Un año de transición

18 / 01 / 2018 Álvaro Nieto
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Salvo sorpresa mayúscula, Rajoy intentará seguir en La Moncloa sin arriesgar demasiado.

El presidente del Gobierno quiere seguir en su despacho hasta 2020... como mínimo. Foto: Paco Llata

Decíamos en estas mismas páginas hace doce meses que 2017 podía ser el año del todo o la nada en la política española ya que, dado que el Gobierno de Mariano Rajoy no contaba con mayoría en el Congreso de los Diputados, solo había dos opciones: afrontar grandes pactos de Estado con el apoyo de la oposición o convocar nuevas elecciones generales.

La realidad ha demostrado que no ha pasado ni una cosa ni la otra. No se han afrontado las grandes reformas pendientes de la democracia española (Constitución, educación, ley electoral...), pero tampoco Rajoy ha pasado tantos apuros como para disolver el Parlamento y llamar a comicios generales por tercera vez en dos años.

Así las cosas, todo apunta a que 2018 pintará parecido. El presidente intentará mantenerse en el palacio de la Moncloa y dar pasos que le garanticen poder agotar la legislatura, sobre todo mediante la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado gracias a la colaboración indispensable del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que está sacando un cuantioso rédito económico a su flirteo con Madrid.

No obstante, la situación en Cataluña quizás obligue a Rajoy a caminar en una dirección algo más arriesgada. De hecho, la activación del artículo 155 de la Constitución para frenar el desafío secesionista ha sido probablemente la medida más contundente aprobada por el político gallego desde que preside el Gobierno, abandonando por una vez su proverbial tendencia a dejar las cosas fluir.

Ese artículo 155, y la rápida convocatoria electoral en Cataluña el 21-D, aboca a Rajoy a tener de nuevo sobre la mesa el problema catalán durante los primeros meses de 2018. Y, una vez agotada la vía unilateral por parte de los independentistas, quizás haya llegado la hora de sentarse a buscar soluciones imaginativas que hagan amainar por algún tiempo el temporal surgido desde Cataluña.

En ese sentido, la primera medida que tiene previsto tomar el Gobierno es la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica. En teoría no debe servir para encontrarle una solución a Cataluña, sino para repensar todo el sistema. Sin embargo, todo apunta a que la solución que se encuentre aliviará la situación presupuestaria catalana.

Eso sí, está por ver de qué manera va a ser posible contentar a las 17 comunidades a la vez y, además, hacer un guiño a Cataluña sin que se enojen las demás. Hay quien sugiere que el Ejecutivo podría recuperar la idea del “pacto fiscal” que durante años pidió en vano Artur Mas antes de iniciar el procés separatista, y que tomaba como inspiración el Concierto vasco: recaudar todos los impuestos en el ámbito regional y luego pagar una cantidad simbólica al Estado por los servicios prestados en su territorio por la Administración central. Los expertos dicen que replicar el sistema vasco en Cataluña es inviable si se quiere mantener una cierta solidaridad interterritorial y que las regiones vayan convergiendo.

Con o sin nueva financiación autonómica, otro de los debates que marcarán 2018 es la reforma de la Constitución, que precisamente cumplirá 40 años el 6 de diciembre. El líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, arrancó a Rajoy el compromiso de estudiar ese asunto a cambio de dar su apoyo a la puesta en marcha del artículo 155. De hecho, en la primera mitad de 2018 presentará sus conclusiones la comisión parlamentaria que tiene la misión de estudiar “el funcionamiento del Estado autonómico”. Y, según prevé el PSOE, acto seguido se empezará a hablar en serio de la reforma de la Carta Magna, abriendo una comisión ad hoc en el Parlamento.

El Partido Popular, sin embargo, no tiene tanta prisa. El presidente del Gobierno no cree oportuno encarar ese debate porque, entre otras cosas, una reforma agravada de la Constitución tendría que ser ratificada en referéndum por el conjunto de los españoles... y si los cambios no gozan de un amplio consenso político se puede dar la circunstancia de que en ciertas partes del territorio nacional (alguna provincia vasca o catalana) no se obtenga un amplio respaldo ciudadano. Es decir, los independentistas podrían convertir esa consulta en un auténtico plebiscito sobre su relación con España, y eso pondría en serias dificultades al Estado.

Por tanto, y aunque puede haber sorpresas en función de cómo evolucione la situación en Cataluña, es muy probable que 2018 sea un año de transición en el que apenas se lleven a cabo grandes reformas debido a la minoría parlamentaria del PP y al carácter prudente de su presidente. Si la cosa se complica, eso sí, Rajoy podría estar tentado de anticipar las elecciones generales, si bien su intención es seguir aprobando los Presupuestos con el PNV y estirar la legislatura hasta 2020.

Álvaro Nietosubdirector de Tiempo

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

  • Por: Burton Loan Consults 04/01/2018 23:48

    ¿Necesita un préstamo para comprar o iniciar un negocio? Anuncio de BURTON LOAN FIRM, una compañía de préstamos / financiamiento que ofrece préstamos para negocios, préstamos personales, inmuebles o préstamos de bienes raíces a una tasa de interés de hasta 3% anual. Contáctenos para mas información. Correo electrónico: burtonloanconsults@gmail.com o burtonpaulloanfirm@yahoo.com Página web: www.burtonpaulloanfirm.wix.com/loan

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica