Franco ha vuelto

23 / 11 / 2017 Javier Otero
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Las batallas alrededor de la figura del dictador, sus herederos y sus propiedades se acentúan en el 42 aniversario de su muerte.

Heredera. Carmen Franco Polo, la única hija del dictador. Foto: Europa Press

Pocos podrían imaginarse que 42 años después de la muerte de Franco, la figura del dictador y el franquismo iban a estar tan presentes en la actualidad política. El conflicto sobre la independencia de Cataluña ha reavivado el recurso de asociar algunos de los hechos o las decisiones políticas que se toman (actuación policial, detenciones y encarcelamientos o, especialmente, la destitución del Govern de la Generalitat) con actitudes franquistas. Más allá de esto, las novedades alrededor del destino de sus propiedades, sus papeles y hasta sus restos se acumulan más que nunca cerca del aniversario de su muerte.

En los últimos meses se han sucedido iniciativas que han puesto de relieve lo que queda de Franco tantos años después de su muerte. Una de las más recientes es el intento por recuperar dos estatuas del Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago. Las estatuas, que se cree que representan a Abraham e Isaac y que miden alrededor de 1,70 metros, se encontraban en poder de la familia del dictador, una situación que se quiere revertir. El Ayuntamiento de Santiago decidió a finales de octubre recuperarlas a través de los tribunales, tras intentar sin éxito que la familia Franco las devolviera. Las dos piezas fueron propiedad en su día del conde de Ximonde, que las vendió al ayuntamiento. Este, a su vez, las regaló a Franco posteriormente, para decorar el pazo de Meirás, aunque finalmente fueron a parar a la monumental Casa Cornide, también de la familia Franco, en La Coruña.

El hecho de que la familia Franco tuviera en sus manos las dos valiosas estatuas del taller del maestro Mateo, del siglo XII, casi había caído en el olvido, pero hace nueve años fueron cedidas por primera vez para formar parte de una exposición que conmemoraba los 800 años de la ciudad de La Coruña, aunque hasta ahora no tomaron cuerpo las reclamaciones. Las figuras, según las condiciones que impuso el conde de Ximonde al traspasar su propiedad al Ayuntamiento de Santiago, no deberían haber salido de la ciudad. Además, no se conserva ningún registro en el consistorio de la donación al dictador.

Franco recibió durante su dictadura numerosos regalos. Algunos han salido a subasta a través de la casa de subastas Segre de Madrid, como un bastón de mando en oro de 18 kilates con diamantes engastados o un reloj de oro con rubíes, regalo del presidente de Portugal a Franco, que tuvo un precio de salida de 25.000 euros. La declaración de Bien de Interés Cultural del pazo de Meirás limita la venta de las obras de arte valiosas que haya en su interior. La última reclamación que ha salido a la luz es la de un abogado que persigue la devolución de dos pilas bautismales de la iglesia románica de San Xián de Moraime, en la localidad coruñesa de Muxía.

Recursos y ocupaciones

La batalla sobre el pazo de Meirás, que se mantuvo encallada durante años, ha resurgido con fuerza. Los colectivos que defienden que la finca deje de ser propiedad de la familia Franco realizaron una protesta en la que ocuparon la misma para colocar pancartas reivindicativas. La finca fue declarada Bien de Interés Cultural hace nueve años, lo que le obliga a abrir las puertas al público y restringe la venta de sus bienes. Desde entonces se han sucedido los recursos de la familia contra esta declaración y los problemas para el acceso del público. El pasado mes de septiembre, la Xunta de Galicia multó a la familia Franco por los problemas para que se cumpliera esa obligación. Desde el pasado mes de junio la Fundación Nacional Francisco Franco es la encargada de la gestión de las visitas al pazo de Meirás. Esta entidad considera que se trata de “una excelente oportunidad para mostrar al gran público la grandeza de la figura de Francisco Franco”, lo que ha provocado protestas de los partidos de izquierda por lo que consideran una apología del fascismo. El presidente popular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado que acudirá a la fiscalía si tiene constancia de que se hace apología del franquismo. En cualquier caso, Feijóo cree que la única manera de que el pazo pase a manos públicas, sin tener que pagar una expropiación, es investigar si existen “vicios ocultos” en la donación a Franco. El guante lo han recogido una veintena de concellos gallegos, así como la Diputación y la Universidad de La Coruña, que hace pocos días se han reunido para analizar los primeros informes históricos y jurídicos sobre este aspecto.

La donación del pazo de Meirás

La tesis de los que defienden esta postura es que la donación del pazo se hizo con una suscripción popular bajo la presión o las amenazas a la sombra de la Guerra Civil, presión que debería invalidar que la propiedad continúe en manos de los herederos de Franco. Esta versión es considerada “una broma” por el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, Gonzalo Fernández de la Mora, quien señala a esta revista que la suscripción la realizaron mayoritariamente personas “pertenecientes a la clase alta gallega” y que es razonable que hubiera simpatizantes del bando franquista que “agradecidos a la causa” realizaran importantes donaciones.

El mismo 20 de noviembre en el que se cumplen 42 años de la muerte del dictador, Compromís, EH-Bildu, Esquerra Republicana y el BNG presentarán una denuncia en la Comisión de Peticiones de la Unión Europea para que la Fundación Francisco Franco deje de gestionar las visitas al pazo de Meirás, ya que considera que esta atenta contra los valores europeos, la democracia y los derechos humanos. El presidente de la fundación, Gonzalo Fernández de la Mora, sostiene que “no hay razón legal y racional” para que esta organización no gestione el pazo. Además, Fernández de la Mora subraya que “su objetivo fundacional es legal”.

Por su parte, la Fiscalía de Santiago de Compostela abrió diligencias el mes pasado contra la citada fundación para analizar si existe un delito de odio en sus manifestaciones públicas. La fundación también ataca y ha anunciado que “hará todo lo que esté en su mano para asegurarse de que los asaltantes al pazo de Meirás reciban su justo castigo de acuerdo con la ley”.

Pocos días antes de este nuevo 20-N, PDECat, PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana y el Partido Nacionalista Vasco han apoyado una proposición para modificar la Ley de Memoria Histórica para anular los juicios políticos del franquismo. El pasado verano, el Congreso de los Diputados aprobó otra proposición en la que insta al Gobierno a reactivar dicha ley y, entre otras medidas, sacar los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Además, los socialistas sostienen que no deberían contar con financiación pública organizaciones que ensalzan el franquismo.

Todo se acumula en el mismo mes de noviembre en el que murió Franco. Un juzgado de lo contencioso-administrativo suspendió a finales de octubre la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cambiar los nombres relacionados con el franquismo en las calles de la capital. La Fundación Nacional Francisco Franco se opuso a esta medida, pero para hacer efectiva la suspensión cautelar de la decisión del ayuntamiento, el juzgado pide a la fundación que deposite 60.000 euros de fianza. El auto judicial no indica cuánto tiempo tiene para depositar esta cantidad, por lo que el ayuntamiento ha pedido al juez que aclare el plazo. Entretanto, la fundación ha abierto una suscripción pública para pagar esta fianza, ya que, según indica su presidente, no pueden hacer frente a la misma cuando su presupuesto anual es de 90.000 euros. A mediados de noviembre, la suscripción solo rondaba los 7.000 euros. El auto judicial señala que no existen razones de urgencia ni de interés general que obliguen a la ejecución inmediata del acuerdo del Ayuntamiento de Madrid para retirar nombres como la plaza de Arriba España, la plaza del Caudillo y otros, entre los que se encuentran generales franquistas. Algunas de estas calles celebran fechas emblemáticas como el primero de octubre, cuando Franco asume la jefatura del Estado en 1936. Curiosamente, la lotería de Navidad de la fundación juega dos números: el 11.036, que coincide con esta fecha, y el 01.175, mes y año de la muerte de Franco.

Por último, hasta disputas sobre documentos históricos relacionados con el dictador se unen a la vorágine de noticias con las que parece que Franco ha vuelto. Los llamados papeles privados de Franco, una inmensa documentación que contiene desde informes oficiales a manuscritos del dictador, están depositados en la Fundación Nacional Francisco Franco, mientras que una copia se encuentra en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. 

Secretos al descubierto

Entre estos papeles se encuentran documentos que son considerados secretos, según el Gobierno. Esta revista publicó que el archivo de Salamanca no concedía el acceso a alguno de estos papeles por esta razón, aunque al principio no había habido problemas. En cualquier caso, otros documentos que tenían el calificativo de “secreto” en su encabezamiento habían podido ser consultados y fueron publicados por TIEMPO. Izquierda Unida, que realizó una pregunta parlamentaria tras advertir esta misma situación, pidió que se retiraran estos fondos documentales a la Fundación Francisco Franco. El Gobierno señaló, en respuesta escrita a una pregunta parlamentaria de Izquierda Unida, que cuando llegaron a Salamanca las copias de estos papeles se retiraron de la consulta del público “todos aquellos materiales que se consideran afectados por la normativa sobre secretos oficiales, comenzando por la remisión a la Fundación de un escrito, desde la Secretaría de Estado de Cultura, para que retire del posible acceso público la mencionada documentación”. A pesar de esta afirmación por parte del Gobierno, el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco ha señalado a esta revista que es “absolutamente falso” que hayan recibido ninguna comunicación en este sentido por parte del Gobierno. Los documentos pueden consultarse sin restricciones en la fundación.

Salamanca-F

Memoria. Trabajos de retirada del medallón de Franco en la Plaza Mayor de Salamanca. Foto: J. M. García/EFE

Retirar o rebautizar

Los últimos monumentos franquistas

Antonio Rodríguez

A día de hoy perviven varios monumentos que glorifican las gestas franquistas o ensalzan a alguno de sus dirigentes, si bien en los últimos años se han ido retirando varios de los más conocidos. Fue el caso del medallón de Franco en la Plaza Mayor de Salamanca, en junio de este año, o el monumento al falangista Onésimo Redondo en un cerro de Valladolid, cuyas esculturas fueron retiradas en 2016. El PP se había quedado sin mayoría absoluta en los ayuntamientos de ambas ciudades y al final tuvo que acatar los requerimientos para aplicar la Ley de Memoria Histórica.

La obra franquista más conocida que permanece en pie es la del Valle de los Caídos, en la sierra madrileña de Guadarrama, pero hay otras de gran tamaño que se mantienen por toda la geografía española. La más imponente es el Arco de la Victoria en el barrio de Moncloa de Madrid, que conmemora la entrada de las tropas nacionales en la capital al final de la Guerra Civil. La ausencia de símbolos franquistas y las inscripciones en latín han permitido que este monumento, que nunca fue inaugurado por el régimen, haya pasado un tanto desapercibido. El ayuntamiento de Manuela Carmena planea instalar en él un museo sobre el frente bélico y rebautizarlo como Arco de la Memoria o Arco de la Concordia.

En Cataluña existe otro monumento franquista de gran tamaño, concretamente en Tortosa. El monolito a los caídos tiene dos puntas de hierro negras y 45 metros de altura que dominan el Ebro al paso por esta localidad, donde se produjo la batalla más importante de la Guerra Civil. En 2016 hubo una consulta popular sobre el futuro del mismo y el 68% de los participantes escogió la opción que defendía mantener y reinterpretar el monumento inaugurado por Franco en 1966. Otros grandes monumentos son el de la Victoria, en Tenerife, o el del Ángel de la Victoria y la Paz, ubicado a las afueras de Valdepeñas (Ciudad Real) y que ha perdido casi todo su armazón.

La única estatua de Franco expuesta en la vía pública se encuentra en Melilla. Está situada a los pies del recinto amurallado, frente a la entrada del puerto. El ayuntamiento del PP argumenta que la estatua no incumple la Ley de Memoria Histórica al no estar erigida en honor al Caudillo, sino que rinde homenaje al “comandante” de la Legión que en 1921 salvó a la ciudad del asedio de las tropas marroquíes.

Entre los dirigentes franquistas destaca el monumento a Carrero Blanco en el paseo marítimo de su localidad natal, Santoña (Cantabria), el monolito al general Emilio Mola en Alcocero de Mola, la localidad burgalesa en donde murió en un accidente de avión al poco de iniciarse la Guerra Civil y que cambió su topónimo por este motivo, y la estatua ecuestre del general José Enrique Varela en su ciudad natal de San Fernando (Cádiz). Allí el ayuntamiento aprobó en 2016 cambiar la ubicación del monumento con los votos de Sí Se Puede San Fernando, PSOE y Ciudadanos, pero la escultura sigue en su sitio. La figura de Varela genera polémica en su localidad de nacimiento porque una parte de los vecinos le ve como un símbolo del golpe militar y otros como un benefactor de la ciudad, de ahí que el PP votase en contra. 

IM.-Valle-Caídos-06-F

Valle de los Caídos (Madrid) 

estatua-ecuestre-Plaza-Rey_EDIIMA20160129_0256_5-F

Monumento al general Varela en San Fernando (Cádiz)

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

  • Por: HENRIETTA FERNANDO 20/11/2017 18:42

    Hola, Esto es para informar al público en general que la Sra. HENRIETTA FERNANDO, una prestamista de préstamo privado de buena reputación ha abierto una oportunidad financiera para todos los que necesitan ayuda financiera. ¿Necesita un préstamo? ¿Necesita dinero urgente para resolver un problema de emergencia? ¿O necesita un préstamo para cancelar sus deudas o financiar su proyecto? ¿Ha sido rechazado por los bancos y otras agencias financieras? No busque más, porque estamos aquí para todos sus problemas financieros. Ofrecemos préstamos rápidos y confiables a un tipo de interés del 2% a personas, empresas y sociedades independientemente de la nacionalidad del cliente o situación financiera. Nuestros términos y condiciones y claro y muy comprensible. No se requiere chequeo de crédito, 100% garantizado. Envíenos un correo electrónico a: (henriettafernandoloanfirm@gmail.com)

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica