Robert D. Kaplan

26 / 04 / 2017 Luis Calvo [Foto: Paco Llata]
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Analista político, periodista y escritor

“Los 75 años de liderazgo de EEUU pueden terminar con la presidencia de Trump”

Foto: Paco Llata

Resulta prácticamente imposible preguntar a Robert Kaplan sobre historia y no terminar hablando de política o literatura. Tanto como preguntarle sobre periodismo sin que la conversación derive rápidamente hacia los grandes equilibrios mundiales de poder o el placer de viajar. Esa mezcla, que el escritor reivindica en cada libro, es lo que le ha situado alguna vez en casi todas las listas de los pensadores más relevantes de mundo. La publicación en castellano de su último libro, A la sombra de Europa (editorial Malpaso), coincide con la concesión del premio internacional de la Sociedad Geográfica Española por su aportación a la hora de entender la globalización y su efecto sobre la geopolítica mundial. 

Usted ha defendido que la UE es un proyecto artificial, condenado al fracaso. ¿Sigue pensándolo?

La UE es un proyecto muy ambicioso. Se propuso unir tradiciones y economías con desarrollos muy diferentes. Juntar a Alemania o a Dinamarca con Grecia bajo una misma moneda era algo muy idealista y no ha funcionado. No solo hay una división Norte-Sur, también Oeste y Este. Hay divisiones muy fuertes en Europa. Yo creo que veremos una nueva Europa en cuatro o cinco velocidades, más dividida. 

¿Qué papel cree que jugará España en esa nueva Europa?

España está en el segundo grupo, en la segunda velocidad, pero debería tratar de moverse hacia el primero.

Pero, ¿lo ve posible?

Yo no diría que es imposible, pero desde luego será duro. La reformas económicas necesarias son complicadas de poner en marcha. Hay que reducir el Estado del bienestar, pero en ningún caso tanto que pueda acabar provocando una reacción popular. Al mismo tiempo es cierto que España tiene una economía más sofisticada que Grecia o Portugal y no atraviesa unas consecuencias de las crisis tan graves como esos dos países. España no tiene una posición terrible.

¿Quién ha ganado y perdido con la Unión Europea?

Alemania ha sido quien más ha ganado. No hay duda. Se ha enriquecido gracias a Europa. Sin la Unión Europea y la moneda única no habría podido exportar al sur de Europa todos sus productos a un precio razonable. Alemania ha sido durante estos años para el sur de Europa lo que China estaba siendo para el resto del mundo. La ironía es que uno de los objetivos de la UE era precisamente contener el poder alemán y ha provocado exactamente lo contrario, lo ha potenciado.

¿Cree que seguirá el auge de los populismos y la persecución de los inmigrantes en Europa y EEUU?

Esta pregunta tiene mucho que ver con si se ha parado o no el proceso de globalización. En nuestro mundo, muchos millones de personas viven en este mismo momento en países que no son el suyo. Cerca de mil millones cruzan fronteras internacionales todos los años. Yo no creo que el proceso de globalización se haya parado. El problema es que ha provocado fuertes divisiones en la sociedad, entre quienes se han beneficiado de ella y quienes no. Y eso ha permitido que puedan resurgir ciertos movimientos populistas en Europa y EEUU. Pero creo que serán un fenómeno temporal.

¿Qué opina del repliegue de Estados Unidos como líder mundial?

Durante 75 años, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, EEUU ha creado un orden mundial nuevo en Europa y Asia. La Unión Europea, la OTAN o el poderío de Japón son imposibles de entender sin el papel de EEUU. Por primera vez en 75 años esa maquinaria de liderazgo empieza a decaer. Eso tendrá grandes consecuencias en Europa y Asia. No tanto en Oriente Próximo, donde hay menos presencia. Sin un líder global como EEUU el mundo será más inestable. 

¿Ve posible que derive en una guerra?

En las últimas décadas nos hemos movido de un mundo bipolar a uno monopolar. Ahora estamos transitando hacia uno multipolar. Y los mundos multipolares tienden a ser más inestables. Creo que un conflicto entre grandes poderes es posible, sí, pero no es probable.

¿Es Rusia una amenaza militar real hacia Europa?

Rusia es sin duda una amenaza militar, convencional y no convencional, para Europa. Y una amenaza política.

¿Cree que su papel en la elección de Donald Trump fue decisiva?

Creo que Trump fue elegido presidente porque Hillary Clinton se derrotó a sí misma. No sabemos el alcance de la campaña cibernética de Rusia, pero incluso en una guerra cibernética necesitas material para llevarla a cabo. Fue el comportamiento de Hillary Clinton lo que proporcionó ese material. Yo creo que la acción de Rusia debe ser investigada, pero al mismo tiempo reconozco que sin los errores de su oponente, Trump no habría podido ganar la elección. 

¿Cómo afectará a la relación de EEUU y Rusia la guerra en Siria?

No es solo Siria, también Europa. Desde el punto de vista de Rusia, para Putin, los Estados bálticos, Ucrania, los países del Este y Oriente Próximo son todo parte de una misma geografía orgánica, de su área de influencia. En geopolítica, el contexto lo es todo. Solo diciendo tras su elección que eran capaces de alcanzar acuerdos con Rusia o que no intervendrían en Siria Trump ya hizo un daño terrible, sin siquiera tomar ninguna decisión. Puedes pensarlo, pero no lo digas, no cuentes a tu adversario qué no vas a hacer. Le das luz verde para actuar. Todos los movimientos que hemos visto últimamente, las armas químicas en Siria o la persecución en Hungría a la Universidad Europea Central de George Soros por parte de Viktor Orban son parte de una misma estrategia. Rusia está presionando para tratar de aprovechar esa puerta abierta por Estados Unidos. 

¿Qué papel juega el escudo antimisiles de Estados Unidos en Europa?

El escudo de Rumanía y Polonia está en principio para defenderse de Irán. No digo que técnicamente no pueda ser así, pero la realidad es que está ideado para protegerse de Rusia. Rumanía o Polonia son la frontera Este de Europa y han sido invadidos en múltiples ocasiones por Rusia. Son muy inseguros a pesar de su tamaño. La presión militar de Rusia no es tan clara como era la de la URSS, que tenía miles de hombres en Alemania Oriental. Pero tiene otras herramientas que funcionan con un coste bajo. Ciberguerra, estructuras de organizaciones criminales, control de medios... La amenaza de Rusia es real, pero ambigua.

¿Fue un error incluir en la UE o la OTAN a la Europa del Este?

Era inevitable después de cómo terminó la Guerra Fría, con vencedores y vencidos. Era prácticamente imposible que los países satélites de la URSS, como Polonia o Bulgaria, no acabaran en la OTAN. Pero los países bálticos no eran satélites. Eran parte formal de la URSS. Eso puede crear más problemas. 

¿Teme que pueda haber un conflicto abierto en plena Europa?

Sí, es posible. Especialmente en esos Estados bálticos. Son muy vulnerables a Rusia. Podría tomar Estonia y Letonia en 24 horas. Además, son miembros de la OTAN, lo que obliga a su defensa por parte de los aliados, como España. Quizá no fue una gran idea incluirles, pero la realidad es que en este momento estamos donde estamos. Para colmo, en 2012 Obama cometió un error. Retiró tropas de Europa, lo que abrió paso a Rusia. Desde entonces se ha tratado de devolverlas poco a poco y yo espero que eso siga así.

¿Cree que China podrá sustituir a EEUU como gran potencia?

Todos oímos el discurso del presidente chino Xi Jinping en el Foro Económico Mundial de Davos. Allí presentó a su país como líder de la globalización. Ese discurso habría sido imposible si Trump no hubiese sido elegido presidente de los Estados Unidos. Nadie lo habría creído. Cuando Estados Unidos rompió el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica cometió uno de sus mayores errores autoinfligidos desde la Segunda Guerra Mundial. Era un acuerdo comercial, no se hablaba de enviar barcos. EEUU debería estar más cerca de Japón, Filipinas, Tailandia... Esta decisión abre una oportunidad a China para ocupar el hueco que Estados Unidos dejará en el sureste asiático.

Pero, ¿cree que China está capacitada para ser una superpotencia?

Hay una cosa curiosa, anecdótica, pero significativa. Estados Unidos, que es una democracia liberal, ha elegido un presidente que está gobernando a través de su familia. Su yerno, Jared Kushner, sin ninguna experiencia, es quien le asesora sobre temas cruciales como China, Irak o cuestiones domésticas. China, por otro lado, que es una dictadura autoritaria, ha desarrollado un cuerpo de funcionarios educados en las mejores universidades, Harvard, entre otras, con una educación muy sofisticada. Entramos en un mundo nuevo en el que los 75 años de liderazgo estadounidense pueden terminar simbólicamente con la presidencia de Donald Trump.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica