Exsobrino del rey y azote de Teddy Bautista

15 / 07 / 2011 14:05 Celia Lorente
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

José Miguel Fernández-Sastrón ha protagonizado úlimamente portadas por su oposición al presidente de la SGAE, Teddy Bautista. Conocido por su matrimonio con Simoneta Gómez Acebo, pocos le relacionaban con su labor en la institución.

El líder de la plataforma De Otra Manera (DOM), y oponente de Teddy Bautista en las pasadas elecciones de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), José Miguel Fernández-Sastrón, venía diciéndolo desde hace años: “La SGAE necesita borrón y cuenta nueva”. Él ha sido el primer miembro de la junta directiva que se ha atrevido a criticar abiertamente la política de la entidad, impuesta por el mandato de Teddy Bautista desde 1983.

A pesar de esta labor, Fernández-
 Sastrón era hasta ahora casi un desconocido por su faceta como compositor y miembro de la SGAE, y muy conocido por su matrimonio con la sobrina del rey, Simoneta Gómez Acebo, de quien se separó hace poco más de un año. Su enlace en 1990, por el que pasó a formar parte de la familia real, fue calificado en su momento como la boda del año, se celebró en la catedral de Palma de Mallorca y fue oficiado por el obispo, monseñor Úbeda, y a el asistieron más de 1.000 invitados. La novia, Simoneta, hija de los duques de Badajoz, Luis Gómez Acebo y la infanta Doña Pilar, y el novio, un licenciado en Derecho procedente de una familia bien, nieto del fundador y propietario de Galerías Preciados, un imperio comercial que acabó integrándose en otro con el que tenía lazos familiares: el de El Corte Inglés de Ramón Areces.

Sastrón vivió una infancia feliz junto a sus padres y sus seis hermanos en su chalet de la lujosa colonia El Viso en Madrid. La música formaba parte de esta familia -su padre tocaba la guitarra- y a pesar de que se licenció en Derecho la afición por componer dirigiría sus pasos hacia esta profesión. Suyas son melodías muy conocidas para el cine español en películas como Trileros o Los buscavidas; sintonías de programas de televisión muy recordadas como Acompáñame una noche más del programa Sorpresa, sorpresa o la de la serie Manolito Gafotas; otras de anuncios publicitarios como Don Simón o el famoso Me gusta el Fútbol que popularizó Canal+; e incluso el vals que abrió el baile en la boda del príncipe Felipe y doña Letizia era obra suya. Ha trabajado con músicos como Chavela Vargas, Ketama o Joaquín Sabina. El conocido compositor y director de orquesta Augusto Algueró fue su padrino en la profesión, quien le ayudó en sus inicios y con el que colaboró durante casi 15 años.

Inesperada separación.

Simoneta y Sastrón se separaron el pasado mes de julio tras 19 años de matrimonio y tres hijos en común: Luis (17), Pablo (14) y María (9). En principio anunciaron que se daban un tiempo para “intentar arreglar la difícil situación que atraviesa el matrimonio”, y los dos daban la misma explicación a familiares y allegados: que estaban bien y que no había terceras personas. El tiempo no parece que vaya a volver a unir a esta pareja, a pesar de que tras la ruptura han mantenido un trato más cordial de lo habitual. Lo demostró Simoneta al invitarle a su último cumpleaños, el pasado 28 de octubre, y lo han demostrado los dos recientemente al acudir juntos el último fin de semana de mayo a la comunión de su hija María, donde se comportaron de forma amistosa. Siguieron atentamente la ceremonia y después se dirigieron, junto a amigos y familiares, al domicilio de la infanta Pilar, donde tuvo lugar la celebración. Allí acudieron la reina Sofía, el príncipe Felipe y la infanta Elena, junto a su hijo, Felipe de Marichalar. Sastrón, a pesar de su separación, sigue manteniendo una excelente relación con la familia real, que le tiene mucho aprecio. Un sentimiento que es correspondido sobre todo en lo que se refiere a su suegra, la infanta Pilar, de la que Sastrón afirma que se ha comportado con él como una verdadera madre. Y es que quienes le conocen cuentan que es difícil no llevarse bien con este hombre debido a su carácter afable, conciliador y amigo de los suyos.

Simoneta y Sastrón formaban una pareja un tanto peculiar, ya que ambos son muy distintos. Él, músico y un tanto bohemio, y ella, una ejecutiva importante para España y Portugal de la firma de joyas Cartier. Fernández-Sastrón ha contado en varias ocasiones que él prefiere componer por las noches, mientras que el trabajo que Simoneta desempeña la obliga a llevar un horario más normal. En 19 años de matrimonio sus diferentes vida, trabajo e intereses no habían impedido una convivencia tranquila y feliz. A ambos les unía su afición a las fiestas de sociedad, a las que asistían habitualmente y que ahora frecuentan por separado. Incluso ya se les ha adjudicado nuevas parejas que los dos han desmentido. A Sastrón le han relacionado con la actriz Ruth Gabriel: “A Ruth la conocí a través de unos amigos comunes. Coincidimos en un cumpleaños y después nos han podido ver juntos porque hemos vuelto a quedar, siempre con otros amigos. De ahí a ser novios hay un gran trecho. No tengo novia”, ha dicho a la prensa del corazón. La actriz es una mujer de lo más opuesto a Simoneta, morena y de aspecto racial, a la que se recuerda por protagonizar una de las escenas de más alto voltaje sexual del cine español en una bañera junto a Carmelo Gómez en la película Días contados. Desde que fueron vistos juntos por primera vez en agosto del año pasado, José Miguel Fernández-Sastrón y Ruth Gabriel han salido juntos en múltiples ocasiones. Aunque últimamente a Sastrón también se le relaciona con una actriz de melena pelirroja con la que se le ha visto cenar en un par de ocasiones.

Este hombre, a pesar de su aspecto serio y más bien clásico, gusta de relacionarse con gente no muy convencional y del mundo artístico, como músicos, cantantes o actores. Su lugar preferido para pasar las vacaciones es Ibiza, donde se encuentra a sus anchas fuera de la formalidad que requiere ser parte de la familia real. Allí disfruta del tiempo libre en la playa o saliendo por la noche con amigos de toda índole. Este verano repetirá, tendrá que tomar fuerzas para volver a enfrentarse a la vuelta con su empeño en la normalización de la SGAE. Se personará en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional en relación a la operación Saga y pedirá la nulidad de las elecciones en la SGAE, celebradas el pasado 30 de junio.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica