Negocios felices

22 / 01 / 2018 Tschering Tobgay
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Primer ministro de Bután

"La certificación FNB se otorgará a las empresas que tengan la firme voluntad de integrar la felicidad en su modelo de negocio"

Foto: Lauren Crow

¿El dinero te hace feliz? La sabiduría popular dice que tras alcanzar unos niveles de vida mínimos, que varían de país a país y de región a región, tener más dinero no supone un aumento proporcional de la felicidad. En 2018 Bután lanzará una ambiciosa iniciativa para ofrecer una respuesta visionaria a esta eterna cuestión.

Durante más de seis décadas Bután ha desarrollado políticas basadas en el concepto de Felicidad Nacional Bruta (FNB). Ahora nuestro objetivo son también las empresas, hacer que sus prioridades evolucionen desde los beneficios cortoplacistas a valores a largo plazo capaces de generar negocios responsables y sostenibles.

El concepto de FNB impulsa la felicidad de una sociedad a través de un modelo de desarrollo equilibrado, sostenible, inclusivo y equitativo. Y nuestro próximo objetivo es extender este esquema al sector privado. La idea es que hacer negocios sea beneficioso de forma simultánea para los accionistas, clientes, empleados, la comunidad en su conjunto y el medio ambiente.

Hemos intentado realizar esto a través de la introducción de un certificado instrumental de negocios FNB, derivado del índice FNB que ha inspirado las políticas públicas de Bután. Este certificado comprende una serie de indicadores agrupados en torno a nueve dominios de FNB que cubren el impacto social de la empresa. La información de cuatro de estos dominios (bienestar psicológico, salud, utilización del tiempo y educación) se obtiene de los empleados de la compañía. Por ejemplo, para evaluar el bienestar psicológico de los trabajadores se les harán preguntas relativas a su satisfacción en el trabajo, sus niveles de estrés, su compromiso con la empresa, la existencia de discriminación o sus propias emociones. Para completar los otros cinco dominios (vitalidad de la comunidad, diversidad cultural, buen gobierno, diversidad ecológica y niveles de vida) se preguntará a la empresa.

Más allá de la RSC

¿Cuál es la diferencia de la certificación FNB frente a las medidas cada vez más ambiciosas tomadas en el campo de la responsabilidad social corporativa (RSC)? La mayoría de las iniciativas en este ámbito tienen que ver o bien con la gestión del riesgo o bien con estrategias de relaciones públicas, por lo que se limitan a donar tiempo y dinero o se reducen a sectores concretos. Pero el certificado FNB supone un replanteamiento integral en la forma de hacer negocios. Y por ello implica procesos de evaluación que van más allá de la RSC, pues la FNB mide el desarrollo humano más allá del PIB. Sus categorías de certificación abarcan el conjunto de los procesos de negocio. Estos criterios introducirán los valores de la FNB en los modelos empresariales y protegerán a la sociedad del impacto negativo de ciertas operaciones comerciales, productos y servicios. Esta inversión en felicidad social será premiada con incentivos fiscales.

El pasado noviembre más de 200 participantes de 30 países firmaron la introducción del certificado en la cumbre de negocios FNB celebrada en la capital de mi país, Thimphu. Como el concepto FNB ha sido adoptado por numerosas agencias de muchos países, la conferencia sirvió para acercar a las empresas con mejor predisposición a este tipo de valores.

La marca FNB supondrá la introducción de nuevos estándares de negocio. Un informe del pasado reveló que potencialmente todas las empresas de Bután podían perder su certificado FNB. Como en el resto del mundo, las empresas de mi país trabajan para alcanzar los estrechos intereses de sus propietarios y accionistas, por lo que no fue ninguna sorpresa cuando algunas rechazaron seguir con el proceso de certificación.

Felicidad certificada

Tras el lanzamiento de la iniciativa en noviembre, el proceso para certificarse se hará con la ayuda de asesoría externa. Esto incluirá observaciones directas, recogida de pruebas y entrevistas de campo con trabajadores y empresas. Al final los asesores externos redactarán un informe en el que se dirá qué tipo de certificación FNB puede otorgarse. Este proceso será voluntario, pues solo se aplicará a empresas que tengan la firme voluntad de integrar los principios de la FNB en su modelo de negocio.

La adopción de los principios de la FNB por el sector privado tendrá un gran impacto en la política. En la medida en que el trabajador medio, que tiene entre 18 y 65 años, dedica 94.080 horas de su vida a trabajar (es decir, el 35% del tiempo que pasará despierto), es evidente que sociedad y negocios son interdependientes.

Esa es la verdadera intención de la FNB de Bután aplicada a los negocios: crear una sociedad más próspera y feliz.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica