Pablo Casado

11 / 03 / 2016 Cristina de la Hoz
  • Valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Vicesecretario de comunicación del PP

“La corrupción nos ha hecho mucho daño, pero no aceptamos que el PSOE nos dé lecciones”

Foto: David García-Amaya

No duda en dirigir el dedo acusador hacia el líder del PSOE. “Si vamos a elecciones es por su culpa”, afirma tajante antes de agregar que el pacto que ha firmado Pedro Sánchez con Albert Rivera no se ha hecho para que lo apoye el Partido Popular.

Se esperaba la andanada de Albert Rivera contra Mariano Rajoy?

La sesión de investidura fue muy sorprendente. Faltó mucho nivel. No es por defender a nuestro presidente, pero la verdad es que el discurso de Rajoy tuvo una talla de parlamentarismo del que el resto careció. Lo que más me desagradó fue el discurso de Podemos, por montonero, y el de Rufián, por surrealista. Creo que la Cámara en la que han estado Cánovas, Sagasta y Castelar no merece un nivel tan paupérrimo. Luego es verdad que hubo críticas y andanadas personales, que entran en el juego parlamentario, pero Rajoy ya ha dicho que no es rencoroso. Es bueno que diga eso porque necesitamos el apoyo de otros partidos. Si estamos pendientes de analizar taquigrafía a taquigrafía va a ser complicado que nos sentemos a negociar. No somos sectarios, ni tejemos cordones sanitarios.

¿Se han roto los puentes entre el PP y Ciudadanos?

No por nuestra parte, ni con Ciudadanos ni con el PSOE. Eso sí, en una negociación no se puede partir de un documento prefijado por otras partes cuando, además, es una enmienda a la totalidad de una legislatura que ha sido buena para España. No vamos a ir por ese camino, pero no quiere decir que volemos ese puente. Los ciudadanos no nos pagan para discutir sino para acordar, eso sí, sin traicionar nuestros principios y valores y sin dejar de ser reconocibles como partido.

Intentan retomar la iniciativa política. ¿En algún momento lamentó que Rajoy no se sometiera a la investidura?

En ese momento todo el mundo destacó que había sido una jugada maestra, que había sido muy oportuno porque la estrategia de la izquierda era colgar el sambenito de la soledad del PP. Pero, por otro lado, cuando alguien ha podido dudar de eso porque este mes Sánchez ha tenido mucho foco, hay que recordarles que nosotros, por desgracia y por la parcialidad de Patxi López, no hubiéramos tenido un mes. Mucho nos tememos que hubiéramos tenido una semana.

Cristina Cifuentes y José Manuel García-Margallo sugirieron que se podía haber facilitado la investidura de Pedro Sánchez...

No lo entenderían nuestros votantes y militantes, de verdad. Lo he visto en mi provincia. No puedo ir a Ávila, donde he duplicado el porcentaje de voto respecto al PSOE, a decir que hemos hecho presidente a Sánchez porque se niegan a hablar con nosotros. El PP no puede renunciar a optar a encabezar el Gobierno porque las urnas están para algo. Los españoles no han votado cambio, porque hubieran votado al PSOE, han votado pacto.

¿Han debatido en alguna ocasión  el apoyo a Sánchez?

Por supuesto que lo hemos hablado, incluso hecho un estudio que cifraba en varios miles de millones de euros el coste de ese acuerdo. Incluso Moody’s ha dicho que no lo consideraba positivo para el rating de España. Ese pacto no se ha hecho para que lo apoye el PP. Se podría haber sustentado sobre los cinco grandes pactos de Estado que hemos planteado: crecimiento político y empleo; modelo social y sostenibilidad; educación; unidad de España y financiación autonómica y local y reformismo institucional, incluida la lucha contra la corrupción, pero no se puede volver sobre cosas como la Ley de Seguridad Ciudadana

Sánchez se ha crecido como político y se ha reforzado internamente.

Se ha visto que la estrategia era exactamente para lo que era, esto es, personal, partidista y de cara a su gente. Hace dos meses no tenía garantizada la permanencia en la secretaría general y la concurrencia a unas nuevas elecciones y esto le ha reforzado internamente. Lo que hay que preguntarse es si es lícito aprovechar las instituciones y el mandato de la jefatura del Estado para su propia estrategia interna.

¿El debate de investidura también ha servido para reforzar a Rajoy?

Fue una buena semana para Rajoy, por mucho que algunos quisieran desvirtuar el debate parlamentario dando un espectáculo bochornoso que parecía más de un Parlamento bolivariano que español. Al final, si se hilvana un buen discurso y se dan unas buenas razones, se sale reforzado. Creo que Rajoy sale reforzado y, sobre todo, hemos tomado la iniciativa. Si recabamos apoyos, Rajoy irá a Zarzuela para decirle al Rey que está en condiciones de ir a una investidura y, si no, iremos a elecciones, pero eso hay que dejarlo muy claro: si vamos a elecciones es por culpa de Sánchez, no nuestra. La culpa la tiene el que, quedando segundo, ha pactado con el cuarto para apear del Gobierno al primero.

¿Tienen sondeos de cara al 26-J?

Que yo sepa, no, pero han salido algunos, como el de Metroscopia, en el que no salimos mal parados.

 

El de Metroscopia decía que el 47% de los votantes del PP creen que el tiempo de Rajoy ha pasado.

Los sondeos sobre intención de voto son los que son y el PP no sale mal parado, pero unas elecciones son el fracaso de los partidos a la hora de ejecutar el mandato de las urnas. Somos un partido de Gobierno, hemos hecho mucho por este país como para que nos resignemos a esperar si Sánchez tiene a bien cogernos el teléfono.

¿No hay dudas sobre la candidatura de Rajoy en caso de repetición de elecciones?

No lo duda ni el señor Sánchez. Podemos hablar de muchas cosas, pero que no nos digan lo que tenemos que hacer internamente. Además, no es bueno que gastemos ni un minuto en mirarnos el ombligo. Tenemos dos meses para intentar formar Gobierno, tenemos derecho a hacerlo.

¿Hay pinza PP-Podemos?

No. Ese es un reduccionismo muy falaz.

En su momento hubo pinza Aznar- Anguita.

Hombre, coincidir en una votación no es eso.

La corrupción les ha convertido en una especie de apestados.

La corrupción nos ha hecho muchísimo daño, pero no aceptamos que el PSOE nos dé lecciones. Hemos visto cómo se llama a declarar a Chávez y a Griñán, que son expresidentes del PSOE y que parece que Sánchez ahora no conoce, cómo el secretario general de Galicia está imputado así como la que fuera presidenta del PSOE de Cáceres y también la alcaldesa de Jerez de la Frontera. Se equivocan si intentan trasladar la tesis de que la corrupción es una cuestión corporativa.

Usted ha sido mucho más duro que su jefe de filas ante la situación de Rita Barberá.

Todos pensamos lo mismo en el sentido de que es bueno dar explicaciones, porque así no haces que se las pidan a otros compañeros que no tienen nada que ver. Pero no me refería en concreto a ella, sino que cualquiera sobre el que haya una sospecha tiene la posibilidad de explicarse y preguntarse si se sigue aportando o no a un proyecto. Hay que tener la independencia para poderse ir en cualquier momento. Si la tengo yo con 35 años, más la tienen personas con mayor experiencia que serían bien recibidas en el sector privado. Soy partidario de la máxima contundencia porque siempre se puede volver, siempre se puede reintegrar el prestigio.

¿Qué hubiera hecho usted en una situación similar a la de Barberá?

Creo que sería muy pretencioso dar lecciones a nadie. Es muy bueno dar explicaciones y la mejor forma de defenderse es sin la presión mediática, sin un coste de pena de telediario excesivo, pero ella no está imputada.

 

¿Hay una nueva hornada de dirigentes populares con un mensaje más duro sobre la corrupción?

No es cuestión de edad sino de unas personas que estamos todo el día contestando lo mismo. ¿Cuántos minutos no he aportado nada al partido porque solo he podido defenderme de cosas que ni sabía, de personas que no conocía, sean cosas justas o injustas? Es una pena porque eso te lleva al hartazgo.

¿No será porque existe la sensación de que no han actuado con la suficiente contundencia?

No creo. La corrupción hay que atajarla con prevención y con sanción, además de los mecanismos internos, y ha habido reformas muy importantes. Sigue habiendo casos pero si de algo tenemos que presumir es de que, si ha habido algo, ha salido. No existe la impunidad, quien la ha hecho, la está pagando y nosotros ya lo hemos pagado en las urnas.

Su nombre suena cada vez más como líder de un PP renovado.

Los castellanoleoneses llevamos ancla de fábrica y si eres de una familia numerosa, más. Estoy muy contento donde estoy y no me fijo en estos debates. Cada uno es consciente del papel que tiene que tener. La gente te quiere más o menos en función de lo acertado que estés el día de la rueda de prensa y no ha sido fácil, pero más difícil era hacerlo en 2012. Hay que estar a lo que hay que estar.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica