Fraude en la Red: los otros atracos

23 / 10 / 2006 0:00 Yolanda González
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los delincuentes han descubierto en las nuevas tecnologías un filón. Su último truco es lograr el teléfono de un cliente bancario y llamarle pidiéndole sus datos.

Noticias relacionadas

Algunas pistas para acabar con los ciberdelincuentes

Entrevista a Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas

21/08/06

Hace muchos años, los delincuentes más buscados se habrían llevado las manos a la cabeza si alguien les hubiese contado que en el siglo XXI se iba a poder atracar bancos frente a un ordenador conectado a un sistema bautizado como Internet. Hoy, la red de redes es inmediatez y una potente herramienta de comunicación y documentación, pero también el nuevo campo de acción de los amigos de lo ajeno. Y las cifras lo demuestran: en 2005 más de 700.000 españoles denunciaron haber sido víctimas de una de estas estafas. A la hora de combatirlas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se encuentran con dos dificultades principales: el anonimato que permite Internet hace muy laborioso dar con los delincuentes y que éstos, cuando descubren que los agentes les siguen la pista, se decantan por métodos más sofisticados.

Correos masivos

Esta última afirmación sirve para entender el perfeccionamiento del phishing –del inglés fishing: pesca– al que estamos asistiendo en la actualidad.

En sus orígenes esta práctica consistía en el envío de un correo que contenía un enlace falso a una web de una entidad bancaria en el que se pedía al usuario recordar sus datos y claves personales para arreglar “una incidencia”. Hoy en día, después de que las entidades bancarias, Policía y Guardia Civil dieran la voz de alarma, los estafadores han tomado nota: siguen recurriendo al correo electrónico, pero esta vez para instar a los internautas a facilitar sus datos vía telefónica dada la inseguridad de la Red. Evidentemente, el número de teléfono que facilitan no se corresponde con el de ninguna entidad bancaria y quien cae en la trampa da a los delincuentes acceso directo a sus ingresos.

El capitán De Miguel, del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, asegura que pese a que en los últimos meses se han disparado los fraudes en subastas electrónicas, el phishing es su principal caballo de batalla.“Hay diferentes variaciones, cada vez más avanzadas, para obtener contraseñas de acceso a banca electrónica que luego son usadas para robar dinero”, dice. De Miguel alerta de una práctica, también muy extendida en la Red, que consiste en lanzar ofertas de trabajo para captar a gente dispuesta a recibir en su cuenta un dinero que debe remitir después a una dirección determinada a través de una empresa de envío. Como contraprestación, se les ofrecen altas comisiones por una labor que en esencia consiste en desviar los fondos que los delincuentes consiguen principalmente con el phishing. Estos intermediarios se conocen con el nombre de mulas.

En este caso, como en el del resto de las estafas que se cometen por la Red, los expertos piden que no bajemos la guardia. “Nadie da duros a peseta, por lo que hay que desconfiar de este tipo de sorprendentes ofertas”, añade. Para poner aún más trabas a los delincuentes, este capitán de la Guardia Civil recomienda a los usuarios de banca electrónica que dispongan de una cuenta específica para realizar compras por Internet en la que sólo tengan el dinero que han previsto gastarse.

Venta de coches

El fraude en Internet ha salpicado también a la compra-venta de automóviles. El inspector Rodríguez, del Grupo de Fraude de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía, indica que en el 90% de los casos los anuncios falsos de venta de coches están insertados en páginas web legales. Aquí, la esencia del modus operandi siempre es la misma: cuando alguien muestra interés por un coche (suelen ser de gama alta a precios irrisorios), el delincuente hace todo lo posible para ganarse su confianza. Normalmente suelen pedir una cantidad como señal que el comprador estafado jamás verá. Y tampoco el coche. Rodríguez explica que es muy difícil establecer un perfil del ciberdelincuente. “Pueden ser mayores o menores de edad, más o menos cultos y actuar en solitario o dentro de una red organizada”, declara. En multitud de ocasiones, la labor policial sobrepasa los límites jurisdiccionales de un país. Muchos de los delitos que investiga la BIT tienen, además de en España, tentáculos en otros países europeos como Italia, Alemania y Reino Unido. Aquí la colaboración policial es fundamental.

Descarga de archivos

Experto en investigar todos los virus que inundan Internet para después neutralizarlos, Luis Corrons, director de PandaLab, dependiente de Panda Software, recomienda no descargar nunca ningún archivo desconocido en el ordenador.“En ocasiones, los mensajes están infectados con troyanos: programas muy precisos que pueden llegar a grabar todos nuestros movimientos cuando entramos en una determinada dirección web, normalmente la de una entidad bancaria”, precisa.

Corrons asegura que los hackers aprovechan para atacar cuando la población y los bancos tienen menor capacidad de reacción: en verano, y los fines de semana. Una tesis que comparte con Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. Como ejemplo, cita que el último fin de semana del mes de julio se dieron más de una decena de ataques de phishing.

Llamada a la calma

Desde el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, su director, Enrique Martínez, rechaza utilizar un tono “alarmista”. A su juicio, se están poniendo todas las trabas posibles para acabar con estos problemas y el ciudadano ha de concienciarse de que “en Internet tienen que tomarse las mismas precauciones que se toman cuando uno va al banco: vigilar que nadie nos siga, no tirar los resguardos en cualquier lado…”.

Martínez explica que los ciberdelincuentes han atravesado diferentes etapas desde los orígenes de Internet a nuestros días.“En un principio realizaban ataques para conseguir notoriedad y ser conocidos como los mejores informáticos del mundo, y ahora su interés reside sólo en enriquecerse. Como todo lo que tiene ventajas en la vida, Internet también tiene inconvenientes, pero nadie va a impedir que esto siga haciendo más fácil la vida de las personas y de las empresas”, insiste.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica