Los chips prodigiosos que llegarán en 2018

30 / 01 / 2018 Juan Carlos Fernández
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

En el año 1987 Steven Spielberg produjo una película de Ciencia Ficción titulada ‘El chip prodigioso’, que consiguió ese año el Óscar a los mejores efectos especiales. 

En el año 1987 Steven Spielberg produjo una película de Ciencia Ficción titulada ‘El chip prodigioso’, que consiguió ese año el Óscar a los mejores efectos especiales. El actor Dennis Quaid interpretaba en el film a un temperamental piloto que se presta voluntario para un experimento que consistía en minituarizarle en el interior de una cápsula, para introducirla en un conejo. La cápsula en cuestión acababa, por casualidad, en el interior de otro ser humano.

Dejando la Ciencia Ficción y la cinematografía a un lado, hoy, cuarenta años después, está a punto de lanzarse un chip que esta vez sí podría tildarse de prodigioso. Se llama ‘Loihi’, y será capaz, como dice Carlos Clerencia, director general de Intel en España y Portugal, de imitar el cerebro humano. `Será el primer procesador de aprendizaje neuromórfico de su categoría, con 130.000 neuronas artificiales o nodos y 130 millones de inferencias o conexiones entre las neuronas’.

Para conocer a Loihi, sus funcionalidades, características y uso, habrá que esperar a mediados de 2018. Será entonces cuando Intel, que ha pasado un inicio de 2018 movido ante las noticias que anunciaban una vulnerabilidad de seguridad en todos sus procesadores, lo mostrará al mundo a través de varias Universidades e instituciones científicas, e imaginamos que con un gran evento mediático. Mientras tanto, la compañía americana sigue haciendo gala de su fortaleza tecnológica y en el Salón del Automóvil de Los Ángeles –que se celebró entre el uno y el diez de diciembre- enseñó su procesador para los automóviles sin conductor.

En clara competencia con Nvidia por dominar el mercado de sensores y sistemas de computación para coches autónomos, Intel presentó `EyeQ5`, un chip dirigido a autos autónomos de nivel 5, que no requieren un conductor bajo ninguna circunstancia. El nuevo procesador ‘prodigioso’ aprovecha las capacidades de prevención de colisión y asistencia avanzada al conductor que Intel obtuvo de su adquisición de la tecnológica Mobileye, que desarrolla soluciones avanzadas de detección y procesamiento de imágenes para la industria del automóvil.

Brian Krzanich, CEO de Intel, cuenta que su solución EyeQ5 ofrece 2.4 veces más poder de computación que el chip Pegasus de Nvidia para autos autónomos, presentada en octubre pasado. ‘Sin embargo, el rendimiento informático de estas soluciones en el mundo real variará según el hardware de la computadora del automóvil y otros sistemas de software’, señala la publicación digital especializada en tecnología ZDNet.

Para acelerar la implantación de sus chips en el emergente sector de la conducción autónoma, Intel ha sellado varias alianzas estratégicas. Una de ellas con Waymo, empresa desarrolladora de vehículos autónomos del conglomerado Alphabet, y otra con las alemanas BMW y Delphi, con el objetivo de poner en las carreteras un coche autónomo en el año 2021.

Exynos 9810 de Samsung y Snapdragon 8450 de Qualcomm

Además de Intel, una avalancha de nuevos procesadores ‘prodigiosos’ están en la rampa de salida para ver la luz en 2018 y competir en igualdad de condiciones con el A11 Bionic de Apple, que integra el iPhone X, y Kyron 970 que es el corazón del Huawei Mate 10. Todos ellos con una característica común: la inteligencia Artificial.

El Exynos 9810 será, según la propia Samsung, “el procesador móvil más innovador hasta la fecha y cuenta con CPU propia de tercera generación, modem LTE gigabit ultra rápido y un procesamiento de imágenes mejorado”. Un procesador que será el catalizador de la firma koreana para todos sus smartphones, y también para la industria de la automoción en la nueva era de la inteligencia artificial.

El procesador Exynos 9810 mejora la experiencia del usuario en aplicaciones relacionadas con el aprendizaje automático basado en redes neuronales, proporcionando también una mayor seguridad en los dispositivos móviles más avanzados. Esta tecnología de vanguardia permite que el procesador reconozca con precisión a las personas o elementos en las fotos, para la búsqueda rápida de imágenes o para la categorización, o a través de la detección automática de escanear la cara de un usuario en 3D para la detección facial híbrida.

Ambas características ya las realizan tanto el A11 Bionic de Apple y el Kyron 970 de Huawei, aunque por separado. Sería por tanto el Exynos  9810 de Samsung el primer chip en realizar ambas acciones, que supuestamente serían dos de las características que llegarían en el Samsung Galaxy S9 que parece se presentará en el Mobile World Congress del próximo febrero.

Aunque no lo dicen directamente, en Samsung están convencidos que su procesador es mucho más eficiente que el A11 Bionic de Apple para el reconocimiento biométrico facial. Y dicen que su Inteligencia Artificial “utiliza tanto hardware como software para la detección híbrida de rostros, por lo que es posible aplicar filtros faciales en tiempo real y más realistas, a la vez que ofrecer una mayor seguridad cuando se hace uso de la detección facial para desbloquear el dispositivo. Y para mayor seguridad el procesador cuenta con una unidad de procesamiento de seguridad independiente que protege los datos personales más esenciales, como la información facial y del iris y de las huellas dactilares”

El Snapdragon 8450 de Qualcomm, que también verá la luz este año, y que se integrará en smartphones de diferentes fabricantes, también apunta muy alto con sus características ‘inteligentes’.

El reconocimiento facial será también una de sus propuestas esenciales, ofreciendo retratos con profundidad y mejorando la estabilización óptica en la grabación de vídeo.

El CES de Las Vegas recién terminado, quizá el evento de tecnología de mayor impacto a nivel mundial, ha sido una auténtica tormenta de presentaciones de tecnologías, chips, aplicaciones, … en torno a la inteligencia artificial y los chips y superconductores ‘prodigiosos’ que serán el motor de esta tormenta en 2018. Intel ya sentencia en su propia página web que `estamos entrando en una revolución, y con los avances en inteligencia artificial, conectividad 5G, conducción autónoma y realidad virtual, este año veremos cómo los datos crearán nuevas experiencias increíbles que transformarán nuestras vidas diarias`.

Pero Intel no estará sólo. A su competidor de siempre, Qualcomm, se han unido Apple, Samung y Huawei, entre otros, que se han propuesto seguir el mismo camino y desarrollar sus propios procesadores basados en Inteligencia Artificial para llevar a los usuarios las experiencias más innovadoras y vanguardistas. Será un año, 2018, como diría el propio Steve Jobs, ‘Amazing”.

Asociación de Intel con Warner Bros

También Intel anunció hace escasas fechas una importante alianza con Warner Bros para explorar nuevas experiencias de contenidos digitales en el automóvil para los pasajeros en autos sin conductor, que ya no necesitarán prestar atención a la carretera. Se trata de la primera gran asociación entre un estudio de cine y una tecnología de construcción de automóviles sin conductor. Warner Bros, por lo que decía el comunicado conjunto entre ambas compañías `ayudará a Intel a crear experiencias de contenidos digitales, incluidas las que aprovechan la realidad virtual y aumentada`. Y el propio CEO de Intel afirma que `Intel ve a los pasajeros consumiendo vídeos y jugando juegos de realidad virtual mientras viajan en autos sin conductor, lo que también abre oportunidades para enviar anuncios a esos pasajeros’.

En Intel, no obstante, creen que la tecnología de sus procesadores prodigiosos también podrá salvar vidas. Y dicen que los sistemas autónomos representan la extensión lógica de los cinturones de seguridad, air bags y ABS. Actualmente, la tecnología ADAS (advanced driver assistance system o sistema avanzado de apoyo a la conducción) de Mobileye está siendo utilizada y salvando vidas en la carretera. Según datos de Intel, los actuales productos ADAS de Mobileye reducen un 30% el número de accidentes, salvando 1.400 vidas, evitando 450.000 colisiones y ahorrando 10.000 millones de dólares en pérdidas económicas.

Deep Lens, la primera cámara inalámbrica con Inteligencia Artificial, de Intel y Amazon

El 30 de noviembre pasado Amazon Web Services (AWS) presentó DeepLens, su primera videocámara inalámbrica completamente programable, preparada para aprendizaje profundo y orientada a desarrolladores gracias a la Inteligencia Artificial. El dispositivo se anunció durante la ponencia del consejero delegado de AWS, Andy Jassy, en su conferencia anual celebrada en Las Vegas, EE.UU. 

DeepLens combina una capacidad de procesamiento elevada con una interfaz de usuario de uso sencillo para facilitar la creación y despliegue de modelos en la nube. Impulsada por el procesador Intel Atom X5, con gráficos integrados para dar soporte a la detección y reconocimiento de objetos, DeepLens emplea herramientas y librerías de software de deep learning optimizados por Intel para ejecutar modelos de visión por ordenador en tiempo real directamente en el dispositivo, reduciendo los costes y aumentando la velocidad de respuesta en tiempo real.

`Estamos siendo testigos de una nueva ola de innovación a través de los hogares inteligentes, impulsada por los avances en inteligencia artificial y machine learning`, explicó Miles Kingston, director general del Grupo de Hogares Inteligentes de Intel. `DeepLens combinará la amplia experiencia de Intel en hardware y software para proporcionar a los desarrolladores una potente herramienta con la que crear nuevas experiencias, generando un potencial ilimitado para las integraciones en hogares inteligentes’.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica