Buenos tiempos para la economía mundial

03 / 01 / 2018 Leo Abruzzese
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

En 2018 crecerán todas las grandes economías.

Fuente: Reserva Federal y Haver Analytics

La economía mundial estará prácticamente sana en 2018. Diez años después de que comenzara la Gran Recesión (que fue seguida por una década de dudas económicas) empieza a establecerse una sensación de bienestar generalizado. El riesgo de deflación ha desaparecido, los salarios suben y prácticamente todas las economías crecen. Incluso los bancos centrales, que no han dejado de imprimir dinero, empezarán a llevar a cabo una gestión más prudente. Todo está a punto, pues, para un nuevo temor. Y es que, mientras que la recuperación se consolida, ¿podría marcar 2018 el origen de la próxima recesión?

La producción mundial creció en 2017 a su nivel más alto desde 2010, pero el año ha estado lejos de ser espectacular. El crecimiento mundial llegó con esfuerzo al 2,9%, menos de un 3% que en tiempos se consideraba simplemente la media. El crecimiento en 2018 será aún menor, del 2,7%, aunque esa cifra esconde un dato esperanzador: todas las grandes economías crecen. Tanto Europa como Estados Unidos crecerán a un ritmo respetable de en torno al 2%, Brasil y Rusia han salido de sus respectivas recesiones, países como Indonesia o Malasia volverán a rugir con crecimientos de en torno al 5%, mientras que India se acercará al 8%. Solo la muy endeudada China sugiere un panorama preocupante, pese a que su crecimiento será de casi el 6%.

La Eurozona ha dado una agradable sorpresa. Superó dos recesiones en la última década y ahora avanza (casi) con paso firme. Aumentan los préstamos para el consumo, la confianza en la economía está en su punto más alto desde hace diez años y el paro está bajando. Europa no está viviendo precisamente un boom. Su población envejece, está lastrada por la falta de inversión y el brexit compromete la expansión de la UE. Pero el año que empieza arrancará con una sensación de normalidad y no de crisis.

En Estados Unidos las promesas de Trump de bajadas de impuestos masivas y grandes inversiones en infraestructuras no se han materializado. Aunque se seguirá apostando por esas medidas, la economía no logrará crecer a un ritmo sostenido del 3%. Se ha reducido la fuerza de trabajo y la inversión de las empresas es insuficiente. Pero el mercado laboral se mantiene robusto, los salarios suben y la expansión económica continuará.

Los mercados emergentes tendrán su mejor año desde 2014. Brasil está quebrado por los escándalos y Rusia sufre las sanciones occidentales, pero ambos han salido de la recesión y crecerán por encima del 2%. Nigeria y Sudáfrica también han salido de sus respectivas recesiones, aunque el crecimiento medio del África sub-sahariana será de solo un 3%, por debajo de la media del 5% que se registró entre 2005 y 2015.

China será el verso suelto. Pekín parece por fin dispuesto a pinchar la burbuja económica. El Gobierno ya ha empezado a limitar la capacidad industrial y a reducir el stock de ladrillo. El siguiente paso es permitir una subida de tipos. Se prevé que hasta 2020 la economía crezca al 6,5% anual, aunque en 2018 no alcanzará esa cifra por el descenso de los créditos y la deuda. Todo esto podría salir horriblemente mal, pues pinchar los activos inflados ha sido un pésimo negocio en otros países. Pero el control que el Estado ejerce sobre los bancos y su enorme capacidad financiera hace que tal estallido sea poco probable en 2018.

Augurios de recesión

Entonces, ¿por qué preocuparse? ¿Por qué no limitarse a disfrutar de este inusual año de expansión global sincronizada? La preocupación se sustenta en la historia. Si esta supone una guía (y a menudo lo hace), el ciclo de negocios se está acabando. La economía mundial tiende a entrar en recesión cada ocho o nueve años, y la última acabó en 2009.

Las recesiones suelen empezar cuando los bancos centrales, para mantener las economías en orden, suben los tipos de interés demasiado y demasiado rápido. En este momento, lo más probable es que la Reserva Federal (Fed) suba los tipos de interés tres veces después de haberlo hecho otras tantas en 2017. La Fed también dejará de comprar las cantidades ingentes de activos que adquirió durante la recesión (ver gráfico). Las subidas de tipos en Estados Unidos son el canario en la mina de la economía global. Predicen el final de los ciclos de crédito porque hacen que las empresas endeudadas y los consumidores incurran en grandes impagos. Y también adelantan grandes salidas de capitales de los mercados emergentes. Unos tipos de interés más elevados, además, también producen grandes movimientos de corrección en las bolsas. Muchos sentirán 2018 como el comienzo de la verdadera recuperación, pero en realidad podría ser el principio de su fin.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

  • Por: Burton Loan Consults 04/01/2018 23:42

    ¿Necesita un préstamo para comprar o iniciar un negocio? Anuncio de BURTON LOAN FIRM, una compañía de préstamos / financiamiento que ofrece préstamos para negocios, préstamos personales, inmuebles o préstamos de bienes raíces a una tasa de interés de hasta 3% anual. Contáctenos para mas información. Correo electrónico: burtonloanconsults@gmail.com o burtonpaulloanfirm@yahoo.com Página web: www.burtonpaulloanfirm.wix.com/loan

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica