40 años de ideas y debates

04 / 10 / 2017 José María Vals
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

El Círculo de Empresarios nació al inicio de la Transición y cumple 40 años en mitad de otra época convulsa en la que vuelve a destacar la importancia de la sociedad civil.

José María López de Letona, fundador del Círculo, en 1977

Un prestigioso abogado ya fallecido narraba alguna vez cómo su padre, también afamado jurista, tuvo sus más y sus menos con el general Franco, allá por los años 50 del pasado siglo, cuando formó parte del equipo encargado de redactar una nueva ley de sociedades anónimas. Las empresas extranjeras que por aquel entonces tenían intención de poner un pie (y su dinero) en España querían una norma que des diera seguridad jurídica.

Aquella primera ley de sociedades anónimas moderna, calificada por muchos expertos de técnicamente intachable, fue promulgada a principios de los años 50 del pasado siglo, no sin antes verse sometida a un exhaustivo examen por parte del régimen franquista de la época. Tan era así, que según relataba el jurista, los autores del texto fueron llamados un día al palacio del Pardo, residencia oficial entonces del Jefe del Estado, para resolver algunas dudas.

Con un borrador de la ley entre las manos, el general Franco abrió el libro por una página que tenía marcada y, con una mezcla de asombro y temor, conminó a los expertos juristas a que le explicaran por qué se incluía la necesidad de que los accionistas votasen las decisiones de las juntas. Lo del voto en esos tiempos no estaba muy bien visto en España. Los autores de la ley le respondieron que esa votación era un mero trámite, que normalmente todo se acordaba antes por quienes mandaban en las empresas y que, en todo caso, serían votaciones privadas, en locales cerrados y sin trascendencia pública. Al final Franco estampó su firma en el texto.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el Círculo de Empresarios? Por alusiones, que la libertad de empresa, una de las ideas que impulsaron el nacimiento de esta organización, es algo imprescindible para formar parte de las economías occidentales. Y por historia, que en aquellos primeros años de la década de los 50 del pasado siglo un brillante estudiante burgalés acababa de incorporarse al mercado laboral con el título de ingeniero de caminos bajo el brazo. Se trataba de José María López de Letona, que fue el fundador del Círculo y que a pesar de ello no pudo presidirlo.

Cuando en los años 60 del siglo XX el régimen franquista se dio cuenta de que una España autosuficiente era una quimera y que, además, no podía seguir aislada del mundo, las carteras económicas de los Gobiernos de Franco comenzaron a ser ocupadas por los famosos “tecnócratas”. Eran ministros técnicos que aplicaban medidas para hacer crecer la economía y empezar a meter a España en organizaciones internacionales como la Comunidad Económica Europea (hoy Unión Europea).

1987-Ysasi-con-los-ministros-de-economia-de-la-democraciaf

Todos los ministros de Economía de la democracia, en el X aniversario

1989-Lopez-de-Letona-con-Boyer-ministro-y-Pedro-Solbes-secretario-Estado-UEf

Presentación del Libro Marrón del Círculo, en 1989, con Miguel Boyer y Pedro Solbes

2013-Luis-de-Guindos-con-Monica-de-Oriol-en-cena-sociosf

Luis de Guindos, ministro de Economía, con Mónica de Oriol, en 2013

La fundación

Uno de estos “tecnócratas” fue José María López de Letona, nombrado ministro de Industria el 29 de octubre de 1969, tras haber sido subcomisario del Plan de Desarrollo, destinado a fomentar inversiones para elevar la riqueza nacional y sacar a España del subdesarrollo. Aguantó como ministro hasta el 3 de enero de 1974, cuando tras ser cesado en el cargo, regresó a la empresa privada. Aquellos fueron años difíciles y para 1976 López de Letona ya había conseguido reunir a un grupo de 50 empresarios que, entre otras cosas, defendieran las libertades, y entre ellas, las de empresa y de mercado.

Aquel grupo de hombres de empresa, que bien pronto alcanzó los cien, liderados por José María López de Letona, fundaron el Círculo de Empresarios en 1977. Pero su gran impulsor y fundador no pudo ser su primer presidente, porque había sido nombrado gobernador del Banco de España, en sustitución de Luis Coronel de Palma. España se encontraba en plena transición hacia la democracia (en 1977 se produjeron las primeras elecciones generales) y esta asociación nacía para defender la economía libre de mercado y el papel del empresariado como motor del crecimiento.

El Círculo de Empresarios no tuvo nunca vocación de ser una patronal al uso. Ese papel lo asumió desde el principio de la Transición la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). El Círculo nacía como motor de ideas y se marcó objetivos muy ambiciosos. Inicialmente surgió con la intención de “encarar las dificultades que de modo simultáneo planteaban, por un lado, la crisis económica coincidente con el final del franquismo, y, por otro, la construcción del régimen democrático”, según señala el documento elaborado por la organización para conmemorar su 40 cumpleaños. 

2002-XXV-aniversario-presidido-por-Juan-Carlos-02f

El rey Juan Carlos preside los actos del XXV aniversario

2013-Piqué-y-Jorge-Sendagorta-(circulos-Economia-y--empresarios-vascos)-con-Monica-de-Oriol-02

Mónica de Oriol con Josep Piqué y Jorge Sendagorta en 2013

Libertad de empresa

“A lo largo de los cuatros decenios transcurridos –continúa el documento–, el Círculo de Empresarios ha puesto su trabajo al servicio de objetivos que considera fundamentales para el progreso económico y social de España, como son la defensa de la libertad de mercado y de empresa; el impulso del emprendimiento y de la función empresarial; la unidad del mercado nacional, eliminando barreras y trabas interiores; el fomento de la exportación y la internacionalización empresarial; el aumento de la dimensión y de la eficiencia de la empresa para ganar competitividad y dedicar recursos a la investigación y la innovación; la promoción de las buenas prácticas empresariales y del buen gobierno corporativo; así como el fortalecimiento de la sociedad civil, asiento fundamental de una democracia avanzada en una sociedad abierta”.

Y todos estos objetivos han girado siempre alrededor de una idea clave: la libertad. Javier Vega de Seoane, actual presidente del Círculo, lo tiene muy claro: “Podemos afirmar –dice– que la libertad le ha sentado bien a España y que su éxito ha sido el fruto de superar diferencias apelando al consenso y al acuerdo, expresiones estas de madurez democrática. Por ello, a partir de ahora, todo lo que consigamos deberá basarse en esos mismos principios, con la mirada puesta hacia el exterior y hacia el futuro. Se abre un nuevo periodo en el que trabajar juntos para materializar un proyecto integrador, del que España salga fortalecida para jugar un papel fundamental en la recomposición del proyecto europeo y en la vertebración de la comunidad iberoamericana, todo ello, en el contexto de un mundo global”.

José María López de Letona fundaba el Círculo de Empresarios en una época tremendamente convulsa como era el inicio de la transición hacia la democracia. La organización cumple 40 años en una España que comienza a sacudirse lentamente los efectos de una profunda crisis económica y sometida a tensiones políticas como la desafección de los ciudadanos, la corrupción y los desafíos territoriales nunca vistos en estas cuatro décadas.

Para Javier Vega de Seoane, uno de los problemas de fondo es la falta de un “proyecto de país ilusionante e inclusivo” para España. “Con la idea de sentar las bases de este necesario debate que permita entre todos dar forma a ese proyecto país, un comité, compuesto por socios del Círculo y por expertos de reconocido prestigio, y liderado por un socio, el hispano-sueco Ingemar Naeve, ha venido trabajando durante el último año y medio con el objetivo de poner en claro todo lo que hemos conseguido en estas cuatro décadas y definir los principales desafíos que nos aguardan en un futuro que ya es presente”, señala el presidente de la organización. Este hispano-sueco, que se confiesa encantado de tener dos patrias, Suecia por nacimiento y España por adopción, es contundente a la hora de hacer su diagnóstico: “Cuando España ha concentrado sus esfuerzos y energías en mirar hacia el futuro y hacia fuera, ha tenido éxito. Sin embargo, cuando ha quemado sus energías en mirar hacia dentro y al pasado, ha generado sufrimiento”.

A este respecto, Javier Vega de Seoane recuerda cómo los españoles que protagonizaron la Transición “decidieron mirar hacia delante, pactar y llegar a acuerdos históricos”. Para los tiempos que corren, el presidente del Círculo añade que “España necesita construir nuevamente un proyecto integrador que nos movilice, nos ilusione y nos vertebre a todos, como en su día ocurrió con la recuperación de las libertades y la democracia, la construcción de nuestro Estado del bienestar y la incorporación de pleno derecho a una Europa de la que hasta entonces nos habíamos sentido, en cierta manera, excluidos”. 

Que España funcione bien

Tras estas cuatro décadas, en las que los diferentes presidentes del Círculo han vivido etapas muy diferentes, pero casi siempre apasionantes, el documento elaborado por esa comisión de trabajo creada hace año y medio, y que ha sido bautizado como “Una España mejor para todos”, fue presentado hace pocos días en Madrid en un acto al que acudieron dos de sus autores y el arquitecto y humorista José Manuel Pérez González, Peridis, quien también recalcó que el impulso de la sociedad civil mueve obstáculos que a veces parecen insalvables.

“Por delante –señala el documento–, se abre un horizonte no exento de riesgos y, como cualquier otra época, de incertidumbre. Pero también prometedor. Hacer realidad esas potenciales promesas exigirá, en todo caso, actitudes participativas, trabajo continuado, y esa voluntad de hacer bien las cosas que se traduce siempre en calidad. Participación, esfuerzo, calidad. Para conseguir —diciéndolo coloquialmente— que este buen país que es España sea también un país que funcione bien. Una España mejor para todos”.

El gran pacto de 1977

Cómo éramos y cómo somos

En el Círculo de Empresarios se presume de independencia, de haber dicho lo que pensaban en cualquier circunstancia y con cualquier Gobierno, fuera del signo que fuera. Ahora, con motivo de su 40 cumpleaños, han completado su ya larga tradición de trabajos técnicos con uno titulado “Un pacto para un crecimiento integrador”, en el que tampoco ocultan lo que queda por hacer en la España actual. 

Es verdad que en estas cuatro décadas España ha cambiado mucho. La renta per cápita se ha doblado, el número de universitarios ha pasado del 3,6% al 28,2% de la población mayor de 16 años, la red de autopistas y autovías ha pasado de 1.100 a 15.048 kilómetros, la sanidad pública es ahora universal y gratuita, el parque de automóviles ha pasado de 8,3 a 30,1 millones de coches en circulación... Pero aún quedan cosas por hacer. “Tras una larga crisis –señala el documento–, España ha recuperado su nivel de riqueza de 2008 y lidera el crecimiento económico entre los principales países europeos. 

Pero la recuperación no es suficiente para resolver los problemas estructurales que persisten en nuestro país. Al elevado nivel de paro, especialmente de larga duración y juvenil, de endeudamiento y de economía sumergida, se une la ineficiencia de nuestro sistema educativo, el aumento de la desigualdad, el envejecimiento de la población y el deterioro de la calidad institucional. En este entorno se articula un mundo en plena transformación, más multipolar, multicultural y fragmentado del que existía cuando España empezó esta andadura democrática”. A trabajar, otros 40 años.

Pactos-de-la-Moncloa

Firma de los Pactos de la Moncloa, en 1977

Los seis presidentes que han precedido a Javier Vega de Seoane

Santiago Foncillas

Santiago-Foncillasf

José Joaquín de Ysasi-Ysasmendi

Foto-2-Jose-Joaquin-Ysasi-Ysasmendi-(1984-1992)f

Carlos Espinosa de los Monteros

Espinosa-de-los-Monterosf

Manuel Azpilicueta

Azpilicuetaf

Claudio Boada Pallarés

Claudio-Boadaf

Mónica de Oriol

Monica-de-Oriolf
Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

  • Por: HENRIETTA FERNANDO 04/10/2017 12:05

    Hola, Esto es para informar al público en general que la Sra. HENRIETTA FERNANDO, una prestamista de préstamo privado de buena reputación ha abierto una oportunidad financiera para todos los que necesitan ayuda financiera. ¿Necesita un préstamo? ¿Necesita dinero urgente para resolver un problema de emergencia? ¿O necesita un préstamo para cancelar sus deudas o financiar su proyecto? ¿Ha sido rechazado por los bancos y otras agencias financieras? No busque más, porque estamos aquí para todos sus problemas financieros. Ofrecemos préstamos rápidos y confiables a un tipo de interés del 2% a personas, empresas y sociedades independientemente de la nacionalidad del cliente o situación financiera. Nuestros términos y condiciones y claro y muy comprensible. No se requiere chequeo de crédito, 100% garantizado. Envíenos un correo electrónico a: (henriettafernandoloanfirm@gmail.com)

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica