El PP cambia de caras regionales

07 / 04 / 2017 Clara Pinar
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Un ganador contra pronóstico, una vencedora por cuatro votos y el recién dimitido presidente de Murcia, las situaciones más inesperadas de los congresos populares, donde el aparato mantuvo el orden a pesar de las primarias.

A pesar de los riesgos que comporta dar cierta capacidad de maniobra a la militancia, la dirección nacional del PP ha mantenido el orden. Esta es la conclusión que podría sacarse después de sus congresos regionales, donde solo en una ocasión ganó un candidato distinto al que oficiosamente respaldaba Génova.

En La Rioja, Cuca Gamarra ha vuelto a quedarse a las puertas de un cargo importante. La alcaldesa de Logroño cuenta con grandes apoyos internos, como el de María Dolores de Cospedal y el de Soraya Sáenz de Santamaría, y ha estado en varias ocasiones en las quinielas internas de ministrables. Sin embargo, será José Ignacio Ceniceros, maestro de formación y funcionario de Instituciones Penitenciarias, donde coincidió con su amigo José Antonio Ortega Lara, quien sucederá a Pedro Sanz. Tras 26 años como alcalde de su pueblo, saltó al Parlamento regional, que presidió y en 2015 relevó al frente del Gobierno riojano a Sanz, ante las exigencias de renovación que puso Ciudadanos para permitir que el PP siguiera gobernando.

En Cantabria y en Baleares los congresos estuvieron también reñidos hasta el último momento, aunque a diferencia del anterior ganaron los candidatos del gusto de la dirección nacional. En el primer caso, los dos contendientes –el expresidente del PP de Cantabria y expresidente regional Ignacio Diego, y su hasta entonces secretaria general y exvicepresidenta de su Gobierno, María José Sáenz de Buruaga– se habían enfrentado antes al voto de la militancia, que dio una reñida ventaja al primero. Por eso, volvieron a enfrentarse al voto de los compromisarios en segunda vuelta, que revirtieron lo dicho por los militantes y dieron la victoria, por solo cuatro votos, a Sáenz de Buruaga, abogada que inició su carrera política en 2000 como concejal de Suances para saltar después a la política regional.

En Baleares, Biel Company venció en sus ya tradicionales primarias puras –método “asambleario”, como las llama el PP– al expresidente balear y hoy senador José Ramón Bauzá, de quien fue consejero de Medio Ambiente y a quien hoy une una manifiesta enemistad que se ha reflejado en ataques personales a lo largo de la campaña hacia las primarias. Con él gana el sector regionalista del PP balear, abanderado de la defensa de la lengua balear y la libre elección, frente a la imposición del español en la época de Bauzá, que también instauró una regla que ahora se deroga, el veto de los imputados en las listas electorales, a los que ahora se abre la puerta por “respeto absoluto a la presunción de inocencia”.

Candidato único

La tónica general de los congresos regionales del PP ha sido, sin embargo, llegar a la elección final –la de los compromisarios, como siempre– con un solo candidato, pese a que hubo comunidades con competición previa. Hijo de guardia civil y licenciado en Políticas por la Universidad del País Vasco. Asier Antón es el nuevo líder del PP de Canarias, que pasaba por una etapa de interinidad desde la marcha de José Manuel Soria. Hubo hasta cuatro candidaturas, que se redujeron hasta la opción preferida por la dirección nacional.

También estrena presidencia el PP de Castilla y León, como relevo a otro peso pesado del PP, el aún presidente Juan Vicente Herrera. Él apostaba por su consejero de Fomento, Antonio Silván, pero finalmente se impuso en la fase previa Alfonso Fernández Mañueco, abogado, exconsejero de la Junta, alcalde de Salamanca, presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP y la opción promocionada por el coordinador general del PP, el zamorano Fernando Martínez-Maíllo.

Quienes también estrenan cargo son Luis María Beamonte como sucesor de Luisa Fernanda Rudi en el PP de Aragón y Xavier García-Albiol, que sucede a Alicia Sánchez Camacho al frente del PP catalán. Beamonte es abogado, alcalde de Tarazona, presidente de la Diputación de Zaragoza y diputado regional. Más proyección pública tiene García Albiol, portavoz del PP en el Parlament y candidato en las últimas autonómicas catalanas. Nuevos pero no tanto son también las presidentas del PP de Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. Tanto Cristina Cifuentes como Isabel Bonig contaron con ruidosos adversarios al comienzo del proceso a las primarias, que se retiraron antes de la votación, de manera que ambas se confirman en el liderazgo de sus partidos que hasta ahora ocupaban de manera interina tras la dimisión de Esperanza Aguirre y Alberto Fabra, respectivamente.

El PP de Murcia también confirmó como su presidente a Pedro Antonio Sánchez, el recién dimitido presidente de la comunidad por su imputación en causas de corrupción, hasta ahora era líder oficioso y el PP piensa mantener en el cargo a pesar de haber dejado el Gobierno.

La secretaria general y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, también tuvo candidatura alternativa, opuesta a que ocupara tantos cargos pero sin posibilidades de frenar su reelección al frente del PP castellano-manchego. Más fácil aún, sin candidatos alternativos, lo tuvieron José Antonio Monago, Juan Manuel Moreno y Alfonso Alonso, que continúan al frente del PP de Extremadura Andalucía y País Vasco.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica