Letras en tierra de nadie

25 / 01 / 2017 Conrad Heine
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Una feria del libro se consolida.

Una oradora toma la palabra en Hargeisa

La capital de un país no reconocido internacionalmente y oficialmente parte de la destrozada Somalia será un lugar inesperado para uno de los eventos culturales más seguros de África. Entre el 22 y el 27 de julio, Somalilandia celebrará la X Feria Internacional del Libro de Hargeisa. Un festival de literatura, música, danza y debate que ha crecido desde sus tímidos comienzos en 2008 hasta recibir 10.000 personas en 2016. Escritores, artistas y académicos somalíes departirán con invitados de África, Europa y Norteamérica.

La feria pervive de extraña manera con la imagen de un Estado fallido, Somalilandia, que declaró la independencia de Somalia en 1991 tras el derrumbamiento de la dictadura de Siad Barre. Desde su secesión, Somalilandia está construyendo gradualmente un Estado democrático; las próximas elecciones presidenciales probablemente sean en la primera mitad de 2017. El auge de la feria trae el resurgimiento de una ciudad que fue una vez, según Jama Musse Jama, fundador del festival, “centro cultural de Somalia”, antes de ser devastada por los bombardeos de Barre en 1988. También evoca la visión de Somalia como una “nación de poetas” de Richard Burton, explorador británico del siglo XIX.

En 2017 se pretende expandir la zona de influencia de la feria, especialmente en África. “Conectividad” es su idea: “Llevar Somalilandia al mundo y el mundo a Somalilandia”. Sudáfrica, la potencia económica del continente, será el “país invitado”. Entre los invitados literarios podrían estar Jonny Steinberg, cuyo libro A Man of Good Hope (2014) mostró la inmigración somalí en Ciudad del Cabo; Nuruddin Farah, novelista somalí residente en Sudáfrica; y Haadrawi, un poeta con estatus local de rockstar considerado el Shakespeare somalí.

Pese a las feroces rivalidades regionales, la feria ha inspirado eventos similares en Garowe, capital de la vecina provincia de Puntland, y Mogadiscio, capital de Somalia. En 2017, Jama Musse proyecta coorganizar un evento inaugural en Malawi, país invitado anteriormente. Él está feliz de compartir su propiedad intelectual: “La idea era un sueño, ¿cómo no voy a estar feliz?”.

La feria seguirá desafiando las creencias de este rincón de África: mesas redondas abordarán temas como la sexualidad y el papel de las mujeres, algo arriesgado en una región donde la presencia de la milicia islamista Al Shabab se deja sentir (Hargeisa sufrió atentados suicidas en 2008) y se han recibido amenazas. Pero Jama considera estos debates una “buena experiencia, accedimos a sectores de la sociedad a los que no podíamos llegar”. En 2017 confía en llevar los límites “más lejos que nunca. La gente va evolucionando con la feria”.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica