Begoña Villacís

24 / 05 / 2017 Luis Calvo [Foto: Paco Llata]
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento de Madrid. 

“Manuela Carmena ha sido el caballo de Troya de Podemos”

Begoña Villacís. Foto: Paco Llata

Dos años después de sentarse por primera vez en su escaño del Ayuntamiento, Begoña Villacís sigue manteniendo intacta la ilusión por el trabajo municipal. “No me gustaría estar en otro lugar”, explica desde su despacho en la calle Mayor. Allí trabaja, come (de tupper, con su equipo) y poco le falta para dormir cada día. En la ventana, escritas con un rotulador naranja, marca de la casa, se pueden leer mensaje motivacionales, pero ella confiesa que prefiere correr una hora o pasarla con sus hijas que asistir a las sesiones de coaching. 

Estamos a mitad de mandato. ¿Cuál es su balance de Madrid?

Los grandes problemas de Madrid siguen estando ahí exactamente igual que estaban. No se han abordado. Ahora Madrid llegó al ayuntamiento con un conjunto de promesas claramente irrealizables. Eso debería pasar factura. Si no, nos arriesgamos a tener permanentemente a gente que se cuela en las instituciones a base de mentir. Hay que reconocer a este equipo de Gobierno que vende muy bien las cosas, pero debajo no hay nada. Eso, más que los grupos políticos, deberían identificarlo y castigarlo los ciudadanos. ¿Cuando salen de casa las calles están más limpias? No. ¿Abrir un negocio es más fácil? No. ¿Es más segura la ciudad? No, al contrario. Yo no sé hasta qué punto beneficia a un ciudadano que, por ejemplo, la Policía cambie de uniforme. No hacen política de proximidad, la que importa a la gente. Hablan mucho de los distritos, pero nunca se había invertido menos en cultura en los distritos desde 1995.

Algo habrán hecho bien, ¿no?

Vender, eso lo hacen bien. Y poner el medio ambiente sobre la mesa. Eso me parece un acierto. No estamos de acuerdo con las medidas, pero sí en darle la importancia que merece. Y la ordenanza sobre transparencia, que ha salido adelante consensuada con todos los grupos. En esas dos cosas han acertado y no nos importa apoyarlo, pero son excepciones, cisnes negros de este equipo de Gobierno. La mayor parte del tiempo no están en la gestión, sino en las asambleas. 

¿Quién cree que el responsable? ¿Manuela Carmena o su equipo?

Su equipo. Manuela es la alcaldesa, pero creo que la culpa es del grupo. También es verdad que con otro liderazgo quizá no ocurriría. Lo que pasa es que Carmena tiene que dedicarse a deshacer todo aquello que hace su grupo. Eso debe de ser muy frustrante. Los tripartitos siempre han tenido muy mala fama. Bien, pues aquí tenemos a Ahora Madrid, un cuatripartito, apoyado por un quinto partido, el PSOE... 

¿Cree que Ahora Madrid se puede romper sin Manuela Carmena?

No, el poder es un pegamento muy fuerte. 

¿Más que la propia alcaldesa?

Sí, de hecho la alcaldesa tiene facciones muy contestatarias a su gestión, que incluso hacen hashtags en su contra. Manuela ha sido el caballo de Troya para que Podemos entre en Madrid. Tiene una imagen de persona equilibrada, moderada y con experiencia que ha permitido entrar a Podemos. Y ella muchas veces ha tenido que hacer ese trabajo de moderación en su equipo, donde hay personas muy radicales, muy muy radicales, que lo que quieren para la ciudad es el bloqueo, que todo se quede como está. Ahora Madrid es como una comunidad de propietarios mal avenida. Y si no saben gestionar su grupo, imagínate la ciudad de Madrid.

¿Se ve como alcaldesa dentro de dos años?

Desde luego es una posibilidad. El perfil de Ciudadanos es el que más se parece a los madrileños: un voto urbano, consciente de la realidad... Yo creo que pese a nuestra juventud, Ciudadanos ha encontrado ya el suelo electoral y que solo podemos crecer. Eso unido al movimiento que hay en Europa y acabará llegando a España, con la crisis de la socialdemocracia y el crecimiento de proyectos más equilibrados y pragmáticos, de centro, hacen a Madrid la plataforma perfecta. 

Las encuestas no rompen el equilibrio actual. Ahora no podría gobernar ni con el PP ni con el PSOE.

Eso es cierto ahora, pero Manuela Carmena no va a repetir y yo creo que el candidato que se elija afectará mucho al resultado. Y más con este equipo de Gobierno, incapaz por sí mismo de resolver problemas.

¿Con quién preferiría pactar?

Podemos pactar con todos. Lo hemos demostrado. Nosotros lo que hacemos es una lectura demoscópica. Es decir, qué partido tiene más apoyos. Al final la democracia es eso. Esas son nuestras reglas para pactar con unos y con otros. Mientras el pacto ayude a que la ciudad mejore, será bueno.

¿Hay que seguir apoyando el Gobierno de Cristina Cifuentes en la comunidad autónoma?

Bueno, no es un pacto incondicional. Sabemos con quién pactamos. No nos engañamos. Ni con el PP ni con el PSOE. Sabemos su pasado y que nos puede pasar factura. Por eso siempre ponemos por delante un pacto de desconfianza, con medidas anticorrupción. Y vigilamos que se cumpla. El PP no se levantó un buen día y decidió echar a sus diputados o cargos imputados. Ni aprueba comisiones de investigación o elimina aforamientos porque quiera. Lo hacen porque les obligamos. Porque no confiábamos en ellos. Y seguimos sin confiar. En todo caso, lo que tiene que ocurrir es otra cosa. Si yo desconfío del PP, la gente que vota también debería sentir esa desconfianza y condicionar su voto. La lucha contra la corrupción requiere de una sociedad que no se deje engañar.

¿No cree que Cifuentes deba dimitir tras el informe de la Guardia Civil?

Nosotros queremos que dé la cara. Vamos a pedir en la Asamblea una comisión de investigación específica, una sesión extraordinaria para que venga a dar explicaciones. Queremos que explique si conocía o no la financiación irregular de su partido, si recibía instrucciones de Aguirre o González para firmar este tipo de contratos y si sabía que al firmar estaba contribuyendo a una financiación irregular del PP. Queremos respuestas. Pero es momento de llamar a la prudencia. Es un informe, recodemos que no está imputada. De estarlo pediríamos su dimisión inmediata como hemos hecho en Murcia. Estamos siendo contundentes. Firmamos un acuerdo que hoy se está cumpliendo. No hay imputados en la Comunidad de Madrid. Esta semana hemos visto dimitir a un viceconsejero como consecuencia de ese acuerdo. Y seguirá vigente mientras se cumpla. 

IU y Podemos proponen una moción de censura en Madrid para convocar elecciones. ¿Qué le parece?

Nosotros tratamos de ser serios pactemos con el PP o con el PSOE. Somos previsibles. No elegimos atajos de autobuses o mociones de censura. Hemos elegido un camino menos lucido, más de hormiguitas, de trabajar día a día. Cuando la gente tenga que votar creemos que elegirá alguien en quien confiar. El resto son fuegos artificiales. 

Rajoy va a testificar por corrupción. ¿Siguen convencidos de apoyarle?

Convencidos nunca hemos estado. Nos costó y sigue sin ser nuestro proyecto. Por eso también ahí hay un pacto de desconfianza. Hemos puesto en marcha una comisión de investigación sobre la financiación de su partido y les obligamos a firmar cosas que el PP de hace un año nunca habría firmado. No había otra alternativa. No podíamos estar 5.000 días sin Gobierno. Es una anomalía que afectaba también a comunidades y ayuntamientos. Era irresponsable. Puedes tener una rabieta e irte al rincón, pero eso no soluciona los problemas. Ahora mismo lo que tenemos que exigir es que se cumplan nuestras políticas a través de ese pacto: la tarifa plana de autónomos, el permiso de paternidad, ayudas para evitar el fracaso escolar... Nuestros diputados son los más rentables del congreso. 

Acaban de reprobar al ministro de Justicia. ¿Debe dimitir?

Que un partido político obstruya a la Justicia o maneje los hilos de Consejo General del Poder Judicial, de la Fiscalía, que trate de poner los jueces que deben juzgarlos... Nuestra sociedad no se puede permitir perder la división de poderes. Eso genera el clima perfecto para la corrupción. Hace que crezca hasta que es tan grande que acaba supurando pese a todos los mecanismos que han introducido para taparla. Tiene que salir como en una herida es necesario que salga el pus para empezar a desinfectar. No tiene ningún sentido que los fiscales se tengan que rebelar para hacer su trabajo.

¿Forzarán su dimisión, por ejemplo con el apoyo a los Presupuestos?

Nosotros hemos conseguido muchísimo con los diputados que tenemos, pero la gente no puede olvidar que no somos decisivos. No debemos mezclar cosas. Esto va por un lado y los Presupuestos por otro. ¿O queremos jugar con el pan de las comunidades y los ayuntamientos? Las ciudades, por ejemplo, no pueden revertir el superávit en inversiones financieramente sostenibles hasta que no haya Presupuestos. Los necesitamos. Creo que no debemos mezclar cosas. 

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica