AVENTURERO

Albert Bosch

25 / 03 / 2013 10:32 Karmentxu Marín
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Se dice aventurero vital, porque igual llega al Polo Sur que trabaja para hablar consigo mismo. Su familia –mujer y tres hijos– es comprensiva. Dice que si se quedara en la rutina le echarían de casa, porque sería insoportable. Optimista, simpático, cuando no está trepando cumbres le gusta escribir y comer. Por todo lo que no come en el Everest o en la Antártida. Quiere hacer cosas que le enriquezcan. Y a sus 46 años programa ya aventuras para cuando tenga 80 o 90.

 “Tengo alta la prima de riesgo”

Tanta Antártida y tanto Everest, y resulta que la situación más límite que ha vivido fue el nacimiento de su segundo hijo.

De las más, porque es que te sobrepasa.

¿Demasiadas contracciones?

No, me encontré bastante bien. Lo pasó un poco peor mi mujer.

 

Vivir para sentirse vivo. ¿Para sentirse vivo hay que hacer todo lo que cuenta en su libro?

No, no. Yo hago estas cosas, y otras personas pueden hacer otras. Lo importante es vivir tus proyectos y ser protagonista de tus sueños.

Ha cruzado la Antártida, subido las Siete Cumbres, ocho Dakar, más de cien carreras de deportes extremos. ¿Le da el cuerpo para tanto?

Sí, Lo respeto mucho. Le doy reposo, recuperación. Para mí el proyecto es a largo plazo.

Imagino que, cuando llega a casa, tras tanto trote, a los diez minutos se aburre en el sofá.

No. Es muy importante para hacer cosas extremas estar también bien en la normalidad. Yo soy muy feliz en mi casa, con mi familia, en el día a día.

Tendrá altísima la prima de riesgo.

Sí, la tengo alta [ríe]. Entre otras cosas porque uno de mis compromisos es vivir en equilibrio entre los proyectos extremos y la normalidad y la familia. El riesgo hay que gestionarlo. Pago de seguro de vida un montonazo de dinero. Aunque lo más probable es que, si me pasa algo, sea en la autopista yendo a trabajar.

De la serie Aventureros de Nuestro Tiempo, ¿prefiere a Bárcenas, a Urdangarin o a Artur Mas, cada uno en su especialidad?

A Artur Mas, por supuesto. Pero no porque sea de Cataluña, sino porque lo respeto, y los otros están demostrando que intentaban liderar proyectos sin ningún límite, ningún valor y ninguna ética.

En su libro reproduce un diálogo entre su cuerpo y su mente. No se estará volviendo majara.

No, no [ríe]. Lo que pasa es que a veces uno tiene que ser consciente de lo que pasa en su interior, porque tenemos miedo a dialogar con nosotros mismos. Y luego sí que nos volvemos majaras, porque no nos conocemos.

¿Suele irse solo porque no hay quien le aguante?

Suelo ir siempre con compañeros. Pero a veces no me aguantan y se van, que es distinto. Y luego, la soledad buscada es muy potente.

¿Qué es lo más difícil en la Antártida: ducharse rebozándose en el hielo?

Eso es imposible de hacer. En 67 días puedo prometer y prometo, como decía nuestro querido Suárez, que no me duché ni uno solo.

Los pingüinos ni se le acercarían.

Dicen que en la Antártida no hay vida animal, pero yo creo que es porque da vueltas algún loco como yo, y no quieren vivir ahí.

¿Dónde están sus límites?

Los límites existen siempre, y además tenemos que ponerlos nosotros.  Yo lidero proyectos que tengan un beneficio para mí, pero también para la sociedad y el medio ambiente. También hay límites éticos. No todo vale para llegar al Everest o al Polo Sur, o para ganar dinero en una empresa.

¿Está pensando en alguna nueva travesura, o ya le vale?

No me vale, no. Tengo más aventuras y proyectos planificados que años para realizarlos, incluso hasta los 80 o 90 años. El más inmediato es la travesía integral del Polo Norte desde Canadá. Sería en la primavera de 2014, si conseguimos el presupuesto.

COMENTARIOS

  • Por: Antonia 26/03/2013 10:07

    Muy buena entrevista Karmentxu, escuché a Albert Bosch en una conferencia y me quedé "helada" y no sólo por sus aventuras en la Antártida :). Estoy leyendo su nuevo libro y es muy recomendable. Ya nos valdría más gente como este señor, que para vivir intensamente no necesita usar a otros, aprovecharse de nadie y algo inédito:respetando el entorno.

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica