Sea feliz. Practique el hygge

15 / 06 / 2017 Celia Lorente
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Un estilo de vida que consiste en saber disfrutar de los pequeños placeres que nos ofrece la vida.

Dinamarca es el país más feliz del mundo según el informe anual de la felicidad que elabora la ONU. Los daneses achacan a la practica del hygge el secreto de su dicha. Un concepto que no tiene una traducción exacta, pero que vendría a ser algo así como el bienestar personal que proporcionan las pequeñas cosas. Se trata de llevar un estilo de vida centrado en valorar los placeres cotidianos y fomentarlos para sentirse bien con uno mismo y con los demás. Nada de pasar el tiempo gastando dinero en unos grandes almacenes, en modo hygge las mejores cosas de la vida son gratis. La felicidad no la proporcionan los bienes materiales ni  realizar grandes proezas, sino que se encuentra en las cosas sencillas. ¿Y qué tipo de cosas son esas? Acurrucarse cómodamente en el sofá con una mantita en invierno para disfrutar de su serie preferida, o ahora, con el buen tiempo, contemplar el atardecer en una terraza, sentir la naturaleza, una buena conversación con un amigo, preparar una rica cena... En realidad nada nuevo bajo el sol, se trata más bien de una actitud ante las cosas y de hacer de ello un estilo de vida...

Consejos para vivir hygge

- Tomarse un respiro. Para hacer lo que le hace sentir bien. Sin excusas de trabajo o compromisos, busque tiempo y dedíqueselo a sí mismo

- El placer de leer. Un buen libro está al alcance de cualquiera y puede proporcionarle momentos de auténtico relax y disfrute

- Acondicionar su hogar. Su casa es su refugio y hay que crear un ambiente propicio para sentirse a gusto en él, rodearse de cosas bonitas, unas flores frescas, velas, cojines, un cómodo sillón y sus objetos queridos

- Reunirse con los amigos. Y reconocerse en ellos. Fomentar conversaciones sobre recuerdos comunes y evitar temas conflictivos. Dedicar tiempo a la gente que queremos en nuestra casa es de lo más hyggelig

- Cuidar la iluminación. Que sea acogedora. Nada de focos potentes, ni bombillas de luces blancas deslumbrantes. Mejor la luz indirecta en puntos estratégicos y muchas velas

- Cocinar. Disfrutar durante el proceso, poner una bonita mesa y compartir lo que se ha preparado. Un simple aperitivo puede resultar el mejor de los manjares

- Fomentar los momentos de relax. Dese el lujo de dejar la mente en blanco y no pensar en nada, si surge algún pensamiento negativo bárralo de su mente. Practicarlo unos minutos al día tiene grandes beneficios

- No exigirse demasiado. Por las propias autoexigencias o por las múltiples exigencias sociales. Hay que ser bueno con uno mismo y no castigarse. Debemos aceptarnos tal como somos, sin más complicaciones

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica