En su trayectora estelar se cruza una mujer serboitaliana (Monica Bellucci) que se esconde en un campo de refugiados donde todos los días mira su película favorita, el clásico del cine soviético Cuando pasan las cigüeñas, de Mijaíl Kalatózov. Su romance es un campo minado (casi literalmente, con una escena que pone los pelos de punta) y obviamente, será atacado desde diferentes frentes.

Un poco indulgente consigo mismo y un poco menos excesivo que de costumbre, la película reúne todos los ingredientes que se esperan de un filme de Kusturica: ebriedad, folclore balcánico y el particularísimo realismo mágico marca de la casa (potenciado en esta ocasión con imágenes generadas por ordenador) que no solo satisfará a los aficionados al cineasta, sino que puede ser también una forma de conocer su universo narrativo.

1499859584_703666_1499861055_noticia_normal_recorte1
Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica