El ladrillo vuelve a agitar la bolsa

17 / 03 / 2015 José M. Vals
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Las operaciones sobre inmobiliarias cotizadas las han devuelto a primera línea de la actualidad. Los bajos precios y la recuperación animan a los grandes inversores.

Las grandes inmobiliarias, auténtico símbolo de la crisis del ladrillo, vuelven a estar de moda. Una de ellas, Martinsa-Fadesa, porque va a protagonizar una liquidación por quiebra sin precedentes, después de que se convirtiera en la mayor suspensión de pagos de la economía española. Otra, Reyal, que hace años recogió en su regazo a la no menos famosa Urbis, el brazo inmobiliario de Banesto durante décadas, se enfrenta también a su posible liquidación si los acreedores no logran un plan de viabilidad para aceptar perdonarle un 93% de la deuda. Está en suspensión de pagos. Por el camino perdieron gran parte de su brillo nombres también emblemáticos del sector como Metrovacesa, que fue excluida de bolsa después de pasar a manos de los bancos, que cambiaron deuda por capital, y Vallehermoso, de la que se deshizo discretamente Sacyr para soltar lastre de su cartera de suelo. Pero también hay otras dos, Colonial y Realia, que se han convertido en objetivos para grandes inversores, además de una tercera, Testa, de la que Sacyr piensa sacar unos cientos de millones sacando a bolsa otra parte de su capital.

 Puede leer el artículo completo en la revista de papel y en Kiosko y más

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica