Felipe VI, ante su viaje más político

10 / 03 / 2017 Antonio Rodríguez
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Los Reyes rendirán una visita de Estado a Isabel II en junio, con el brexit en marcha, 200.000 españoles pendientes de su permiso de residencia en el Reino Unido y una propuesta de cosoberanía para Gibraltar sobre la mesa.

Los Reyes en La Zarzuela. Foto: Sergio Pérez/Reuters

La esperada visita de Felipe VI y la reina Letizia al Reino Unido, que fue aplazada en febrero del año pasado por el bloqueo político en España, ya tiene fecha: del 6 al 8 de junio, según ha adelantado El Independiente. Este desplazamiento será la primera visita de Estado de un monarca español a las islas británicas en más de 30 años, pues Juan Carlos I estuvo en 1986 acompañado de doña Sofía, de ahí que en La Zarzuela se tengan grandes expectativas con este viaje.

El precedente de 1986 tuvo su broche de oro con el discurso del rey emérito ante el Parlamento de Westminster. Don Juan Carlos se convirtió en el primer monarca que se dirigía a los parlamentarios en una sesión conjunta de las dos Cámaras británicas. Antes de él, solo tres jefes de Estado (los franceses Charles de Gaulle y François Mitterrand, y el estadounidense Ronald Reagan) habían tenido ese privilegio. En la solemnidad de aquel acto, el speaker Bernard Weatherill terminó su discurso con un vibrante “viva el Rey” y “viva España” en la lengua de Cervantes, que encandiló a los más de 400 lores y comunes presentes en el acto.

Con Felipe VI podría ocurrir lo mismo, aunque el programa aún no está cerrado y, según ha sabido TIEMPO, variará con respecto a lo poco que se filtró en diciembre de 2015, cuando Madrid y Londres anunciaron la visita de Estado para marzo del año siguiente. En aquella ocasión se indicó, de manera extraoficial, que Isabel II recibiría a sus huéspedes españoles en el castillo de Windsor y que habría un acto cultural sobre el legado literario de William Shakespeare y Miguel de Cervantes con motivo del cuarto aniversario del fallecimiento de ambos. Ahora es posible que se cambie Windsor por el palacio de Buckingham y lo que es seguro es que no habrá ese recuerdo a los padres de las letras inglesas y españolas porque las efemérides ya han pasado.

El veto a Trump

Con respecto al posible discurso real ante Westminster, hay un hecho reciente que pesa en la decisión final que se tome. La Cámara de los Comunes se ha opuesto con vehemencia a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hable ante los diputados en su próxima visita de Estado al Reino Unido, para la que aún no hay fecha. Isabel II solo recibe dos visitas de Estado al año, por lo que se deciden con mucha antelación. Si Londres tiene un gesto tan importante con Felipe VI es posible que en Washington caiga esa deferencia como un jarro de agua fría. De ahí que el Gobierno británico dude qué hacer.

El segundo acontecimiento que señalará este viaje de los Reyes al Reino Unido es el marcado carácter político del mismo, pues se producirá en pleno proceso de negociación de la salida de este país de la Unión Europea, el llamado brexit. La primera ministra, Theresa May, se ha puesto el final de este mes como fecha límite para iniciar el proceso de divorcio con la UE, pero desde Downing Street ya se está advirtiendo de que dicho podría comenzar antes.

El abandono de Londres del club comunitario dará un protagonismo aún mayor a la relación bilateral entre España y el Reino Unido, que tiene en nuestro país una de sus redes más amplias de consulados para atender a los 300.000 británicos que residen aquí. Además, el año pasado vinieron a España 15 millones de turistas británicos en busca de sol y playa, mientras que se estima que unos 200.000 españoles residen en el Reino Unido y unos dos millones viajaron a las islas en 2016. Precisamente, los españoles que llevan trabajando años en tierras británicas temen ahora que sus condiciones laborales y de estancia cambien a raíz del brexit.

El Gobierno de Mariano Rajoy anunció la semana pasada la apertura de una oficina de apoyo a los españoles que viven en el Reino Unido para atender sus necesidades tras el inicio del brexit. En esa ventanilla única se podrán hacer consultas, resolver dudas y conocer las posibles consecuencias que pueda tener para ellos el brexit. Esta decisión fue la primera orden que se le dio al nuevo embajador español en Londres, Carlos Bastarreche, quien fue nombrado en el último Consejo de Ministros y con el que se han reactivado las negociaciones para la visita de los Reyes.

El futuro de Gibraltar

Durante la estancia de Felipe VI y doña Letizia en Londres es posible que salga a la palestra la histórica reivindicación española de Gibraltar, aunque el monarca será muy cuidadoso en su alegato para no herir sensibilidades en los anfitriones. El Ejecutivo de Rajoy mantiene sobre la mesa una oferta de cosoberanía para el territorio en cuestión ya que la Roca se verá seriamente afectada por la salida de la metrópoli de la UE. Con todo, desde Madrid se han rebajado sustancialmente las demandas al respecto desde que José Manuel García-Margallo dejó la cartera de Exteriores. En juego está una “fuerte relación” como socios en la OTAN y la ONU. “Compartimos estrechos vínculos en los ámbitos de la cultura, del comercio, de la inversión y de seguridad y defensa”, ha señalado el embajador británico, Simon Manley. 

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica