Los grandes bancos españoles enfilan un buen 2017

07 / 11 / 2017 José María Vals
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Las entidades cotizadas han terminado los tres primeros trimestres del año con mejores resultados que los obtenidos en 2016.

Hacia arriba. El Santander ha ganado un 10% más en el beneficio neto atribuido. Foto: P. Blázquez

Si ha habido en los últimos años un trimestre difícilmente comparable con el mismo del ejercicio anterior en la gran banca española ese ha sido el tercero de este 2017. Uno de los actores, el Banco Popular, ha pasado a ser filial de otro, el Santander, lo cual rompe cualquier posibilidad de similitud. Además, los ojos estaban puestos también en CaixaBank, por la situación en Cataluña, además de en una Bankia de la que el Gobierno no ha disimulado últimamente su intención de vender algún paquete adicional de su capital, ahora controlado en su mayoría por el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria(FROB).

En conjunto, los cinco grandes bancos cotizados (Santander, CaixaBank, BBVA, Bankia y Sabadell) han ganado conjuntamente en los nueve primeros meses del año un total de 11.407 millones de euros. Pero en esta ocasión, lo verdaderamente importante no era la cifra global sino el comportamiento de cada uno de ellos por separado. Todos han ganado más que el año pasado, aunque unos más que otros y, sobre todo, por distintas razones. Lo que sí parece es que 2017 va a ser finalmente un buen año para la banca española.

Quizás las cuentas que más expectación despertaban eran las del Santander, para ver cómo había digerido la integración del Popular. Las cifras son positivas. El banco presidido por Ana Botín reflejan una mejora del 10% en el beneficio neto atribuido de los nueve primeros meses de 2017, hasta los 5.077 millones de euros, después de haber restado a los resultados 300 millones para la integración del Popular, otros 85 millones por la integración de la unidad minorista y de la banca de consumo en Alemania, y 130 millones más por empresas participadas y otros conceptos.

A partir de ahora, esas cifras no van a lastrar las cuentas del Santander, con lo que podrá comenzar a sumar en lugar de a restar. De hecho, sin el cargo extraordinario de 300 millones por la integración del Popular, el beneficio neto del banco habría crecido un 17% en los nueve primeros meses del año.

El mayor aumento, sin embargo, ha sido el registrado por CaixaBank, cuyo beneficio acumulado hasta septiembre (1.488 millones) supone un 53,4% más que el registrado en el mismo periodo de 2016. En este caso hay dos factores fundamentales a tener en cuenta. Por un lado, la integración plena en sus cuentas de las del banco luso BPI, absorbido por la entidad española el pasado mes de febrero, y por otro, la menor carga sobre los resultados de las depreciaciones de activos inmobiliarios.

BPI ha sido el principal responsable de un beneficio extraordinario de 256 millones de euros, derivados de la conjunción de negocios. Si a esto se le suma que este año han desaparecido los 330 millones que el banco español se apuntó como pérdida de beneficio provocada fundamentalmente por activos inmobiliarios, se explica cómo el tercer trimestre de 2017 ha sido el mejor de la historia de CaixaBank.

Todos mejor

BBVA, por su parte, también ha incrementado su beneficio neto de los nueve primeros meses en un 23% hasta llegar a los 3.449 millones. El gran secreto de esta cifra hay que buscarlo en que el banco ha hecho los deberes en los recortes de costes una vez integrada totalmente la red comercial de Catalunya Banc (antigua Caixa de Catalunya), además de una reducción también importante en las cifras dedicadas a saneamientos de activos.

El banco presidido por Francisco González sigue empeñado en llevar a la entidad hacia el mundo digital y destaca de este periodo que “los clientes digitales crecen un 24% con respecto a septiembre de 2016 y alcanzan los 21,1 millones. De estos, los clientes que interactúan a través del móvil aumentan un 43%, hasta los 15,8 millones”.

En cuanto a Bankia, el beneficio neto atribuido de los nueve primeros meses del año ha ascendido a 739 millones de euros, con un incremento del 1% sobre el mismo periodo de 2016. Su consejero delegado, José Sevilla, destaca que los bajos tipos de interés siguen lastrando el margen de intereses de la banca y pone el énfasis en la fortaleza de Bankia.

Y por último, el Sabadell ha incrementado en solo un 1,1% su beneficio acumulado de los nueve primeros meses del año (654 millones), entre otras cosas porque la revalorización del euro con respecto a la libra ha reducido la aportación de su filial británica TSB.

IM.-Jordi-Gual-F

El primero. Jordi Gual, presidente de CaixaBank, el banco que más crece. Foto: Ferrán Sendra 

FRANCISCO-GONZALEZ-F

Deberes hechos. Francisco González, presidente de BBVA, que gana un 23% más. Foto: C. Álvarez

GOIRIGOLZARRI-F

Fuerte. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, que también sube. Foto: E. Naranjo

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica