El calentamiento global se ensaña con los glaciares colombianos

26 / 09 / 2017 Rodrigo Ruiz Tovar (DPA)
  • Valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los glaciares colombianos son ahora un reflejo del cambio climático que amenaza con hacerlos desaparecer en unas tres décadas si no se detiene el calentamiento global.

La Sierra Nevada de Santa Marta es la única montaña con nieve en el Caribe y su retroceso afecta el paisaje, el turismo y la sostenibilidad de los indígenas. Foto: El Tiempo/Zuma Press

La voz de alarma fue dada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que en una investigación concluyó que los glaciares que aún subsisten han perdido un 63 por ciento de su nieve en los últimos 50 años.

El panorama no es nada positivo a juzgar por otro informe del mismo organismo que calcula que hacia el año 2100 la temperatura en Colombia habrá aumentando en promedio en 2,2 grados centígrados.

Los libros de historia indican que hace 150 años en Colombia existían 15 montañas con nieve, de las cuales solamente subsisten seis que están perdiendo su cobertura de hielo de una forma progresiva.

En cifras, la magnitud del desastre indica que los glaciares colombianos pasaron de ocupar un área de 374 kilómetros cuadrados en la llamada Pequeña Edad de Hielo (desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del siglo XIX) a solo 37 kilómetros en la actualidad.

El caso más llamativo es el de la Sierra Nevada de Santa Marta, la única montaña con nieve en el Caribe, cuyo retroceso afecta el paisaje, el turismo y la sostenibilidad de los indígenas kogui, arhuacos, wiwas y kankuamos, que la habitan desde tiempos ancestrales.

Hace 50 años, la Sierra Nevada de Santa Marta tenía una capa de hielo de 83 kilómetros cuadrados de extensión y ahora solo tiene 6,7 kilómetros repartidos en 38 fragmentos.

"En total, ha desaparecido el 92 por ciento de la nieve de la Sierra Nevada de Santa Marta", advierte el director del Ideam, Omar Franco.

"La Sierra Nevada es la que más retroceso ha tenido en los últimos años y está superando el porcentaje de pérdida anual", agrega el experto.

Las imágenes satelitales analizadas por el organismo estatal indican que, de seguir el deshielo con la misma proyección, con una pérdida de nieve entre el 3,0 y el 5,0 por ciento anual, en unos 30 años los glaciares de Colombia dejarán de ser blancos para convertirse en el color de la roca.

"En Colombia solo quedan 37 kilómetros cuadrados de masa glaciar y esto es muy poco para lo que teníamos hace 50 años. Los nevados definitivamente reflejan el cambio climático y son un termómetro que indica que sí se está calentando la atmósfera", afirma Franco.

El estudio del Ideam indica que entre 1980 y 2016 se estableció una pérdida del área glaciar del 61 por ciento, mucho mayor al 23,5 por ciento de superficie deglaciada durante el periodo 1930-1950.

La sensación de que el cambio climático terminará cambiando radicalmente el paisaje colombiano llevó al presidente Juan Manuel Santos a ser uno de los primeros gobernantes en lamentar en junio el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París.

"Lo que está en juego es la supervivencia misma de la humanidad, del planeta. Si no detenemos el aumento en la temperatura del planeta, todos nos vamos a ver afectados negativamente. Somos un país con dos océanos. Si se eleva en forma exagerada el nivel del mar, pues eso cambia totalmente nuestras costas", dijo Santos en ese entonces.
El deshielo es una constante en las sierras nevadas de Santa Marta y del Cocuy, así como en los volcanes nevados del Huila, del Tolima, de Santa Isabel y del Ruiz, las únicas montañas que en Colombia siguen con nieve.

Además del calentamiento global, el deshielo en las estructuras volcánicas también es atribuido a la actividad interna de las montañas, como en el caso de los volcanes del Huila y del Ruiz.

Un deshielo de las nieves del Volcán Nevado del Ruiz, a consecuencia de un notable incremento de su actividad, produjo en noviembre de 1985 la peor tragedia natural en la historia del país.

El fenómeno ocasionó una avalancha de lodo y piedras que arrasó a Armero, un pueblo del departamento de Tolima, donde unos 27.000 de sus 30.000 habitantes quedaron sepultados.

El Ideam de Colombia está en permanente contacto con organismos similares de Ecuador y Venezuela para medir el efecto del calentamiento en los glaciares, teniendo en cuenta que son los únicos países americanos con montañas nevadas en la zona ecuatorial.

Las otras elevaciones con hielo con esa parte del planeta están en el monte Kilimanjaro, en Tanzania; las montañas Rwenzori, entre Uganda y la República Democrática del Congo; el Monte Kenia, así como en las montañas Irian Jaya, en Nueva Guinea.

El_calentamiento_glo_54771600-(1)
El_calentamiento_glo_54771600-(2)
El_calentamiento_glo_54771600-(3)
Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica