José Luis Bonet

18 / 10 / 2017 Antonio Rodríguez [Fotos: David García-Amaya]
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Presidente de Freixenet

“No se pueden imaginar el desgarro que supone trasladar la empresa fuera de Cataluña”

Foto: David García-Amaya

Fue una de las primeras voces que se levantó contra el secesionismo y desde entonces ha notado boicot en su propia tierra. Ahora se prepara para la decisión más dolorosa de su vida. 

José Luis Bonet (Barcelona, 1941) participó en la convocatoria de Barcelona a favor de la unidad de España. Era la primera vez que bajaba a la calle desde los tiempos de la Transición y se encontró con “una manifestación en toda regla” que no ha sido escuchada por el Govern. 

P_ ¿Qué le pareció el anuncio de Carles Puigdemont en el Parlament?

R_ Uno se queda perplejo cuando dicen que va a haber una declaración y hacen una cosa que no es tal. Esto nos sitúa en la incertidumbre una vez más.

P_ Precisamente, esa incertidumbre es fatal para las empresas. ¿Cómo se enfrenta a ese escenario?

R_ Ese escenario es muy malo, porque incertidumbre viene asociada con inestabilidad e inseguridad. Esta situación, para las empresas, es mala. La amenaza de una independencia real que ahora no se ha producido va a hacer que continúe el éxodo de empresas. Sin duda.

P_ El Gobierno español ha reaccionado al anuncio de Puigdemont con un requerimiento para que aclare si ha habido declaración de independencia. En la práctica, supone activar el artículo 155. ¿Le parece el camino correcto?

R_ Creo que es prudente porque lo primero que hay que saber es si ha declarado o no la independencia. El ir más allá sería desproporcionado.

P_ ¿Qué respuesta cree que dará el señor Puigdemont?

R_ No lo sé, pero uno se va quedando perplejo.

P_ ¿Ha podido hablar con alguien de la Generalitat en los últimos días?

R_ No, no he tenido ningún contacto.

P_ Llegados a este punto, ¿qué va a hacer Freixenet?

R_ Ya lo he dicho públicamente. Ante la expectativa de una posible independencia, que yo no la creo pero que es posible porque van pasando cosas que uno no se esperaba, desde luego que propondré el cambio de la sede social al consejo de administración.

P_ ¿Cuándo convocará ese consejo de administración?

R_ En el caso de que sea verosímil la posibilidad de independencia. Sigo sin creerla pero como realmente pienso que lo van a hacer y han firmado una declaración por escrito, pues desde luego que la voy a proponer.

P_ ¿Tiene en mente el día de ese consejo?

R_ Creo que será a finales de este mes. Probablemente, el lunes 30 o martes 31  [de octubre].

P_ ¿A dónde se mudaría su empresa?

R_ No está decidido. Cuando llegue ese día se hablará de ello.

P_ ¿Solo sería la sede social o prevé alguna otra medida? Por ejemplo, los bancos que han salido de Cataluña también han cambiado su sede fiscal.

R_ Es una posibilidad, aunque ese día [del consejo de administración] saldrá todo esto. Habrá un debate y unas conclusiones.

P_ ¿Hasta dónde cree que llegará el éxodo de empresas catalanas?

R_ No tengo ni idea. Si es una empresa local, puede que le dé igual, pero una con una mínima ambición global no puede estar fuera de la Unión Europea de ninguna de las maneras.

P_ La Generalitat insiste los últimos días en que las salidas empresariales de Cataluña son gestos de cara a los mercados.

R_ No lo comparto en absoluto. No se pueden imaginar el desgarro que supone para un catalán el tener que trasladar el domicilio social de su empresa fuera de Cataluña. Eso sí, no dejaremos de ser catalanes porque estos señores se dediquen a llevar esta línea y nos obliguen a marcharnos. Lo que no podemos hacer, más que nada por una cuestión de supervivencia, es permanecer en un país que se salga de la UE.

P_ ¿Qué le parece que el Govern minimice estas salidas y diga que son fruto de las presiones del Ejecutivo central?

R_ Es falso. Es al revés. Si ha habido alguna presión, ha sido de las empresas [a Madrid] para que se les facilite ese paso, ya que en muchos estatutos existía el requerimiento de convocar una junta de accionistas para ello. Lo que conviene es ponerse a resguardo cuanto antes, porque no sabemos lo que va a pasar.

P_ En el caso de Freixenet, si finalmente tuviera que cambiar la sede, ¿qué efectos organizativos tendría para su empresa?

R_ No preveo el traslado de trabajadores. Sería un cambio de sede social. A lo mejor también la fiscal, aunque aún no lo sé. Lo que pasa es que si Cataluña se fuera de España, entonces nos quedaríamos como una multinacional española en Cataluña.

P_ Josep Borrell lamentó que muchos empresarios no hayan alzado la voz antes con una posible salida de Cataluña. ¿Se siente concernido?

R_ No es mi caso. Yo he hablado y he dicho lo que pensaba desde hace mucho tiempo. Ahora bien, respeto profundamente a los que deciden que no quieren hablar. Lo que sí he dicho siempre es que [los empresarios] tienen la obligación moral de hablar a su gente de lo que piensan. Deben comunicar a los suyos por dónde van las cosas.

P_ Pero salir de Cataluña son palabras mayores...

R_ Es que esto no lo pensaba nadie.

P_ ¿Su empresa está notando boicot de productos desde algún lado?

R_ El boicot existe, realmente, en una parte de Cataluña, en algunas zonas, por lo que he dicho. Eso se compensa con lo que ha pasado en el área metropolitana de Barcelona. En conjunto, no es relevante el impacto, pero sí es muy incómodo el ver que tus conciudadanos y compatriotas catalanes te están haciendo un boicot. En el resto de España hay un poco de boicot a productos catalanes, pero tampoco es relevante.

P_ ¿Ve riesgos de que Cataluña entre en una espiral de insolvencia económica?

R_ Sí, claro, en el caso de que hubiera independencia.

P_ ¿Y baraja la posibilidad de que haya un control de capitales, una especie de corralito, ante una fuga de depósitos?

R_ Pues también. La independencia, lo he dicho por activa y por pasiva, sería un desastre para Cataluña, para España e, incluso, afectaría a Europa.

P_ ¿Cuál es la solución a este embrollo?

R_ Que el Gobierno catalán vuelva a la senda de la Constitución y el Estatuto de autonomía, y que empiece el diálogo. Lo primero que hay que hacer es preguntar a Puigdemont si ha declarado la independencia y luego, paso a paso.

_T8A2773f

Cinco cosas sobre José Luis Bonet

1. Profesor. Este empresario catalán es licenciado y doctor en Derecho por la Universidad de Barcelona, y dio clases como profesor de Economía Política y Hacienda Pública

2. Padre de 12 hijos. Al presidente de Freixenet no le debió de resultar complicado lidiar con jóvenes universitarios, ya que tuvo que educar a una numerosa prole

3. Seguidor del Barça. Este culé reconocido montó su propio equipo de fútbol, en La Palma de Cervelló, al que entrenó. Sus hijas optaron por el baloncesto. Es un amante de la música y el cine

4. Sobrevivió al 11-S. Bonet se encontraba en un hotel de Nueva York cuando ocurrieron los atentados yihadistas de 2001 y vivió en Manhattan la solidaridad e incertidumbre de los días posteriores

5. Su otra dedicación. Es presidente de la Cámara de Comercio de España desde 2014 y ahora ha tenido que aplazar la cumbre anual de cámaras europeas que se iba a celebrar en Barcelona a finales de mes

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica