El oficio de ex ministro

19 / 06 / 2006 0:00 Silvia Gamo y José María Vals*
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La crisis de Gobierno deja dos ministros en “paro”: Bono y San Segundo. De los 83 que han pasado por los gobiernos socialistas y `populares´, la mayoría siguen en política o están en la empresa privada.

La crisis de Gobierno ha dejado en el paro a dos políticos: José Bono, responsable de la cartera de Defensa, y María Jesús San Segundo, de Educación. Bono piensa tomarse un tiempo apartado del mundanal ruido. Las espaldas las tiene cubiertas. Por un lado, como ex miembro del Gobierno, tendrá derecho durante dos años de una pensión sobre el 80% de su sueldo actual. Además, gracias a su condición de ex presidente autonómico, disfrutará durante 21 años, el tiempo que estuvo como presidente, de coche oficial, despacho, secretaría personal y seguridad.

Programa

Pero además en la agenda tiene tres citas relevantes: sus memorias, la campaña electoral del actual presidente castellanomanchego, José María Barreda, y su sueño eterno de abrir su propio despacho de abogados. Las ofertas que le han lanzado desde la empresa privada las ha rechazado todas, según sus colaboradores.

En lo inmediato, empezará a escribir de su puño y letra sus memorias, que lleva preparando desde 1991. Para eso ha pedido durante todo este tiempo a sus más cercanos colaboradores que le escribiesen informes y crónicas sobre cada una de las reuniones y citas que ha mantenido en su actividad política. Sus colaboradores aseguran que se incluirán anécdotas tan peculiares como la que sucedió en una comida con el líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, en la que Bono le regaló una caja con un soldado y una bandera de España. Lo que no se sabe es si en estas memorias el ex ministro contará también sus razones últimas para dejar la cartera de Defensa.

La damnificada de esta crisis de Gobierno, María Jesús San Segundo, aún no tiene tomada la decisión definitiva sobre su futuro. Antes de ser ministra era vicerrectora de alumnos de la Universidad Carlos III de Madrid. Es, por lo tanto, probable que vuelva al mundo de la docencia, aunque sus allegados insisten en que aún no hay ninguna decisión tomada.

Los datos demuestran que existen dos opciones mayoritarias entre los 83 políticos que han ocupado carteras con todos los gobiernos socialistas y los populares: o continuar en la política o acabar en la empresa privada. De los 49 ex ministros socialistas, 12 declaran la política como actividad principal. Sirvan de ejemplo, Carmen Alborch, ex ministra de Cultura y actual diputada; Manuel Chaves, ex ministro de Trabajo y hoy presidente de la Junta de Andalucía, o Matilde Fernández, ex ministra de Asuntos Sociales y portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Algo similar sucede con los del PP.De los 34 ex ministros, 21 siguen dedicados a la política como actividad fundamental. Algunos ejercen una doble actividad como Federico Trillo, ex ministro de Defensa, y Ana Palacio, ex ministra de Exteriores, que son además de diputados, abogados en ejercicio con despacho incluido.

La otra actividad que más triunfa entre los ex es la empresa privada como ilustra esta anécdota de Carlos Solchaga, ex ministro socialista de Industria y Energía. Daba una conferencia en Madrid dos o tres semanas después de que el PSOE ganara las elecciones de marzo de 2004, cuando comentó a un viejo conocido “¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!”. Y es que muchos otros ex ministros y altos cargos se habían acostumbrado a vivir de sus negocios o de actividades empresariales en las que su pasado político era, sin duda, un buen paraguas, pero ya no lo era todo y, además, algunos de ellos no estaban dispuestos a volver a enfundarse el traje de alto cargo. En la empresa privada se cobra más y se vive mejor.

Empresarios

De hecho, 21 ex ministros de gobiernos socialistas y populares trabajan en este sector. De ellos, 11 ocuparon carteras con el PSOE y 10 con el PP. El propio Solchaga es ahora socio de seis empresas, entre las que destaca una que tiene a medias con otro antiguo alto cargo de la Administración socialista de los 80, José Recio, con quien posee una sociedad de consultoría y asesoramiento que ha realizado múltiples trabajos para empresas del tamaño de Telefónica o Repsol, tanto en España como en Iberoamérica.

Otro ex ministro de Economía de aquella época, Miguel Boyer, nunca pensó en volver a la política tras su discusión con Felipe González que le costó el puesto un 2 de julio de 1985. Dos semanas después ya fue nombrado presidente del Banco Exterior y desde entonces ha peregrinado por presidencias y vicepresidencias de empresas como CLH (la antigua Campsa) o FCC (la constructora de las Koplowitz). Los últimos doce meses se ha tomado una especie de año sabático pero el próximo día 27 será nombrado consejero de Urbis, con lo que vuelve a la empresa privada.

De ese peregrinaje por empresas también es un experto el ex ministro socialista Luis Carlos Croissier, quien tras pasar por la presidencia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) compatibiliza ahora la vicepresidencia de Adolfo Domínguez y un puesto en el consejo de Jazztel como actividades más relevantes.

Consejeros

Claudio Aranzadi, otro ex ministro de Industria socialista, es consejero de la multinacional cristalera Saint Gobain desde octubre de 1997, es decir, desde muy poco después de que el PSOE perdiera las elecciones de 1996. Joan Majó, que también ocupó la cartera de Industria en la etapa de gobiernos socialistas, no perdió nunca su vinculación con las instituciones europeas y ahora es presidente del Information Society Forum, organismo de la Comisión Europea con sede en Bruselas.Además, es director general de la radiotelevisión pública catalana y ha pasado antes por la presidencia de Olivetti España, así como por la vicepresidencia de La Seda.

A medias entre la política y la empresa se encuentran los ex miembros de gobiernos del PSOE Javier Gómez Navarro y Narcís Serra. El primero, tras salir de la Administración en 1996, montó una consultora (MBD), que ha tenido como principal cliente a la multinacional holandesa Ahold. Ahora es presidente de Aldeasa y del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, organismo que ha estado presidido en los últimos años por el empresario Manuel Fernández Norniella, hombre próximo al PP. Narcís Serra, por su parte, ha sido nombrado presidente de La Caixa de Catalunya, en la que la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona tienen una parte importante del poder de decisión.

Desde el PP, el ex ministro de Ciencia y Tecnología Juan Costa, hombre de confianza de Rodrigo Rato, fichó por la consultora Ernst&Young, donde ya había trabajado antes de dedicarse a la política, y ahora va a ser nombrado presidente del Consejo Asesor de Relaciones Internacionales de La Caixa. Otra ex ministra popular que ha acabado trabajando para la banca es Isabel Tocino, que tras su paso por la Comisión Europea, ahora es consejera de Banif, el banco de finanzas del Grupo Santander.

Menos problemas de acomodo empresarial han tenido Anna Birulés y Abel Matutes, cuyo paso por la política ha sido un paréntesis en sus actividades profesionales. La primera asumió la cartera de Ciencia y Tecnología en el tercer Gobierno de Aznar, en 2000, pero ya venía de trabajar como consejera del Banco Sabadell y di- rectora general de Retevisión.Tras su paso por la política, ahora es vicepresidenta de la inmobiliaria Renta Corporación, sociedad que salió a Bolsa hace pocos días, y en cuyo estreno bursátil estuvo la ex ministra brindando con cava catalán.

Empresa familiar

Para Abel Matutes, su actividad empresarial, como propietario de la Banca Abel Matutes y administrador de la herencia familiar del grupo de empresas Matutes, con gran presencia en los sectores inmobiliario y naviero de Baleares, continúa ahora cuando además de preocuparse de su patrimonio personal y familiar es consejero del Grupo Santander, propietario de Banesto, que a su vez fue el banco que absorbió en su día a la Banca Abel Matutes.

Más nuevos en estas lides de los negocios y las empresas son los dos ex ministros de Fomento del PP Rafael Arias Salgado y Francisco Álvarez-Cascos. El primero, tras dedicar 23 años a la política desde UCD, el CDS y el PP, renunció en el 2000 a su escaño para pasar a ser presidente de Carrefour España, cargo que aún mantiene. Álvarez-Cascos, por su parte, abandonó también la política activa tras la victoria del PSOE en las elecciones de marzo de 2004, y ahora administra junto a su actual esposa, María Porto, un complejo entramado empresarial de galerías de arte y negocios inmobiliarios. O Pío Cabanillas, el que fuera ministro portavoz del gobierno del PP, que tiene una incipiente carrera en el mundo de las productoras de televisión. Figura como consejero delegado en varias productoras audiovisuales como The Globe Icon, S.L., Agencia Planetaria S.A. o Smart Planet S.L.

Literatos

La enseñanza y la cultura es la tercera actividad más cotizada por los ex ministros. Diez de ellos se dedican a actividades relacionadas con la enseñanza, el mundo editorial o la cultura. Por ejemplo, José María Maravall Herrero, ministro de Educación y Ciencia entre 1982 y 1985 y hoy catedrático de Sociología en la Universidad Complutense. O su compañero de filas, el ex ministro de Administración Territorial Tomás de la Quadra Salcedo, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III de Madrid. Jerónimo Saavedra, ex ministro socialista de Administraciones Públicas entre 1993 y 1994, preside el Centro Europeo de Estudios sobre Flujos Migratorios, organismo vinculado a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Pero quien más lejos ha llegado en este terreno ha sido Virgilio Zapatero, actual rector de la Universidad de Alcalá de Henares y ex ministro socialista en varias legislaturas.

A quien la política despertó su vena más literaria es a Manuel Pimentel, el ex ministro de Trabajo del PP que dejó plantado a José María Aznar. Ha publicado diversos libros con notable éxito y además es presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla. Se resiste a abandonar definitivamente la política. Creó en 2003 la Pla- taforma Andaluces Levantaos con intención, a largo plazo de convertirse en un partido que gane un espacio de centro en la política andaluza.

Cargos internacionales

También hay quienes han sacado provecho de su carrera política y hoy brillan en el panorama internacional. Los casos más significativos son los de Javier Solana, que ocupó las carteras de Educación y Ciencia y Exteriores en sucesivos gobiernos socialistas y hoy es el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad. O Rodrigo Rato, director gerente del Fondo Monetario Internacional y ex vicepresidente y ministro de Economía en las dos legislaturas que gobernó el PP, de 1996 a 2004.

Por último y casi a modo de excepción, están los funcionarios y los jubilados. José Barrionuevo, Fernando Ledesma y Margarita Mariscal de Gante trabajan en la Administración pública. Barrionuevo, ex ministro socialista del Interior, es hoy inspector de Trabajo. Otro socialista, Fernando Ledesma, ex ministro de Justicia, es hoy magistrado de la Sala Tercera del Tribunal Supremo.Y Mariscal de Gante, también ministra de Justicia, pero con el PP, es jueza del Registro Civil Central.

De los 83 ex ministros, tan sólo dos han pasado a la jubilación. Fernando Morán, ex ministro socialista de Exteriores, y José Luis Corcuera, prejubilado de los Altos Hornos de Vizcaya, lugar del que salió y al que volvió tras su incursión política.

La política engancha a muchos, pero en la empresa privada también se vive muy bien. Sobre todo, si se ha sido ex ministro. Lo que está claro es que no tienen problemas laborales.

*Algunos ministros desempeñaron más de una cartera. En el texto figura el nombre del primer ministerio que ocuparon.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica