¡Robert Langdon viene a España!

18 / 07 / 2017 Luis Algorri
  • Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡Gracias!

Dan Brown ha vendido, a base de repetir y repetir y repetir el mismo esquema del juego de la oca, 200 millones de libros.

Somos un gran país y nos quejamos de vicio, ustedes perdonen. Los hados y nuestros méritos nos concedieron los Juegos Olímpicos del 92 y la capitalidad cultural europea para Madrid, Salamanca, Santiago y San Sebastián; en 1991 albergamos la Conferencia de Paz para Oriente Medio; España es el país que más cumbres iberoamericanas ha organizado: tres, mientras que Andorra, sin ir más lejos, no ha montado todavía ninguna. Tenemos la mejor Liga de fútbol del mundo,  el gordo de Navidad casi siempre toca en España (¿no es prodigioso?), un presidente de aquí llegó a poner los pies sobre la misma mesa que un presidente de EEUU y nuestro país ha tenido el honor de ser el marco incomparable para el rodaje de varias escenas de Juego de tronos. ¿De qué nos quejamos?

Por si algo nos faltase para ser la envidia del mundo y el asombro de Damasco, pásmense: la próxima novela de Dan Brown sucede en España. Como lo oyen. Se titula Origen y la publicará Planeta a la vuelta del verano.

Esto quiere decir que el celebérrimo iconógrafo y simbologista Robertd Langdon visita, desde luego en la novela, Bilbao, Barcelona, el palacio de Oriente en Madrid y hasta la catedral de Sevilla. No tardará en llegar, presuroso tras él, Tom Hanks, que sin la menor duda rodará la correspondiente película en los escenarios originales y que debería –no sé si está en el programa de festejos; que lo pongan–  abrazarse con Jordi Hurtado, porque ambos son los actores que más décadas llevan encarnando a sus respectivos personajes, con permiso de Harrison Ford y de Sigourney Weaver.

Dan Brown conoce bien España: el nuestro es el país que más veces ha visitado (otra gloria que nos llevamos). Eso es una ventaja: seguramente impedirá que a Hanks le pase lo que a Tom Cruise y Jordi Mollà, que en el filme Noche y día celebraban las fiestas de San Fermín en medio de Sevilla.

La trama de Origen, por supuesto, es lo de menos. Langdon, que ya va teniendo una edad, acude al museo Guggenheim para ver cómo uno de sus alumnos favoritos, el multimillonario Edmond Kirsch, anuncia allí un trascendental descubrimiento que responderá a la más vieja pregunta de la especie humana: cuál es nuestro origen y nuestro destino.

Pero la cosa se complica, como es natural, y ahí comienza el habitual juego de la oca de todas las novelas de Brown: Langdon tendrá que ir corriendo de un sitio a otro para resolver un enigma que significará el comienzo de otras prisas, al final de las cuales habrá un nuevo enigma que le pondrá en la pista de otro más; y así una y otra vez hasta que al final el asunto quede más o menos en tablas.

Eso es lo que pasó en El código Da Vinci (malvado: el Opus Dei; escenario principal, París), en Ángeles y demonios (malvados: los Illuminati y unos curas malísimos; escenario, Roma), en El símbolo perdido (protagonistas aunque no demasiado malvados: los masones; escenario, Washington), en Inferno (malvados: un consorcio de locos; escenario, Florencia) y por ahí seguido hasta acabar con el catálogo. Dan Brown ha vendido, a base de repetir y repetir y repetir el mismo sencillo aunque laborioso esquema de la célebre oca, unos 200 millones de libros y ha sido traducido a 56 idiomas. Gloria y gratitud perpetuas para este creador de obras maestras de la literatura universal que, por fin, ha condescendido en poner a España en el mapa de las naciones cultas del planeta. Que ya no eres nadie si por tu calle no pasa corriendo Tom Hanks a ver si resuelve un acertijo.

Escríbanos: tiempo@grupozeta.es

COMENTARIOS

No hay comentarios

ENVIA TU COMENTARIO

  • Los campos marcados con "*" son obligatorios

Grupo Zeta Nexica