India se abre al mundo

11 / 01 / 2017 Stanley Pignal
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Nuevas medidas liberalizadoras buscan facilitar los negocios de las empresas extranjeras.

Las calles indias tendrán aún más actividad

Mañanas de fin de semana gastadas en buscar soluciones, seguidas de tardes en las que se intenta determinar cómo la pieza A podría encajar en el hueco B. Los indios tienen mucho que esperar de 2017. La primera tienda de Ikea ya se está construyendo y abrirá sus puertas a finales de año en la ciudad de Hyderabad, en el sur del país. Una década después de que se propusiera el proyecto por primera vez, y tras muchos retrasos debido a leyes que limitan que marcas extranjeras abran tiendas en el país, la llegada de la cadena sueca supone una victoria simbólica para los partidarios de la liberalización de India. Que otros inversores sigan o no el camino marcado por Ikea será un buen indicador de si India se está realmente abriendo al mundo con el Gobierno de Narendra Modi.

Ikea ha sido la primera cadena extranjera en obtener permiso para abrir tiendas en India gracias al giro liberalizador tomado en 2012. Lidiar con la densa jungla burocrática del país no ha resultado nada fácil, pero Ikea lo ha conseguido. La empresa planea tener abiertas 25 tiendas en 2025, más de las que actualmente tiene en el Reino Unido o Suecia. Se espera que para 2020 las ventas al por menor alcancen en el país un volumen de 1,2 billones de dólares (1,1 billones de euros), lo que implica que se multiplicarían por cinco en los próximos cinco años.

El Gobierno no deja de proclamar su apertura a la inversión extranjera. Pero la venta al por menor es uno de los sectores en los que los instintos proteccionistas de India se hacen más evidentes. Las tiendas extranjeras en las que se vende más de una marca, como los supermercados, aún están prohibidas para proteger al pequeño comercio. Las tiendas donde solo se vende una marca sí están permitidas, pero muchas grandes empresas extranjeras prefieren aliarse con socios locales para que se les aplique un mejor trato.

El jefe de Ikea en India, Juvencio Maeztu, dice que el Gobierno indio hizo todo lo posible para atraer la inversión de su empresa. Espera que poco a poco se produzca el cambio de una cultura de la inspección a una de mayor confianza en las empresas. Y es que Ikea aún tiene que cumplir con un requisito más, que dentro de cinco años el 30% de su personal sea indio. Eso no supone un problema para la multinacional sueca, que cuenta con fábricas en el país, pero sí que lo es para otras.

Ahí donde Ikea ha triunfado, ¿otros lo conseguirán? Amazon está realizando grandes inversiones en India a pesar de que las leyes le impiden entregar productos de su propio inventario (actúa fundamentalmente como intermediario entre compradores y vendedores). Adidas planea abrir tiendas en 2017, aunque en ellas no podrá vender su marca Reebok. Walmart solo puede operar como autoservicio mayorista, sin poder vender directamente al público, mientras que la idea de Apple de abrir allí alguna de sus sofisticadas tiendas es compleja debido a que trasladar a India siquiera una pequeña parte de su producción es algo que por el momento hace imposible cualquier acuerdo.

Durante los últimos dos años India ha implantado un gran número de reformas que al menos han conseguido que algunas empresas extranjeras estén considerando invertir en el país. Muchos sectores que durante mucho tiempo estuvieron reservados a empresas indias ahora están mostrando cierta apertura a la inversión extranjera. En abril una sola autoridad central sustituirá a las agencias fiscales regionales, lo que facilitará la hasta ahora difícil y ardua tarea de hacer negocios entre los diferentes Estados indios.

Por todo ello la inversión extranjera se ha disparado, aunque no en el sector manufacturero, creador de muchos puestos de trabajo, que es el que el Gobierno de Narendra Modi más está promocionando. Muchas empresas están esperando a ver cómo les va a Ikea y al resto de empresas antes de dar el paso. Si operar en India se revela más sencillo que montar un armario de los que vienen en un paquete plano, muchas más empresas tratarán de montar sus negocios en el país.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica