Academia Buenafuente

17 / 04 / 2009 0:00 Pepa Rebollo
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Tiene un sexto sentido para los actores. Andreu Buenafuente les forma y después les deja abandonar el nido para hacer carrera propia.

El presentador Andreu Buenafuente es una fábrica de hacer estrellas de televisión. Busca actores para su programa, les forma, les diseña un personaje y, cuando están preparados, abandonan el nido para volar solos. El próximo en independizarse es Berto Romero, el sobrino ficticio de Buenafuente en el late night BFN de La Sexta. En esa misma cadena, Berto estrena en marzo su propio espacio, El programa de Berto. Se suma así a la larga lista de pupilos formados en la academia del showman catalán: Eduard Soto, David Fernández, Jordi Évole, Santi Millán, José Corbacho o Yolanda Ramos.

Toque personal

Cuando Romero comenzó la pasada temporada en BFN era un absoluto desconocido pese a que ya había hecho teatro –es miembro fundador de la compañía El Cansancio– y trabajado en radio y televisión. Se buscaba bien la vida pero la oportunidad que le dio Buenafuente no era comparable. Desde que entra cada noche en el plató dando dos besos a su tío postizo para hacer su sección Bertovisión, todo ha cambiado. Su toque personal le permitió hacerse con la audiencia en muy poco tiempo. Hasta el punto de sustituir el pasado verano a su tito con Buenafuente ha salido un momento, una oportunidad que ha sabido aprovechar. Algo similar le ocurrió a otro miembro de la factoría Buenafuente, Eduard Soto. Su primer trabajo televisivo fue en Una altra cosa de TV3, cómo no, dirigido por Andreu Buenafuente. De allí se fue toda la troupe a Antena 3. En esa etapa Soto interpretó numerosos personajes –el Notario, Miguel Chiclé, Javi Williams, James Bluff...–, pero fue el Neng el que le dio la fama. Eduard, que antes que actor fue repartidor de productos lácteos, camarero y panadero, ha protagonizado uno de los boom mediáticos más sorprendentes de la televisión en España. Su parodia de un bakalaero de Castefa que sólo vive para bailar con sus colegas y tunear su coche, y cuyo grito de guerra es “¡Qué pasa Neng!”, le ha dado una proyección profesional que ni él mismo sospechaba. Pese a que el éxito se lo ha dado su habilidad para hacer reír, él siempre dice que no es humorista: “Soy actor”.

El primero en abandonar

Precisamente el personaje de el Neng fue el que le empujó a abandonar la academia Buenafuente. Después de pasear su personaje por toda España, comenzaron a llegar buenas ofertas. Primero colaborando en Homo Zapping (Antena 3) y posteriormente como presentador del concurso El rey de la comedia (TVE) y de Boquería 357 (TV3) junto a Santi Millán, otro de los pupilos de Buenafuente. A esto hay que añadir su papel protagonista en la película Mortadelo y Filemón, y lo más reciente: su participación en el programa semanal de Cuatro Saturday Night Live. Tan curioso como el fenómeno de el Neng fue el de el Follonero, un espectador que acudía al plató cada noche para cuestionar las afirmaciones del showman. Ese espectador era Jordi Évole quien, además de participar en directo, era uno de los guionistas del programa. Fue de los primeros en asumir las enseñanzas de su maestro y conseguir programa propio, Salvados (La Sexta), que le valió el premio Ondas a la Innovación Televisiva 2008.

Él reconoce que es una criatura de Buenafuente y asegura que “en España a nivel artístico tenemos las chicas Almodóvar y a mucha distancia estamos los chicos Buenafuente. En este sentido, Andreu es una de las personas que más me ha ayudado para volar en solitario”. Sin embargo, si hay personajes de los creados por Buenafuente que hayan traspasado con creces la pantalla esos son los de David Fernández: el Gilipollas, Santi Clima, Zuloaga, Sarpozí, Superdivertidós... nada comparables con Chikilicuatre. Entre todos los componentes de El Terrat consiguieron que este personaje estrafalario representara a España en Eurovisión. La broma llegó demasiado lejos, pero David Fernández ha continuado trabajando con normalidad. Despidió al personaje para abrir su repertorio y ahora trabaja en Peta Zetas (Antena 3), el late show de José Corbacho, otro de los colaboradores de Buenafuente que ha triunfado en cine con Tapas y en televisión con Homo Zapping después de su paso por Buenafuente. Otros, como Santi Millán, que durante alguna temporada hacía pareja con Corbacho en BFN, o Yolanda Ramos, que pasó de ser actriz de La Cubana al plató de Buenafuente, no han llegado a tener programa propio pero también dejaron los pantalones de papá Buenafuente para volar solos. Y lo han hecho muy bien. Ahora ella colabora en Saturday Night Live junto a Eduard Soto.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica