Luces y sombras del turismo

13 / 03 / 2017 Miguel Cifuentes
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

La industria turística española, que genera un 11% del PIB, goza de buena salud empresarial, pero los sindicatos piden que se comience a repartir la recuperación de los beneficios entre los trabajadores que han visto caer su sueldo.

El turismo da empleo a 1,4 millones de trabajadores y genera unos ingresos de 125.000 millones de euros anuales. Foto: Ricard Cugat

El turismo ha batido récords en 2016, ha sido el mejor año de la historia de España, con 75,4 millones de turistas extranjeros. El PIB turístico creció un 4,6%, por encima de la economía española, y las perspectivas para 2017 son buenas, como dice el Gobierno y confirman las patronales del sector, aunque desde la parte sindical de apunta que hay un inconveniente. Se ha creado mucho empleo en los años 2015 y 2016 (el turismo genera 7 de cada 10 empleos nuevos en el sector servicios) pero el beneficio de la recuperación no llega a los trabajadores. No suben los salarios ni los empleos ganan en calidad, como denuncian las centrales UGT y CCOO. El salario medio en el sector ha bajado de 1.100 o 1.200 euros al mes en 2008, a solo 700 euros, la precariedad alcanza a dos de cada tres trabajadores y la negociación colectiva está desaparecida, con más de 500.000 trabajadores sin convenio.

Las patronales del sector, Exceltur (grandes empresas turísticas), Cehat (hoteleros) y FHER (restauradores y hosteleros), reconocen que el turismo está en forma pero son contundentes al advertir que llevamos cinco años con caída sistemática del gasto medio por turista y que la rentabilidad del año 2008 no se ha recuperado todavía. Y ante las reclamaciones de mejor empleo y mejores salarios, tienen su propio argumento: “Solo es posible subir salarios o crear empleo fijo si hay ganancias de productividad, y solo llevamos dos años de recuperación económica”. Sin embargo, por esta vez, la cifras parecen dar la razón a los sindicatos: el 95% del empleo que se crea es temporal y se ha registrado una devaluación salarial del 30% en los últimos siete años. Este 2017 arranca con un panorama más preocupante, porque con una inflación interanual del 3%, tras dos años de IPC negativo, se cierne la amenaza de un nuevo descenso del poder adquisitivo.

En la Secretaría de Estado de Turismo reconocen que el turismo va bien y ponen sordina a las reivindicaciones sindicales. “Es pronto para echar las campanas al vuelo y es necesaria la moderación salarial para mantener la competitividad. En todo caso –dicen– la recuperación salarial y la mejora de la estabilidad del empleo es competencia de las empresas. No es lo mismo una gran cadena hotelera, un hotel o un restaurante de lujo, que un pequeño bar o cafetería. En España tenemos más de 300.000 establecimientos entre hoteles y alojamientos turísticos y restaurantes, bares y cafeterías, este sector es un mundo disperso”. El ministerio responsable de Turismo despacha el asunto con una receta salomónica: “Es un tema de negociación colectiva. Hay empresas que podrían pagar mejor, pero no son la mayoría”.

Lo incontestable es que el turismo sigue siendo nuestra primera industria nacional (11,4% del PIB), que da empleo a 1,4 millones de trabajadores y genera unos ingresos de 125.000 millones de euros anuales. Sin embargo, tiene sombras como el empleo precario y los problemas de competitividad que tiene el sector, bendecido por una coyuntura favorable.

Sin triunfalismos

Exceltur repite que hay que huir del triunfalismo. “Tenemos 12 millones de turistas prestados por la inestabilidad política de países competidores de la cuenca del Mediterráneo que podemos perder en algún momento”, dicen, para añadir después que “los problemas estructurales del sector requieren de grandes acciones coordinadas entre el sector público y el sector privado”. Efectivamente, tanto las patronales Cehat, Exceltur, FHER, como los sindicatos, coinciden en dos cosas. Primero, que el viento favorable puede acabarse en cualquier momento, y hay que estar preparados para el cambio de ciclo. Y segundo, que hace falta un pacto de Estado por el turismo.

Desde los sindicatos se reivindica, sin embargo, que ya toca repartir los beneficios de la bonanza. Comisiones Obreras denuncia la precariedad del empleo y reclama un acuerdo para renovar y diversificar el sector, desestacionalizar la oferta, mejorar la formación profesional y tomar medidas para asegurar la sostenibilidad del turismo a medio y largo plazo. Todos quieren que el turismo siga siendo el 11% del PIB. Pedro Gonzalo Fuentes, responsable sectorial del sindicato, lo resume en que “no es oro todo lo que reluce y es hora de equilibrar el reparto de beneficios con la parte social y laboral”.

En CCOO utilizan un informe según el cual entre 2008 y 2016 se ha recuperado el ADR (tarifa media diaria en alojamientos) en un 4,5%, situándose en 83,3 euros; el Repvar (rentabilidad por habitación ocupada) ha crecido el 10,6% (hoy está en 53,9 euros); los visitantes han crecido un 19,8%; las pernoctaciones, un 22,8%; y las plazas hoteleras, un 8,7%. Pero el empleo solo ha crecido un 0,63%, o sea, el sector tiene la misma plantilla de 2008, cuando empezó la crisis y por el camino se ha producido una fuerte devaluación salarial, como consecuencia, dicen, de la reforma laboral vigente.

El sector de restauración y hostelería tiene los mejores datos de todo el sector turístico. En 2016 aumentó el empleo un 6,6% y tiene hoy 1,6 millones de trabajadores, de los que 1,2 millones trabajan en restauración y 395.000 en hostelería. “Hemos salido de la crisis hace dos años, tras sufrir muchísimo todos. Llevamos tres años en los que hemos generado 100.000 empleos, el 20% del empleo creado en España. Es una muestra de dinamismo y recuperación gracias a la mejora del consumo y del turismo internacional que nos llega”, dice Emilio Gallego, secretario general de la patronal FHER de hostelería y restauración. “Otra cosa es que podamos crear empleo de más calidad y mejores salarios, eso son palabras mayores. Lo primero es el empleo, y en eso estamos todos los sectores del turismo. Llevamos solo dos años de recuperación, tendrá que ser poco a poco, con prudencia y moderación salarial”, añade el empresario.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica