La Cataluña que dice basta

27 / 10 / 2017 Antonio Fernández
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La mayoría silenciosa pierde el miedo ante el riesgo de independencia.

Cordialidad. El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo (a la derecha, en el centro), recibe a la directiva de Sociedad Civil Catalana, organizadora del 8-O en Barcelona. Foto: EFE/Marta Pérez

Algo que no es independentista se mueve en Cataluña. El pasado 8 de octubre ocurrió un fenómeno peculiar: una manifestación no convocada por el nacionalismo lograba reunir en Barcelona a cientos de miles de personas. Según Sociedad Civil Catalana (SCC), la organizadora, más de un millón de personas. Según la Guardia Urbana, 250.000. Lo más lógico sería hacer una media para calcular la afluencia real de personas. De todos modos, jamás una manifestación antindependentista había reunido a tantos ciudadanos. “La filosofía de esa manifestación era demostrar que no hay una Cataluña única. Que la Cataluña plural existe y también se puede ver en la calle, porque la calle no es de los independentistas, sino de todos los ciudadanos”, explica a Tiempo José Domingo, vicepresidente de SCC. Lo cierto es que después de años de masivas manifestaciones independentistas, la asistencia a la cita del 8 de octubre en Barcelona sorprendió a propios y extraños.

Domingo reconoce que “el 8 de octubre marcó un hito. Hay un antes y un después en la SCC tras esa manifestación, porque desde entonces el ritmo de adhesiones ha sido espectacular. Muchísima gente se ha dirigido a nosotros y no solo para firmar manifiestos o documentos, sino para una colaboración activa. Eso demuestra la preocupación de los catalanes”. ¿Despertó al monstruo el independentismo? Posiblemente. “El 8 de octubre fue un revulsivo y movió a la gente a tomar la calle. Esta es la revolución de los callados. Se trata de no dejar escapar una cosa que nos ha costado mucho. Desde la aprobación de las leyes de ruptura a comienzos de septiembre, mucha gente se dio cuenta de que la cosa iba en serio y quiso hacer escuchar su voz”, dice Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Se trata de una auténtica rebelión contra el establishment catalán. “Pujol inició una estrategia en los años 80 que se ha ido perfeccionando. Y se ha creado una trama conspiratoria para poner todas las tácticas y estrategias y para tender todas las trampas posibles al Estado. En esa trama hay cargos de la Generalitat y de instituciones y entidades cívicas o sociales. Hay actualmente unas 60.000 personas dedicadas a ver cómo lograr la independencia, una cosa extremadamente difícil en España. Y para eso, han buscado apoyos en las mismas estructuras de la Generalitat, en los Mossos d’Esquadra, en los medios de comunicación y han gastado ingentes cantidades de dinero en subvenciones a la sociedad civil. Luego llegó la emboscada del 1 de octubre, fecha en la que los Mossos no cumplieron con su deber y dejaron que los otros cuerpos de seguridad tuviesen que ir a cerrar los colegios electorales donde había niños o ancianos. Ese fue el detonante para que hubiera una reacción en la calle”, añade De Carreras.

Corazón y bolsillo, tocados

David Pérez, diputado socialista y miembro de la Mesa del Parlamento autonómico, señala que la manifestación del 8 de octubre “es el inicio de un camino para revertir muchos años de lluvia fina del independentismo en este país. La gente dijo ‘hasta aquí he llegado’. Y decidió que había que plantar cara al procés”. El diputado del PSC advierte que “ellos han definido quiénes son ellos. Y nosotros no habíamos definido todavía quiénes éramos. Ahora ya lo hemos hecho, aunque el camino será largo y difícil”. También José Domingo es de la opinión de que la que ha alzado ahora la voz en Cataluña “es una mayoría silenciosa. Se sabía que existía, pero no se visualizaba”.

¿Y qué es lo que lleva a esa mayoría silenciosa a dejarse oír? “Una situación de alarma, de angustia, de rupturas familiares y amistades, de fugas de empresas y pérdidas de empleo. Los pequeños empresarios están viendo cómo sus ingresos descienden vertiginosamente”, asegura Domingo.

La situación catalana ha tocado al corazón. Pero también al bolsillo. Van más de 1.300 empresas fugadas de la comunidad desde el 1 de octubre debido a la inseguridad jurídica. Se calcula que los depósitos bancarios bajaron en unos 15.000 millones de euros, que se instalaron en cuentas corrientes del resto de España. “Se nos van 150 empresas cada día. Es lamentable”, dice a TIEMPO Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya.

Esta organización intentó hablar con el presidente Carles Puigdemont en varias ocasiones, pero no pudo. “No quiso hablar con nosotros –subraya Bou–. Solo en una ocasión nos pudimos entrevistar con el consejero de Empresa, Jordi Baiget. Le explicamos lo que pensábamos y le hicimos patentes nuestros temores, pero al cabo de poco tiempo, se fue”.

Hacia el colapso económico

Bou critica que muchas grandes empresas se callaran ante la deriva de la situación y ahora, súbitamente, abandonen Cataluña. “Se dejó pudrir la situación. No debería haber ido tan lejos. Ahora solo queda reconducir la situación y llevarnos de nuevo a la legalidad, a la Constitución y al Estado de Derecho. Y si se aplica el artículo 155, está bien, porque es un instrumento legal que está en la Constitución”. Su entidad organiza ahora vídeos con empresas para demostrar con datos la situación real de Cataluña.

El próximo 7 de noviembre presentarán un vídeo en Bruselas, en el que salen todas las grandes empresas que han abandonado la comunidad. Pero, mientras tanto, Empresaris de Catalunya seguirá apoyando movilizaciones en la calle. “Nos sumamos a todas las convocatorias porque los empresarios también tenemos alma. Los independentistas tienen un arma importantísima, que es el nivel de fanatismo. Y nosotros creemos que debe haber una respuesta cívica y moral. El 8 de octubre, 52 asociaciones –comandadas por SCC, pero con otras importantes entidades al frente, como España i Catalans–, se movilizaron. Nosotros también estuvimos y estaremos en todas”. 

Apoyo-1-Barcelona-8-Oct-F

Manifestación del 8-O por las calles de Barcelona a favor de la unidad española. Foto: E. GAILLARD/Reuters

Grandes movilizaciones

En su opinión, hay que decir a la gente que las últimas décadas han ido muy bien. “En 1979 teníamos una renta per capita de 2.400 euros. En la actualidad, la renta es de 25.000 euros. Tan bien nos ha ido que no podemos poner todo eso. El procés puede crear un colapso económico y los empresarios salimos a la calle con nuestras familias para denunciarlo. No es oponerse a los independentistas o enfrentarnos a ellos, sino decirles que la mayoría de los catalanes no estamos con el procés”.

José Domingo relata que en los próximos meses habrá grandes movilizaciones en contra de la deriva rupturista del Govern. “Queremos movilizar el territorio y se irán haciendo actos y montando carpas en distintas localidades diseminadas por todo el territorio. Ahora se trata de fidelizar a la gente que se ha acercado a nosotros en las agrupaciones territoriales. Se trata de tener una presencia continua en la sociedad”.

El vicepresidente de SCC afirma también que “el procés es una ruina y hay que decirlo y gritar que no es una buena solución”. En este sentido, advierte que unos de los lemas más coreados en las manifestaciones antindependentistas fueron “Aquí estamos y no nos vamos” y “Aquí estamos y no nos callamos”.

“Eso es muy significativo: es la voluntad de los no nacionalistas de no huir y eso dificulta una de las tesis del independentismo, que el Parlamento tiene un mandato popular para el referéndum. Esa premisa es falsa. Ese mandato no existe. Y el pueblo también ha hablado en la calle. Lo pusimos de manifiesto con las movilizaciones del 19 de marzo y 8 y 12 de octubre”, señala. Todos destacan de este movimiento que, al contrario que las movilizaciones independentistas, las banderas que ondean en las manifestaciones son españolas y senyeres. O sea, catalanas. “Se trata, por tanto, de un movimiento incluyente, no como la revolución de las sonrisas [así llaman los soberanistas al procés], que solo muestra la estelada [bandera independentista] y es, por tanto, excluyente”.

Apoyo-2-Ramblas-F

Catalanes que alzan su voz contra el independentismo

La semana pasada se publicó en Diari de Girona una desgarradora carta al director de Helena Boadas, hija de María Mercé Roca, exdiputada de ERC, candidata a la alcaldía de Gerona por este partido y vicepresidenta de Òmnium en su comarca. En la misiva, Boadas rompía lazos con el independentismo que ha vivido en su familia.

“Si me quedaba algún gen de la independencia escondido, en los últimos meses ha quedado fulminado”, asegura la hija de la dirigente de ERC. “Escribo este artículo porque estoy cansada de esconderme. (…) Cuando he conseguido tener una mirada propia sobre las cosas me he tenido que callar, como tantas personas”, advierte antes de criticar que la televisión pública catalana TV3 sea “un panfleto independentista vergonzoso”. El último párrafo del artículo resume su salida del armario independentista: “Estoy cansada de esconderme, Aquí lo tenéis, soy una botiflera, ya me lo digo yo misma, no sufráis. Pero aprovechad para reflexionar un poco, porque como yo hay mucha, mucha gente, muchísima, que sigue escondida debajo de una piedra”.

En las últimas semanas se han alzado voces de antiguos dirigentes de CiU contra la deriva secesionista que Carles Puigdemont. Son los casos de Josep Antoni Duran i Lleida, quien había guardado un escrupuloso silencio desde que abandonó la primera línea política en 2016; el exeurodiputado Ignasi Guardans o el histórico diputado en Madrid Josep López de Lerma, quien abandonó la formación convergente hace una década cuando Artur Mas empezó su carrera nacionalista.

En la magistratura destacan las advertencias de Eugeni Gay, exmagistrado del Tribunal Constitucional, uno de los organismos estatales más denostados desde el independentismo. Pero ha sido desde el mundo de la cultura donde las voces críticas con el procés han tenido mayor eco. Eduardo Mendoza, premio Cervantes, señaló que el referéndum propuesto para el 1 de octubre era un “proceso descarrilado”, mientras que Juan Marsé, que también ganó ese premio, señaló que la consulta era “rigurosamente incompatible con un Estado de Derecho”. Joan Manuel Serrat, el más famoso de los cantantes catalanes, provocó un terremoto al decir que no iría a votar a unas elecciones que “no apelen a la mayoría de la ciudadanía” y mientras no fuera realmente vinculante.

La cineasta Isabel Coixet ha sufrido escraches en su casa desde que se posicionó contra el 1-O: “Los artistas no tenemos la obligación de hablar, pero no puedes escurrir el bulto”, ha declarado.

Y Nùria Amat, autora de la novela El sanatorio, sobre las consecuencias del procés, equipara el independentismo catalán con “los trágicos nacionalismos europeos”. 

Antonio Rodríguez

duran-i-lleida-F

J. A. Duran i Lleida

eduardo-mendoza-F

Eduardo Mendoza

Serrat-F

J. Manuel Serrat

Ignasi-Guardans-F

Ignasi Guardans

isabel-coixet-F

Isabel Coixet

josep-lopez-de-lerma-F

J. López de Lerma

juan-marse-F

Juan Marsé

Nuria-Amat-F

Nùria Amat

Eugeni-gay-F

Eugeni Gay

HEENA-BOADAS-NUEVA-F

El peligro

Nacionalismo contra nacionalismo

Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional, destaca el peligro de enfrentamiento entre dos nacionalismos: el catalán y el español. “En Cataluña se inició un contraproceso. El riesgo de que esto genere un nacionalismo español frente a un nacionalismo catalán está ahí y sería lamentable”. De Carreras señala que uno de los nacionalismos “quiere la independencia saltándose la ley y la Constitución y perjudicando a las empresas.

El otro, sin embargo, no debe clamar por la unidad de España. No se trata de defender la intocable unidad de España de Isabel la Católica, una opción que está tan anticuada como el nacionalismo catalán. España es una realidad interpenetrada, todos tenemos familias y amigos en el resto del territorio”. Destaca, no obstante, que en las manifestaciones antindependentistas convocadas hasta ahora “había muchas banderas españolas pero también catalanas. Y el 8 de octubre no había más banderas europeas porque se habían agotado”.

La economía

Brusca caída de la inversión extranjera 

Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya, señala a este semanario que “la ideología nacionalista es populista y totalitaria, aunque luzca exquisita. Y en un momento determinado, vendió el paraíso que sería una Cataluña desgajada de España, diciendo que era una bicoca y que íbamos a tener más beneficios que perjuicios. Pero la gente debe abrir los ojos. Cataluña sin España se quedaría postrada económicamente y en una posición de la que tardaríamos décadas en recuperarnos”. Según la entidad que preside Bou, desde el 1 de octubre ha habido una “brusca caída de la inversión extranjera y del turismo en Cataluña”, al tiempo que piden que los ciudadanos del resto de España “no se dejen llevar por extremismos ni injustos boicots a productos catalanes. Este es el juego de crispación y resentimiento que alimenta el separatismo en Cataluña. No les hagamos el juego”. 

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

  • Por: HENRIETTA FERNANDO 27/10/2017 20:49

    Hola, Esto es para informar al público en general que la Sra. HENRIETTA FERNANDO, una prestamista de préstamo privado de buena reputación ha abierto una oportunidad financiera para todos los que necesitan ayuda financiera. ¿Necesita un préstamo? ¿Necesita dinero urgente para resolver un problema de emergencia? ¿O necesita un préstamo para cancelar sus deudas o financiar su proyecto? ¿Ha sido rechazado por los bancos y otras agencias financieras? No busque más, porque estamos aquí para todos sus problemas financieros. Ofrecemos préstamos rápidos y confiables a un tipo de interés del 2% a personas, empresas y sociedades independientemente de la nacionalidad del cliente o situación financiera. Nuestros términos y condiciones y claro y muy comprensible. No se requiere chequeo de crédito, 100% garantizado. Envíenos un correo electrónico a: (henriettafernandoloanfirm@gmail.com)

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica