El mercado inmobiliario se normaliza

10 / 01 / 2018 José María Vals
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los expertos creen que en 2018 se venderá más de medio millón de viviendas.

Las grúas han vuelto a aparecer en los extrarradios de las ciudades

Desde el peor año para el sector de la vivienda en España (2013) la actividad de la construcción residencial ha comenzado una lenta pero constante recuperación que lleva a algunos expertos a hablar ya de la vuelta a la normalidad en 2018. Pero la alegría va por barrios, y mientras los precios y las ventas de vivienda nueva van camino de lo que era normal antes de la burbuja inmobiliaria, en el sector de la vivienda usada queda mucho más camino por recorrer.

Las grúas han vuelto a aparecer en los extrarradios de las grandes ciudades españolas, que es donde queda suelo para levantar pisos. Los visados de obra para viviendas nuevas han alcanzado los 80.000 en 2017 y se prevé que superen los 100.000 para 2018. Este es un buen indicador para promotores y constructores, que ven cómo las cifras de ventas de pisos nuevos van retomando la senda de la normalidad. Pero aún es más importante en número la cifra de transacciones de viviendas de segunda mano, que son las que se resisten a subir.

Para 2018 los expertos hablan ya de unas 550.000 viviendas vendidas en el año, frente a las 475.000 de 2017. De ellas, solo un 20% serán pisos nuevos y los de segunda mano están aún muy lejos de alcanzar los precios previos a la crisis. Según datos recopilados por Fotocasa, el precio de la vivienda usada se situaba al comenzar el último trimestre de 2017 en 1.716 euros/m2, cifra muy lejana aún de los 2.952 euros/m2 que alcanzó en abril de 2007.

Esto quiere decir que quienes entraron en el mercado al final de la burbuja y adquirieron pisos de segunda mano están aún muy lejos de poder vender sin asumir pérdidas importantes. Pero para quienes entran ahora, el sector inmobiliario vuelve a estar en niveles que auguran rentabilidades importantes. Por ejemplo, comprar un piso ahora y ponerlo en alquiler puede representar una rentabilidad bruta del 10%, a la que habría que restar el coste de la hipoteca. Con todos estos datos, 2018 tiene buena pinta.

José María Valscolaborador de Tiempo

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica