Sabores bajo cero

22 / 06 / 2017 Ana Marcos
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Helados y sorbetes recuperan su protagonismo con la llegada del buen tiempo. Aquí van algunas opciones.

Helados de Rocambolesc

La llegada del verano marca el pistoletazo de salida en el consumo, que se dispara hasta aumentar en un 70%. Dentro de esta gran familia hay dos ramas principales: helados y sorbetes. Los primeros se caracterizan por elaborarse con una base láctea (mantequilla, leche, nata...), mientras los segundos se hacen a base de azúcar, agua y usualmente un añadido de frutas.

El universo heladero se ha ampliado hasta límites insospechados, no obstante sigue habiendo una gran diferencia entre helados industriales y artesanos y son estos últimos los más interesantes, tanto desde el punto de vista sápido como de calidad. Se ha traspasado la frontera de lo dulce: hay helados de queso, flores, aceite de oliva, especias, té o hierbas aromáticas. En nuestro país hay grandes nombres en el mundo de la heladería, como Angelo Corvitto, maestro de maestros, cuyos helados se venden en las mejores tiendas de delicatessen con su nombre. Fue el precursor de otros grandes, como Fernando Sáenz, heladero magistral situado en la vanguardia que afirma que es “importante la excelencia, con un producto natural, saludable y artesano, Y para eso debe adaptarse a los productos de cada estación”.

Sabores de temporada pero también mucho más, nuestros heladeros amplían el abanico de sabores hasta límites insospechados. Jordi Roca, en Rocambolesc, da un paso más además para conjuntar sus helados con alimentos sólidos, como las rocas de miel, el bizcocho de chocolate o los panets, una tradición muy acendrada en Sicilia, donde toman bollos suizos rellenos de helado. Los de Jordi se hacen con panecillos. Y también tiene sorbetes con forma de polo de divertidas formas, con sabores como el de ciruela de arbusto o de manzanas de Gerona. La imaginación servida en copa fría.

Para disfrutar

- Casa Isla Angelo. Acera del Darro, 62. Granada. Pasteleros de tradición, venden helados y sorbetes de Corvitto. Mandarina, cerezas, papaya...

- Helados Maximum. Paseo de las Ramblas, 78. Barcelona. Sabores a chocolate y naranja, donuts, galleta María, mora… Son heladeros desde 1940

- Della Sera. C/ Portales, 28. Logroño. Fernando Sáenz es premio nacional de gastronomía

- Heladería Masiá. San Vicente del Raspeig (Alicante). Helados de chocolate precolombino con chile, mascarpone con savia de arce, de gin-tonic…

- Rocambolesc. Barcelona, Madrid, Playa de Aro y Gerona. El hermano pequeño de los hermanos Roca, Jordi, fundó su primera heladería en Barcelona

- Casa Ezeiza. C/ Rondilla, 34. Tolosa (Guipúzcoa). Hacen sus propios helados creados por Íñigo Murúa

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica