La belleza es equilibrio

16 / 05 / 2017 Celia Lorente
  • Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Ángel Juárez, experto en cirugía estética, asegura que las mujeres siguen demandando pechos muy grandes.

Ángel Juárez

Recientemente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), han elaborado un documento informativo para orientar a las pacientes que estén valorando una intervención de implantes mamarios. El doctor Ángel Juárez, jefe del servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del hospital La Zarzuela, en Madrid y miembro de la Secpre, ha realizado sus propias apreciaciones sobre esta cirugía, que es la más demandada por las mujeres españolas, explicando la importancia de que en este aumento se busque un equilibrio morfofísico, en el que se debe “tener en cuenta el volumen de la prótesis que se puede poner a esa mujer, en función de su peso y altura. Siempre tienen que ser unas medidas proporcionadas para conseguir un efecto natural”, explica.

A pesar de estos consejos parece ser que la mayoría de las mujeres siguen pidiendo pechos grandes. “Nosotros los cirujanos, en ese aspecto tenemos que ser coherentes con nuestra actitud y con lo que hacemos, puesto que las prótesis grandes pueden provocar molestias a lo largo de la vida. El aspecto estético inicial en el primer año puede ser fabuloso, pero a medio-largo plazo puede convertirse en un problema. Tenemos que frenar a las mujeres para que no se pongan tanta talla, porque una prótesis es algo con lo que van a tener que convivir gran parte de su vida –si no toda– y una prótesis grande pesa más, se pueden notar más las arrugas y se puede alterar más la forma de las mamas”.

Desde el primer implante mamario que se realizó en los años 60 del pasado siglo hasta ahora muchas mujeres, bien porque lo necesitan o bien porque lo desean, tienen que retirar sus implantes. “Hay mujeres que en un momento determinado deciden eliminarlos, esta es otra tendencia que estamos viendo, porque al aumentar el número de cirugías mamarias es lógico que aumente también el número de mujeres que se las explantan”.

Quitarse los implantes

Hay varios factores para que una mujer decida explantarse: “Cuando una prótesis se altera, se rompe o da problemas es necesario retirarla, entonces la mujer elige no volver a ponerse la prótesis, bien porque tiene una determinada edad o un determinado estado de salud, que implica que si se pusiera otra tendría que someterse a una siguiente cirugía dentro de diez o doce años y supondría un riesgo mucho más elevado, o bien, es el caso de un grupo pequeño de mujeres, porque nunca se ha adaptado a sus prótesis, nunca las ha notado como suyas y entonces decide dejar de convivir con algo con lo que no están cómodas”.

Frente a lo que se venía afirmando, las prótesis no son “para toda la vida”. La experiencia de estas primeras décadas de democratización de la cirugía plástica ha aportado datos significativos: a los diez años se rompe un 5,7% de los implantes, mientras que la vida media de estos se estima entre los 20 y 25 años después de la implantación. La rotura de los implantes se sitúa en un 50%. A estos motivos, que provocan que el 30% de las intervenidas en la mama vuelvan a pasar por el quirófano hay que sumar el fenómeno low cost, que va de la mano, en muchas ocasiones, del ahorro en materiales, personal médico, instalaciones y equipo quirúrgico.“Por desgracia en la cirugía todavía hay un porcentaje muy alto de intrusismo: médicos que no son especialistas que realizan intervenciones estéticas. La cirugía estética es una cirugía como otra cualquiera, con sus técnicas específicas, con su aprendizaje y sus indicaciones, y tiene que ser realizada por médicos especialistas”. El caso más llamativo de mala praxis que recuerda el doctor Ángel Juárez “es el de una señora a la que un médico le rellenó todo el pecho con silicona líquida y le impregnó todos los tejidos y al final hubo que sacrificar las mamas”.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica